Páginas

domingo, 15 de julio de 2018

Jurassic World: El reino caído


Jurassic World: Fallen Kingdom (2018)
Jurassic Wolrd: El reino caído.
Jurassic Wolrd: fallen kingdom.
2018.
Director: J. A. Bayona.
Guión: Derek Connolly, Collin Trevorrow.

Chris Pratt.
Bryce Dallas Howard.
Rafe Spall.
Isabella Sermaon.
James Cromwell.
Daniella Pineda.
Justice Smith.
Toby Jones.
Jeff Goldblum.
Ted Levine.


Después del desastre de Jurassic World, John Lockwood, antiguo socio de John Hammond, quiere rescatar a los dinosaurios y llevarlos a una isla...



¡Hola!

Los dinosaurios han vuelto. Y por la puerta grande, además. Y es que desde hace un par de añitos, cuando Jurassic World devolvió la esperanza a una franquicia que ya muchos pensábamos que estaba obsoleta, los grandes saurios creados en un laboratorio dispuestos a merendarse a todo el que se ponga por delante han vuelto a estar en primera línea de la taquilla. ¿La fórmula? Olvidar la segunda y tercera parte de la saga original (sobre todo ese horror de la segunda) y centrarse en las bases que Spielberg planteó en la primera entrega.

Pues bien, después de que en Jurassic World todo se saliera de madre, murieran miles de personas y se provocara una catástrofe natural de proporciones jurásicas, esta nueva entrega va a ir más allá en situaciones y personajes. ¿Listos?

Imagen relacionadaSiempre suelo comenzar hablando de la historia y esta vez no va ser una excepción. Después de una escena inicial muy, pero que muy tensa (y es que, si te metes bajo el mar en busca de un resto de dinosaurio, o te apasiona tu trabajo o te hace mucha falta el dinero), el guión nos va a plantear dos cosas. La primera, que la peli empieza prácticamente donde acaba la otra, léase en el mismo lugar en el que el monstruo de turno, el Indominus Rex, es abatido por el monstruo marino. La segunda, que aquí a va a haber una especie de trama general que rodea toda la peli, es decir, el tema de si los dinosaurios, que están libres y contentos en la isla, deben ser o no aniquilados, creando una especie de conflicto moral que divide a los personajes.



Imagen relacionada




Pues bien, teniendo esto en mente, la cinta va a tener dos partes muy bien marcadas que son las que voy a comentar.

La primera es la que sucede en la isla cuando Owen y Claire regresan con la sana intención de rescatar cuantas más especies mejor para llevarlas a una especie de retiro idílico y fuera de peligro. Esta primera parte se va a caracterizar por la tónica que ha marcado todas las pelis de la saga hasta ahora, es decir, escenas de mucha tensión, dinosaurios comiéndose a los desgraciados secundarios que pululan por la pantalla y, en definitiva, mucho, pero que mucho dino-festival del bueno. Esta primera parte está muy bien llevada y me ha parecido que las escenas de tensión son mucho más marcadas que en entregas anteriores, mostrando unos dinosaurios mucho más fieros de lo que estamos acostumbrados. Además, hay que tener en cuenta que la cosa se adereza con un detallito que complica aún más la vida a los protas: en la isla hay un volcán que ha entrado en erupción y la cosa se está yendo al garete a pasos agigantados. Es, en definitiva, el tramo aventurero y salvaje de la peli que sirve de antesala al siguiente acto.







La segunda es la que sucede cuando se deja la isla y vamos a la casa del millonario Lockwood. ¿Cómo pueden encajar unos dinosaurios en una propiedad privada? De un modo muy original: en forma de subasta para la peor gentuza posible de la mano de Mills, el supuesto hombre de confianza de Lockwood al que le gusta el dinero que no veas y que no duda en llevar a cabo ciertas acciones más que dudosas. 

Jurassic World: Fallen Kingdom (2018)Esta parte, aunque parezca mentira, está llena de buenos momentos (ver a los dinosaurios desfilar en jaulas está muy bien) y no está libre de situaciones tensas. Y es que imagina lo que puede suceder cuando tienes a dinosaurios encerrados en un sitio tan reducido como es una mansión, por muy grande que sea.  A esto, hay que añadir la presencia breve, pero intensa, de una nueva criatura creada en el laboratorio: el Indoraptor, que tiene parte de Indominus Rex y parte velociraptor, una mala bestia que encima piensa y es perfecta para la guerra. Además, hay que tener en cuenta un añadido que da que pensar, y mucho. Me refiero, claro está, al personaje de Maisie, la "nieta" de Lockwood. Y no digo nada más por aquello de hacer un sopiler del tamaño de un diplodocus.


