Páginas

sábado, 28 de junio de 2014

X-men: días del futuro pasado


X- Men: Días del futuro pasado
(X-Men: Days of future past)
 
(2014)
 
Director: Brian Singer.
Guión   : Simon Kinberg, Jane Goldman, Matthew Vaughn
 
HuhgHackman.
James McAvoy.
Michael Fassbender.
Nicholas Hoult.
Jennifer Lawrence.
Peter Dinklage.
 
 
 
En el futuro, los mutantes están a punto de ser extinguidos por los Centinelas. La solución está en el pasado...
 
 
Muy buenas a todos.

Hoy os traigo la última entrega con los mutantes más famosos de los cómics de toda la historia de la humanidad. Lobezno, Magneto y colegas han vuelto y por la puerta grande ya que, entre otras cosas, esta peli se ha anunciado a bombo y platillo. Por un lado, porque Brian Singer, responsable de las dos primeras pelis de la saga, vuelve a ser director. Por otro, porque esta historia lleva el título de uno de los momentos más sublimes del cómic de los X-men escrito por Chris Claremont y dibujado por John Byrne.
 
 

Muy bien, la he visto hace muy poquito y esto es lo que os puedo decir:

Me gusta mucho que la película vaya directamente al grano desde las primeras escenas. ¡Y qué escenas! Es el futuro, todo está hecho un asco y está claro que hay una guerra monstruosa donde, por primera vez (al fin) vemos unos personajes muy familiares para los seguidores del los cómics: los centinelas. Y, ¿qué son? Pues una especie de policía anti-mutante que, si ven uno, lo masacran y punto. ¿Solución al problema? Viajar al pasado para evitar que Mística (la tipa azul medio en pelotas) desencadene todo. Y, si mal no recuerdo, creo que esto sucede a los 10 minutos, más o menos. Mejor imposible porque esta inmediatez no es que sea muy habitual en las adaptaciones de los súper héroes a la gran pantalla.

Después de esta breve introducción, pero muy, muy intensa, viajamos al pasado de la mano y garras del amigo Lobezno y, lo que te queda del metraje, unas dos horas y media (has leído bien) es cuestión de que lo disfrutes poniéndote cómodo en la butaca, hinchándote a chuches y dejándote llevar. Porque de eso se trata esta peli: de pasar un rato divertido, olvidándote de todo y, de paso, descubriendo (o redescubriendo) que las cintas basadas en súper tipos son muy dignas de tener en cuenta.

A lo largo de todo el núcleo central de la peli vamos a pasar por momentos muy variados y, todos ellos, muy interesantes. Así, al hecho de que Lobezno viaje al pasado, hay que sumarle todo lo conlleva, que es mucho. Por ejemplo, tiene que regresar a la escuela, contactar con Charlas Xavier y convencerle que él mismo le manda desde el futuro. Por cierto, si ves al profe calvito con melena, dale tiempo; aún es joven. Si, además, compruebas que camina como si tal cosa, mejor ve la peli y averiguas tú la razón de todo esto. Los encuentros raros en el pasado aumentan cuando, al fin, vemos a Mercurio. Sí, ese tipo rápido que recuerda a Flash que no veas y que tiene el pelo blanco. Por suerte, le han puesto joven y le han quitado ese traje tan hortera que lucía en los cómics. ¿Más encuentros? Claro. Hablar de los X-men sin Magneto no mola. Y aquí, la siguiente parada, es el susodicho que, por supuesto, sigue albergando la misma mala baba mutante que siempre, como debe ser. ¿Más? Si, claro, porque ahí tenemos a Mística que, por suerte, tiene un papel fundamental en todo esto y es la clave y nexo perfecto para saber qué ocurre en el futuro y por qué.

Como puedes ver, la historia se la han currado y, sobre todo, la han sabido dotar de un detalle fundamental que hace que una peli de este tipo pase de ser una ñoñez brutal o una excusa para saturar al personal con escenas espectaculares a un producto bien hecho: el realismo y la verosimilitud. Gran acierto el hecho de viajar a 1973 con todo el momento histórico en ebullición por el que pasaban los Estados Unidos por aquellos años: se habla del asesinato de JFK (detalle que me ha encantado), la guerra de Vietnam, los cambios sociales de la época o la relación de los mutantes en el asunto de Bahía de Cochinos (que vimos en la última peli) A esto hay que añadir que, en determinados momentos, la acción cambia al futuro para que no se nos olvide que la cosa está pero que muy mal para los mutantes y que, a fin de cuentas, están a punto de ser extinguidos. Desde mi humilde opinión, creo que todo esto, en manos poco seguras, hubiera dado como resultado un pastiche considerable pero Singer y equipo lo han sabido manejar pero que muy bien y el resultado salta a la vista.

Otra cosa que me gustaría destacar, y que creo que merece tenerse muy en cuenta, es que, si bien aquí hay mutantes o que el sello Marvel destila influencia por todos lados, no me parece, ni mucho menos, que esta cinta se encaje dentro del barril de las típicas historias de súper héroes a las que estamos acostumbrados. Sí, hay trajes llamativos, tipos y tipas de lo más raro y se habla de una guerra pero, y esto lo digo desde mi más modesta opinión, el conjunto me ha parecido más propenso a las películas de fantasía con altas dosis de acción que a la de lo súper héroes tal como hoy las concebimos. Y conste que esto lo digo como un piropo absoluto.

Paso a los personajes. Todos ellos muy bien definidos y, sobre todo, se notan que han evolucionado. Sí, Lobezno tiene canas, Bobby, a parte de la barba que se ha dejado crecer, se ve más maduro y con los pies en el suelo. Y está claro que algo sucede entre Xavier y Magneto porque los dos se ven muy amigos. Por otro lado, Mística me parece estupenda porque tiene mucho protagonismo y un motivo para actuar muy convincente y, a fin de cuentas, humano. Trask es otra buena incorporación a todo este elenco.

¿Escenas que me han gustado? Uuuuuuf, muchas. No obstante, te voy a nombrar tres. Tranquilo, sin destriparte nada. La primera, la de Mercurio luciéndose a base de bien en el momento del tiroteo. Me ha recordado a las escenas de Clark al correr en Smallville solo que multiplicado por infinito. Me encantaría saber cómo hacen eso. La del amigo Magneto y el campo de fútbol es otra pasada que vista en la tele quedará genial pero, en la pantalla de un cine, es algo tremendo y digno de ver. Si yo algún día soy mutante, sin duda, haría lo mismo con el Bernabéu o el Calderón. Los motivos ya se verían (conste que a servidor no le gusta el fútbol ni un ápice). Por último, fijaos cómo, aunque en la Casa Blanca haya un búnker secreto para esconder al presidente (curiosa caracterización de Nixon), esto importa un comino a alguien que puede manejar el metal como Magneto: lo saca de golpe y ya está. Hay más, claro (cierta bala contra cierta mutante Pitufina) pero, como siempre digo, mejor lo compruebas tú porque, de verdad, esta peli hay que verla en cine.
 
 
 
Los efectos especiales está muy conseguidos y te vas a encontrar lo que puedes esperar en una cinta así con un presupuesto como este. Sí querría destacar que no apabullan al espectador´; están ahí para contar la historia y eso es otro punto a favor. A parte de las escenas que te he nombrado arriba, destaco el modo que han tenido de mostrar a los centinelas. ya los vimos, aunque fuese muy poquito, en la tercer entrega, La decisión final (de hecho, creo que solo una cabeza) Aquí los han cambiado un poco porque están muy evolucionados, son rápidos y, a su modo, me recuerdan un poquito a una especie de mezcla entre el T-1000 de Terminator y el micho metálico de Thor. Con todo, en conjunto, impresionantes.
 
 
 