Resultado de imagen de jurassic world fallen kingdom

Por supuesto, decir que los efectos especiales están clavados es quedarse muy cortito. No hay que olvidar que son obra de la ILM, propiedad del genio de George Lucas y que, por supuesto, no defraudan. Las tomas del volcán estallando mientras el suelo se abre son tremendas, lo mismo que todos y cada uno de los momentos de los animales, que te los crees a pies juntillas. Aunque seleccionar un momento es muy difícil, por no decir imposible, tengo que destacar la escena en la que Claire y Owen tratan de sacar sangre al Rex. Alucinante.



Bryce Dallas Howard and Justice Smith in Jurassic World: Fallen Kingdom (2018)


Resultado de imagen de jurassic world fallen kingdom


Los personajes son transparentes y diáfanos nada más salir en pantalla y no dan sorpresas. Owen sigue siendo borde, valiente y aventurero a partes iguales. Está muy bien que Claire tenga conciencia para con los animales teniendo en cuenta que ella ayudó a crearlos como espectáculo. Lockwood es el sabio de turno y a Mills le ves venir a diez kilómetros de distancia. Sí destaco a dos: Maisie, que puede dar que hablar en las próximas entregas y a Ken Wheatley, que es un tipo asqueroso pero que me cae muy bien. Vale, también hay un par que aportan el toquecito de humor para aliviar tensiones, Zia y Franklin, que no es que hagan mucho más. Es curioso cómo en las cintas de hoy en día parece que sea imprescindible tener un par de personajes más o menos graciosillos para contrarrestar tensiones variadas.



Los actores me parecen muy correctos y, en general, quedan muy bien en la pantalla. Chris Pratt y Bryce Dallas Howard repiten en la misma línea que en la peli anterior. Rafe Spall queda muy bien como Mills, lo mismo que Isabella Sermon haciendo de Maisie (este personaje, en manos de Spielberg, hubiera sido una niña tonta, ñoña e indigesta) o Ted Lavine como Ken Wheatley. Jeff Goldblum sale poquito pero sigue siendo el perfecto Malcom con esas respuestas que da y James Cromwell hace lo propio como Lockwood.



Resultado de imagen de jurassic world fallen kingdom claire







Resultado de imagen de jurassic world fallen kingdom malcolm


En cuanto a alguna cosa que pueda señalar como un poco mejorable lo único que puedo decir es que, para con ciertos personajes esta cinta, lo mismo que le ocurre a sus predecesoras, puede llegar a ser un pelín predecible porque está claro, nada más salir en pantalla, lo que les va a ocurrir a Mills o a Wheatley. Vamos, que digo yo que podría suceder que algún malo de la saga quede vivo, hombre... ¿Otra cosita? Bueno, sigo sin comprender muy bien por qué, en las cintas de hoy, todos o casi todos los momentos con efectos especiales se hacen de noche y, si puede ser, como ocurre aquí, lloviendo. Vale, en la primera peli de Spielberg, el momento tiranosaurio es de noche pero luego muchas escenas son a plena luz del día. En la peli que te comento hoy todo el acto final es, repito, de noche y lloviendo. En fin..

Pues esto es todo. Un título muy digno de la saga que demuestra el resurgir de la misma y deja claro de una vez por todas que los momentos más flojos de la serie, esto es, la segunda y tercera parte originales (sobre todo el esperpento de la segunda. Me repito mucho pero tengo que decirlo) no solo son cosas del pasado; es que está olvidadas por completo. Los responsables han sabido coger un concepto que ya estaba un poco pesadito y caduco y lo han sabido revitalizar con una buena historia y giros en la trama que, sin duda, darán que hablar en próximas entregas. Ahora solo falta ver qué va a pasar en la siguiente porque el lío es mayúsculo.

Y, ahora, una pequeña pregunta para ti, que es la que sobrevuela toda la peli: si tuvieras que elegir entre aniquilar a todos los dinosaurios (otra vez) o dejarles vivir por respeto a su especia, ¿qué harías?

Ah, un consejo de vigilante del cielo: no creas que lo de esperar al final de los créditos es solo patrimonio de Marvel...


Vigilad el cielo.



Resultado de imagen de jurassic world fallen kingdom lion




sábado, 7 de julio de 2018

Ant-Man y la Avispa


Michael Douglas, Michelle Pfeiffer, Laurence Fishburne, Walton Goggins, Michael Peña, Paul Rudd, Evangeline Lilly, and Hannah John-Kamen in Ant-Man and the Wasp (2018)

Ant-Man y la Avispa.
Ant-man and the Wasp.
2018.
Director: Peyton Reed.
Guión: Chris McKenna, Erik Sommers, Paul Rudd, Andrew Barrer, Gabrie Ferrari.

Paul Rudd.
Evangeline Lilly.
Michael Douglas.
Hanna John-Kamen.
Michael Peña.
T.I. Harris.
David Dastmalchian.
Walton Goggins.
Laurence Fishburne.
Michelle Pfeiffer.

El doctor Han Pym y su hija Hope están convencidos de traer a Janet Van Dyne desde el espacio cuántico...



¡Marvel ha vuelto!

Apenas hace poco pudimos gozar con Avengers: Infinity War y, de nuevo, la Casa de las Ideas se transmuta al cine para traernos una nueva aventura de otro de sus personajes, léase Ant-Man o, en cristiano de andar por casa, el Hombre Hormiga. Pero, esta vez, no viene solo, ya que le acompaña otro de los pilares dentro del universo Marvel, es decir, su compi La Avispa.

¿Listos?

Resultado de imagen de ant man and the waspBueno, antes de entrar en faena, lo digo ya para dejar las cosas claras: esta entrega me ha parecido mejor que su predecesora (cuya reseña puedes leer aquí) La verdad es que siempre pensé que Ant-Man fue una película de presentación del personaje y tampoco creo que quisieran haber ido más allá (ahí tenemos el Capitán América o Iron Man como ejemplos de lo contrario) Pues bien, en esa primera parte ya se dejaron planteadas una serie de cosas que, por suerte, en esta segunda entrega, hemos podido degustar con más calma.

Para empezar, se nos recuerda que Janet Van Dyne, esto es, la Avispa original, acabó marchándose al mundo cuántico (esta palabra la oiréis mucho a lo largo de la peli) y, por eso, se dio por perdida. Pues bien, su marido Hank y la hija de ambos, Hope, han dado con una posible solución para hacerla regresar. Y este va a ser uno de los grandes (si no el que más) ejes en torno al cual va a girar el argumento principal. Los esfuerzos por recuperar a Janet van a ser muchos y van a implicar la colaboración de mucha gente, entre ellos, claro está, Scott Lang alias Ant-Man. Lo bueno que tiene esta trama principal es que va a estar asociada a otras algo más pequeñas que la van a reforzar de manera considerable. Así, está la del propio Scott, que sabemos que no apareció en Avengers: Infinity War porque cumple un arresto domiciliario de dos años (una explicación simple pero muy efectiva) Las andanzas y aventuras del tipo intentando salvar el pellejo para evitar que el FBI le mande a la cárcel una buena temporada están muy bien llevadas y consiguen quitar algo de hierro al tema de Janet. 

Resultado de imagen de ant man and the wasp sonny burchOtra de las tramas, relacionadas otra vez con la costilla de Hank Pym, es la de las relaciones que Hope mantiene con uno de los malos (más o menos) de la cinta, esto es, Sonny Burch. Este argumento compemeta el principal y te hace temer que Burch sea el malo de la cinta. Tranquilo, que gracias al Cielo esto no es así, ya que es un personaje más en la línea de millonario sin escrúpulos que otra cosa.

Y, a estas alturas de la película (nunca mejor dicho) te estarás preguntando por el villano propiamente dicho. Bueno, creo que lo que más se puede aproximar a ese término es sin duda el personaje del Fantasma, cuya trama, de nuevo, se asocia a Hank Pym y está relacionada, a su manera, con la vuelta a casa de Janet.

Todos estos argumentos eme han parecido muy bien mostrados en pantalla y, por encima de todo, se pueden disfrutar de manera muy sana y divertida porque avanzan como si tal cosa delante de tus ojos sin que te des cuenta. Por eso, una de las principales virtudes de la peli (o puede que la más evidente) sea ese desenfadado afán de hacer que el espectador se lo pase pipa durante toda la proyección y lo consigue sin ningún tipo de dificultad. Si vas al cine pensando en la última de los Vengadores o en algo tipo doctor Extraño o Spiderman, mejor será que te lo pienses dos veces. Esa seriedad y dramatismo de las ultimas entregas de Marvel no se da en esta peli y, lo digo de nuevo, me parece un logro. No hay que olvidar que, a fin de cuentas, estamos hablando de un tipo que se encoge y se hace gigante y de una mujer que se convierte en algo parecido a una avispa peleona. La cinta es una sucesión de aventuras que enlazan una con otras de manera ideal que consiguen que desvíes la atención de la pantalla solo para coger la chuche de turno (y, a veces, ni eso)

Otra cosa que me gustaría destacar, y ya lo anunciado un poco más arriba, es que esta nueva entrega me ha parecido más consistente, quizás, porque se han currado bastante más el argumento. Ant-Man me pareció y me sigue pareciendo una cinta de aventuras muy modestita, sin muchas pretensiones (se trataba de robar un traje) En esta avanzamos más, conocemos más a los personajes y exploramos su pasado mostrándoles muy interesantes y que, espero, se puedan explotar más aún en el futuro. Está claro que, si se lo curran, Jan Van Dyne puede dar aún mucho juego, lo mismo que Hank Pym, que parece sorprendernos en cada nueva revelación acerca del mismo.

Pero, sin duda, como dije antes, Ant-Man no es Iron Man. Ni el Capitán América. Ni Thor. Con todo el respeto, siempre le he considerado un héroe menor en la línea de Power-Man, Iron Fist, el Motorista Fantasma y muchos otros secundarios de Marvel. Por esta razón, allá donde en otros títulos de la saga hay una seriedad absoluta salpicada con algún toquecito de humor, aquí va a ser justo al revés: el humor y el cachondeo son parte del esqueleto de la peli. Scott suelta una chorrada o ironía en prácticamente todos los diálogos (mirad la conversación final con el agente del FBI) Los momentos de tensión con Hope o Hank suelen acabar en algo chistoso (aunque sea una mirada) e, incluso, en las escenas de acción y más tensión pasa algo que quita hierro a la cosa. Pero, sin duda, aquí el humor va a venir determinado por los tres individuos Luis, Dave y Kurt, que no hay escena en la que no líen algo, sobre todo, Luis, con su verborrea con el dichoso suero de la verdad de protagonista.Y es que no todo va a ser construir armaduras, tener poderes y salvar el mundo.

Resultado de imagen de ant man and the waspLos actores me parecen muy acertados. Paul Rudd se ha rebelado con un perfecto Ant-Man, por heróico y chapucero. Evangeline Lilly haciendo de Hope está muy acertada y, menos mal, en esta peli se luce mucho más que en le anterior hasta tal punto que lleva mucho del peso de la cinta. Michael Douglas es un monstruo de la pantalla y sus tablas se notan en cada plano. Walton Goggins, cosa curiosa, me recuerda mucho al papel que ya hizo en Tomb Raider (reseña aquí) solo que un poco menos serio. Hannah John-Kamen haciendo de Fantasma está bien pero creo que se pudo haber lucido más si a su personaje le hubieran dado más protagonismo. Michael Peña, T. I. Harris y David Dastmalchian lo bordan como Luis, Dave y Kurt, siendo el trío payasil de la película. Y siempre es una gozada ver a Michelle Pfeiffer, aunque solo sea un poquito. Ah, Laurence Fishburne, que para la competencia hace de Perry White, aquí cumple en su papel de Bill Foster.



Resultado de imagen de michael douglas and-man and the wasp


Resultado de imagen de scott lang ant-man and the wasp


Resultado de imagen de michelle pfeiffer the wasp

En cuanto a los efectos solo puedo decir que espectaculares. Los encogimientos y alargamientos de los personajes están clavados, lo mismo que cuando vemos que las cosas se hacen grandes o pequeñas según sea necesario. Destaco el vuelo y las tomas de acción de la Avispa que, aunque son rápidas, pueden disfrutarse sin problemas.


Resultado de imagen de ant man and the wasp


Resultado de imagen de ant man and the wasp
¿Cosas que me han parecido mejorables? Alguna que otra. 

La primera, y esto es más un comentario personal que un detalle que no me haya gustado, es que, no sé si a propósito, porque les ha salido así o porque no se han dado cuenta, la Avispa se come a Ant-Man, robándole mucho, pero que mucho protagonismo y muchas de las escenas de acción. Lo digo de nuevo: a mí no me molesta porque adoro al personaje en los cómics (gloriosa la etapa cuando e es la líder de los Vengadores en aquellos espectaculares números escritos por Roger Stern y dibujados por John Buscema) pero lo de Ant-Man y la Avispa puede resultar algo ligerito. De hecho, si nos fijamos, de Scott sabemos lo de su reclusión y poco más; con Hope el guión se luce bastante más a fondo, lo mismo que con su padre. No me parece algo malo pero quizás alguno espere más de Scott y su traje.

Resultado de imagen de ant-man and the wasp ghostUna más. Tuve la misma sensación con la primera entrega y ha sucedido lo mismo con esta: el malo me parece muy light. Es más, te puedo decir que aquí no hay un malo como tal ya que Fantasma lo único que quiere hacer es curarse de su mal (en la peli anterior era un empresario en busca del traje maravilloso para hacer dinero) Aquí nadie quiere dominar o conquistar el mundo, tan solo seguir adelante lo mejor posible. Quizás es por lo que comenté antes: Ant-Man no es un superhéroe en la misma línea que los estandartes del franquicia. A lo mejor, con un villano más espectacular, lo cosa podría haber ganado puntos. Puede...

Pues esto ha sido todo. En conjunto, una peli muy recomendable que cumple su función a la perfección, que es divertir al personal durante unas dos horas. Peli palomitera y veraniega a partes iguales que se ve sin problemas y, además, encaja en todo lo que está ocurriendo en el universo Marvel sin ninguna dificultad (a la escena final me remito y ya no digo más) ¿La recomiendo? Sin duda.

Una cosita: sí, esperad a los títulos de crédito. Siempre lo digo porque esto ya es un clásico en las pelis de Marvel. La cuestión es que esperéis de verdad. Otra cosa es si os gusta lo que os podáis encontrar al final...

Ah, comentario final: ¿Ant-Man y la Avispa? ¿En serio? Es decir, en un título, traducimos UN solo personaje y el otro no? A ver, ¿por qué no Ant-Man y The Wasp? Mejor aún, ¿y El hombre-Hormiga y La Avispa? Señor, señor, qué cosas.

Vigilad el cielo.



Resultado de imagen de ant man and the wasp



domingo, 1 de julio de 2018

Critters: ¡Ojo! Muerden




Critters:¡Ojo! Muerden.
Critters.
1986.
Director: Stephen Herek.
Guión: Dominic Muir, Stephen Herek, Don Keith Opper.


Dee Wallace.
Scott Grimes.
Nadine Van der Velde.
Billy Green Bush.
Terrence Mann.
Don Keith Opper.
Jeremy Lawrence.


Los critters, unos seres extraterrestres, huyen de su prisión espacial y llegan a la Tierra...



Buenas.


Hoy os traigo una película ochentera con todo lo que eso implica, es decir, peinados estrambóticos, vestuario cantoso y efectos artesanales. Pero, todo hay que decirlo, esta peli es una especie de clásico menor, esa que uno alquilaba en el video club y disfrutaba en casa en familia. Yo siempre la consideré algo así como el primo lejano, barato y algo cutre de los Gremlins pero eso no deja de ser una opinión mía. Bueno, recuerdos a parte, vamos allá.



Critters (1986)Tenemos por delante ochenta y dos minutos de grilladas alienígneas varias. Es quiere decir que no hay mucho tiempo para andarse por las ramas. Por eso, en la primera escena, conocemos el asteroide prisión donde ya oímos que hay ocho critters prisioneros. A eso hay que sumar un extraterrestre muy feo pero muy bien maquillado cuya cabeza recuerda que no veas al casco de Darth Vader solo que se supone que es solo hueso o carne, a saber. El susodicho contrata a unos cazarrecompensas para que los cojan que, por cierto, no tienen cara pero cuya cabeza brilla . Hala, ya tienes la peli planteada en menos de cinco minutos. No está nada mal, ¿verdad? Por supuesto, si uno la ve hoy, ya hay dos cosas claras: ni ordenadores ni nada por el estilo: maquillaje, vestuario e imaginación. Y qué bien queda, hombre.


Por supuesto, los critters van a parar a la Tierra. Y es aquí cuando vamos a conocer a los personajes. Por un lado, está la familia típica americana, esto es, matrimonio, dos hijos y granja. Brad, el chico, es la antesala de Bart Simpson: tiene un tirachinas, construye petardos con los que vuela cosas y, e su habitación, tiene un cartel que pone "Cuidado con el niño". Vamos una joya. April es la adolescente que tontea con un nuevo novio por teléfono y se lleva fatal con Brad. El padre de ambos, Jay, es el típico granjero americano macho man que viste peto, camisa a cuadros y ve un coche y piensa en cuánto heno puede llevar. Y sudoroso. La madre, Helen, es eso: madre absoluta que cocina y limpia. También conocemos a Charly, chico para todo, borrachín perpetuo y que oye a los extraterrestres desde siempre a través de sus empastes. Sí, has leído bien y si se te ocurre cuestionar algo, mejor vete a tomar una copa bien cargada.



Los cazarrecompensas, que sabemos que van a dar juego en la peli, llegan a la Tierra. Para pasar desapercibidos, unos adopta la cara de un cantante famoso, Johnny Steel. El otro la de Jeff, el ayudante del sheriff. Aquí vemos que los efectos son artesanales pero muy notables. Y, repito, sin ordenador. 


Scott Grimes and Don Keith Opper in Critters (1986)El guión se permite tomar su tiempo y, por eso, nos presenta mejor aún a la familia prota. Así, conocemos a Steve, el novio de April que, nada más verlo, sabes dos cosas: que es el capullo de la peli Titanic y que, el pobrecito, es carne de cañón. De paso, vemos cómo Charly y Brad usan el culo de April como diana con un tirachinas (el niño se las trae) o, durante la cena, volvemos a comprobar que estamos ante la típica familia americana que como salsas, purés y mazorcas de maíz como posesos.


Resultado de imagen de critters dee wallace



¿Y los critters? Porque, vale, ya conocemos a los protas y podemos hacer nuestras cábalas acerca de quién va a caer primero pero lo que uno quiere es ver a esos seres en acción. Nada, para ir entrando en materia, vemos cómo April y Steve se den el lote con casette incluido (los padres deben ser sordos)  Los critters están al llegar pero hay una cosa que me ha gustado mucho y que me parece muy efectiva: el director se las apaña para hacer que no los veamos de manera clara. Para ello, utiliza la visión subjetiva para que el espectador vea lo que ven las criaturas. Muy buen detalle.



Billy Green Bush, Scott Grimes, and Dee Wallace in Critters (1986)Y, al fin, atacan. Primero se ceban con el padre (que siempre me ha caído mal) y, durante estas escenas, de nuevo, los entrevemos pero no los llegamos a distinguir de manera muy clara. De este modo, se mantiene cierto misterio y ganas de ver más. Sí, muerden y lanzan púas, pero no los llegamos a distinguir con claridad. Para que sea así, tenemos que volver con April y Steve, que siguen pasándoselo pipa y los bichos, ya en todo su esplendor, matan al chico mientras April, en el colmo de la inutilidad, se queda gritando pero sin dejar de mirar. 


Critters (1986)


Nadine Van der Velde in Critters (1986)
Ten novia para esto.


De este modo sabemos qué quieren los critters: comer. Nada de invasiones y nada de caer bien en contrapunto a sus antecesores los Gremlins. Los critters son feos, se notan que son muñecos que no veas y tienen cara de mala leche y son unos asesinos que devoran sin pensar. Ahí está el momento en que Brad le lanza a uno un petardo, se lo come y le explota en la boca, lo cual lleva a una conclusión: son critters y estupidos. 



La peli se acelera porque, está claro, ahora empieza la diversión en la pantalla. Los cazarrecompensas intergalácticos, que son muy avanzados pero conducen hacia atras (...), entran en una iglesia preguntando por los critters lo mismo que tu o yo preguntamos por tomates en la frutería. En un momento de chifladura integral, unos de ellos cambia la cara de Jeff (se copió de él cuando era un cadáver) por la del reverendo, se lían a tiros contra el órgano y se van conduciendo hacia atrás. Y aquí paz y después gloria. Curioso el modo de actuar de los maromos porque, un par de escenas después, hacen lo mismito en la bolera solo que, esta vez, le pegan un tiro a la tele. 



Resultado de imagen de critters Johnny Steel


Tengo que admitir que los momentos de los cazarrecompensas son los que siempre se me han hecho un pelín cuesta arriba porque lo que uno quiere es ver a los critters en acción, léase matando y soltando tacos. Sí, los critters hablan. Es uno de los momentos cumbres de la peli. Pero hablan para soltar palabrotas, como está mandado.



Critters (1986)Pero, si has vivido en los años ochenta, gloriosos y horteras, sabrás que, si una película incluía seres raros, había un momento de lucimiento en plan festival de los mismos. Sucedió con los Gremlins, con los fantasmas en los Cazafantasmas o con los Ewoks en el mismísimo El retorno del Jedi. Y estos critters que, de algún modo, son los primos lejanos, cutres y estúpidos de los Gremlins, no iban a ser una excepción. Por eso, en los minutos que quedan de metraje (que no son muchos) vamos a ser testigos de las gracias y animaladas alienígenas de estos pequeños ca... balleretes. Por eso, vemos cómo tratan de comerse a la familia protagonista, cómo uno acaba en la taza del wáter o cómo los bichitos resulta que crecen porque sí hasta alcanzar el tamaño de un adulto o más. También se comen peces de la pecera, destrozan almohadas y le mastican la cabeza a un muñeco de ET en un guiño bastante gamberro y divertido. Y es en estos momentos donde uno recuerda con nostalgia el modo de enfocar los efectos especiales en las películas de la época que, como esta, no debían de contar con un presupuesto desorbitado. Aquí hay tomas marcha atrás (el cambio de cara inicial o la escena final de la casa), los bichos son manejados con la mano de alguien y, los grandes, son tipos disfrazados ¿Se nota? Que no veas. ¿Queda mal? Para nada. Eso sí, uno no puede evitar pensar que, hoy, todo sería ordenador. Aún así, destaco el efecto de las naves y las explosiones.


Y llega el final. Por supuesto, los buenos ganan pero, aquí, me permito una reflexión: ¿Para qué se lleva el critter gigante a April a su nave. Se me ocurren tres cosas. Una, para comérsela. Dos, para pasárselo bien con ella del modo que todos sabemos. Tres, porque a los guionistas se les fue la olla y era la excusa idea para que Brad y Charly tirasen un petardo tipo bomba atómica dentro de la nave y todo explotase. Por cierto, ¿de dónde saca el niñito material para hacer esas bombas?


Pero si bien este final puede resultar curioso y predecible, ya que, desde que vemos a Brad con explosivos cual terrorista psicópata en miniatura sabemos que los petardos son la solución, más alucinante me parece lo de la casa. Para que os hagáis una idea: los critters, antes de explotar, destrozan la casa de la familia. Gracias a un aparato, la se reconstruye. ¿Alguien se sorprende? Fijaos en el sheriff, que hace un gesto tipo "Bah" Nada. A lo  mejor yo veo que mi casa se reconstruye desde cero y, oye, me quedo igual. A fin de cuentas, no deja de ser una casa.



Resultado de imagen de critters scott grimes¿Y los actores? Bueno, yo creo que cumplen si bien es cierto que esto no es para lucir una interpretación asombrosa. El más destacable es Scott Grimes haciendo de Brad, que fue un niño actor que se paseó bastante por el cine y la tele de la época. También reluce Dee Wallace porque, en los cchenta, salía en muchas pelis. Sí, es la mamá de ET y la prota de Aullidos. Y, también, coincidió con Grimes en una serie cuyo nombre no recuerdo. Nadine Van der Velde como April luce palmito (no mucho) y Billy Green Bush como el padre, Jay, siempre me ha resultado muy artificial. Don Keith Opper queda bastante bien como Charly y Terrence Mann trata de ser una especie de Terminator inexpresivo con peinado fashion interpretando a Johnny Steele y al cazarrecompensas.


Resultado de imagen de critters dee wallace


Poco más puedo decir. Esta cinta es una película de los ochenta y con eso digo muchas cosas. Es, sobre todo, diversión, pura y sana, un tipo de cine que, por desgracia, se ha ido perdiendo con el tiempo. Puede que no haya envejecido muy bien pero ese espíritu de pasarlo bien impregna cada minuto y es lo que queda y se nota, así que no dudo en recomendarla y recordarla. Ay, qué nostalgia más brutal.

Una cosita en plan detallito: el gato se llama Chewi en honor al grandioso Chewbacca de La guerra de las galaxias pero el actor de doblaje lo dice de tal modo que es imposible (o casi) notarlo. Ahí queda eso...


Vigilad el cielo.


Resultado de imagen de critters 1986