¿Y los actores? Pues estupendo, todos ellos. Hugh Jackman es y será Lobezno se ponga quien se ponga tras él. Sí, el tipo tiene ya muchas venas, se le ve más mayor, parece algo más entrado en carnes y luce canas: algo perfecto para el personaje. De hecho, de todas sus intervenciones en la pantalla, esta es la única que creo que se aproxima un poquito a cómo es el personaje en los cómics. Y, seas o no mutante, si te levantas enseñando tu trasero (mutante) lo haces y listo. Así, algunas en el cine sueltan el silbido o la barbaridad de turno. James McAvoy, perfecto Xavier de joven que, además, se pasa casi toda la peli hecho una piltrafa. Michael Fassbender me encanta como Eric/Magneto; sin duda, dieron en el clavo con él. Jennifer Lawrence está tremenda (no pienses mal, que no voy por ahí) como Mística y, esta vez, hace algo más que lucir palmito y patadas imposibles. Nicholas Houl muy bien como Hank/Bestia, aunque se luce poquito. Peter Dinklage ha sido una gran aportación a la historia (aunque, con el doblaje y el bigote, yo oía y veía al Flanders de los Simpson. Tontería que no viene a cuento pero que tenía que soltar) Patrick Stewart e Ian McKellen aportan caché y tablas al conjunto. Hay más, claro pero, aquí, son secundarios, auqnue entre estos esté Halle Berry, Famke Janssen o James Marsden. Sí destaco a Evan Peters (An American Horror Story) como Mercurio.
 
 
 
¿Aspectos que, quizás, me han dejado algo frío? Bueno, si me pongo en plan "tengo que decir algo", señalaría que, como siempre ha ocurrido cuando Singer está al mando, quizás se da más importancia a Lobezno que a los demás. Por potro lado, me sigo quedando con ver más en acción a Coloso, que es un personaje por el que siempre he sentido cierta debilidad. Y, ya puestos, me encantó que, en la peli anterior, Magneto vistiese de rojo brillante con el casco de los cómics porque en las pelis anteriores lo mostraron muy oscuro y apagado. Aquí han vuelto a las andadas. Bueno, meros detallitos...
 
 
 
Y hasta aquí he llegado. ¿Me ha gustado? Ni lo dudes. ¿Te la recomiendo? Sí, sí y sí. Dura unas dos horas y media y se me ha pasado en un momentito. Sin duda, para este que escribe, una gran aportación al género que, repito, me parece algo distinta a lo que estamos acostumbrados a ver. Vamos a ver qué pasa en la tercera entrega.

¿Y la escena post-créditos? Claro que la hay. La vi y no me enteré de nada. Ahora acabo de caer. No te diré nada salvo una palabra: Apocalipsis...

De remate, os dejo el tráiler:

 

Vigilad el cielo.
 
 

8 comentarios:

  1. ¡Muy interesante! la veré sin duda...
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto la veas, me comentas.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Muy buena reseña, se nota que te ha gustado mucho y de las reseñas que he leído ha sido de las más interesantes. Leyendo tu reseña me acorde algo muy importante que se me estaba pasando de la película y es el que sitúen a la película en un momento concreto del tiempo y con situaciones historias que la mayoría conocemos, eso la hace muy interesante.

    La mejor escena sin duda la de mercurio, lo mejor de la película, la atmósfera más oscura que ha habido en una película de X-Men y lo que hicieron respecto a la tercera película.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Warrior. Coincido en lo de Mercurio. Está claro que, cuando quieren, hacen las cosas pro que muy bien.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Hola, Israel!

    ¡Tengo muuchas ganas de ver esta peli! Te dejé un mensaje, pero veo que no ha llegado bien. Más que nada era para decir que había visto las pelis de X-Men, pero les faltaba algo para que me engancharan. Ahora, con esta nueva saga ya ha aparecido ese pequeño empujoncito para convertirme en fan. Reconozco que el reparto ha sido un punto bastante importante ya que soy muy fan de Lawrence, Fassbender y McAvoy.

    ¡Nos leemos y felicidades por la entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      Pues no sé qué ha pasado porque tenía un monetón de mensajes en Spam sin marcarlos yo como tales.
      Volviendo a la peli, la verdad es que esta me ha encantado. Lo tratan todo de manera muy realista y, sobre todo, nada súper heróica. ya me gustó mucho al de primera generación pero, de veras, que aquí se han lucido. vamos a ver qué hacen con la tercera...
      Si la ves me comentas e intercambiamos impresiones.
      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  4. Muy buena review. Me alegra que la película te haya gustado tanto como a mi. Desde luego, es una película muy buena y de lo mejor del año, sin duda.

    Ahora mas que nunca tengo claro que Bryan Singer jamás debió haber dejado la saga mutante.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Axa.

      La verdad es que me quedé impresionado. Espero que en la tercera entrega sigan en esta línea porque, desde luego, la saga de Apocalipsis es espectacular.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar