Páginas

domingo, 25 de septiembre de 2016

El libro de la selva







El libro de la selva.
(The jungle book)
(2016)
Director: Jon Favreau.
Guión: Justin Marks.


Neel Sethi.
Bill Murray.
Ben Kingsley.
Idris Elba.
Scarlett Johansson.
Lupita N'Yong'o.
Christopher Walken.
Giancarlo Esposito.



El tigre Shere Khan sabe que un cachorro humano habita en la selva y quiere matarle. Mowgli deberá ir al poblado humano para salvar la vida...



¡Hola!

Todos sabemos que, en cuestión de ideas, Hollywood está más seco que el Mar de las dunas de Tatooine y, por aquello de ir a lo seguro, está revisitando clásicos de toda la vida, esos que, hasta hace poco, considerábamos intocables pero que, evidentemente, han resultado no serlo.  Pues bien, ni la todopoderosa Disney se libra de ello (de manera voluntaria, claro) y, después de reinventar a imagen real títulos como Blancanieves, La cenicienta, o la Bella y la bestia, ahora le toca el turno a El libro de la Selva, esa peli que hace que te pongas a tararear varias de sus canciones de manera automática.







Bien, Jon Favreau, el tipo responsable de las dos primeras de Iron Man y Cowboys & Aliens es quien está tras las cámaras. Como siempre, empiezo por lo que me ha gustado...


Para comenzar, la historia. Todos la conocemos y esto no va a depararnos sorpresas: Mowgli, el cachorrito humano (parafraseando la peli de animación) debe huir de su hogar en la selva porque el tigre Shere Khan, que el el chulo y matón del barrio, se ha emperrado en que es un peligro para él y, por eso, debe matarle. La solución no es otra que Mowgli  vaya a la aldea del hombre para estar seguro. En su camino, conocerá a personajes de lo más variopintos como la pitón Kaa, el oso Baloo o el mono Louie, que no van  a hacer otra cosa que posponer el enfrentamiento entre el humano y el felino.

Como ves, la historia se respeta al cien por cien y eso es una cosa de agradecer porque, la verdad, me daba miedo que metieran morcillas del tipo Blancanieves (que, por cierto, me encantan... en el contexto de esa peli, claro) y aquí no hay sorpresas. De hecho, esta peli sigue cual fiel perrito faldero el patrón de la peli de 1967 porque, de otra forma, se hubieran cargado el encanto de la cinta. Fijaos si es fiel a la de animación que, cosa que me ha cogido por sorpresa, hasta cantan las mismas canciones. De hecho, una cosa que me sorprendió mucho es que, nada más empezar la cinta, la banda sonora de fondo es la misma que la de dibujos y temas como los de Kaa se mantienen intactos. Esto hace que, conforme va avanzando la película servidor haya tenido la sensación de pensar "a ver cómo muestran esto" o " a ver cómo van a mostrar lo otro"

No obstante, se las han apañado para hacer algo que sí me ha parecido un buen tanto a favor de la peli. Y es que, partiendo de ese respeto a la cinta original, han sabido añadir ciertos detallitos que no estaban en esta y que, al menos a mí, me han gustado. Ojo, que vienen spoilers: la muerte de Akela a manos de Shere Khan (gran momento este), la revelación de que el tigre mató al padre de Mowgli o que este es el McGuiver de la selva porque construye cosas que no veas. No son cosas muy cantosas pero enriquecen la historia.

Paso a los personajes. Son lo que uno espera: Mowgli es valiente y
decidido. Bagheera simboliza la voz de la razón mientras que Baloo es un poco más pasota. Shere Khan es, como dije antes, el malo y, desde cierto punto de vista, cobarde como él solo, ya que su influencia se basa en el miedo que genera. El rey Louie aquí resulta más serio y, además, por tamaño, parece el padre de King Kong. Cosa curiosa, he investigado en Internet y he descubierto que la especie a la que se refiere a sí mismo existió de verdad hace millones de años y, en efecto, era un simio gigantesco, cosa que contrasta con lo pequeñito y bailón que era el personaje en la peli de dibujos.





Pero si una cosa va a llamar la atención de esta cinta es, sin duda, el tema de los efectos especiales. Y es que toda la peli (salvo, quizás, algún trocito de decorado, pero me da que no mucho) está generada por ordenador quitando, claro está, a Mowgli. Los animales, los árboles, la jungla y me atrevería a decir que hasta el fuego, son tomas digitales. Pero, ojo, que están muy conseguidas y de verdad te crees que los animales salten, hablen, corran o se peleen. Shere Kahn o Kaa, solo por mencionar dos simples ejemplos, resultan impresionantes.







Y ahora, vamos a la cara B, es decir, las cosas que me han dejado más o menos frío. 

Lo reconozco; he visto la peli de animación miles de veces (y las que quedan por delante) y creo que esa cinta tiene algo especial. Vamos, que me encanta. En mi opinión, tiene una gracia distinta y soy de los que creen que en ella están, con diferencia, las mejores canciones que la Disney ha parido en toda su andadura. Pero, además, los personajes que la protagonizan tienen una chispa que solo ellos consiguieron y eso se sigue notando incluso hoy en día. Y ahí está una de las cosas que creo me patinan en esta nueva versión porque personajes como Baloo y Kaa me parece que se lucen muy poquito y, al menos yo, esperaba mucho más de ellos. 

Así mismo, debo reconocer que, si bien las canciones son agradables de escuchar (y, repito, toda una sorpresa que no esperaba), carecen de la gracia de las originales y parece que están puestas ahí más por nostalgia que por otra cosa. Aquí la del rey Louie es la que más destaca para mí porque, admitámoslo, la de la peli de animación supera lo sublime.

¿Más? Bueno, esto que voy a decir no deja de ser una opinión personal pero me faltan dos cosas. La primera, el coronel Hathi. Vale, aquí se supone que sale pero, cosa curiosa, los elefantes no hablan, quizás, por su condición de dioses creadores de la selva. ¿La otra? Unos personajes que me encantan de la peli original: los Beatles, digo... Los buitres. Durante toda la peli, viendo que seguía la pauta de la de animación, estuve deseando que salieran pero... mi gozo en un pozo. Una pena porque los cuatro me caen fenomenal.

Y fin. No lo voy a negar: a pesar de los detalles que no me han hecho mucha gracia, la peli me ha gustado mucho y he pasado un ratito muy agradable viéndola. Creo que es un ejercicio a modo de homenaje muy digno. Eso sí, no llega a tener la chispa, la gracia, el salero de la película de animación. Y es que ver a Baloo no poder evitar bailar al son de la canción del rey Louie, contemplar el numerito del simio a ritmo de jazz o los relamidos de boca de Kaa a golpe de tinta y color manuales siguen teniendo, y tendrán, muchos quilates. Tantos que, por mucho ordenador y botones que se pulsen, es algo muy difícil aún de conseguir. Con todo, ved esta versión, que os vais a divertir.

Por cierto, la próxima, La sirenita. ¿Cómo se las apañarán para las tomas bajo el mar?

Vigilad el cielo.






sábado, 17 de septiembre de 2016

Mazinger Z - Box 3






Mazinger Z -Box 3

(1972)


¡Hola!


Como saben los fans da Mazinger, estamos de enhorabuena por el lanzamiento de Bluray de la serie en una edición, al fin, como mandan los cánones, es decir, cuidada, remasterizada y muy bien presentada. La entrada que hoy os traigo es la tercera de las entregas, que se vienen a llamar Box. Si estáis interesados en la reseña del box 1 y el box 2, solo tenéis que hacer click en los enlaces anteriores y listos.

Dicho esto, y ya metidos, en faena, os puedo decir los siguiente de este box 3:


La verdad es que hay muchos puntos interesantes a tener en cuenta. Para empezar, tengo que destacar lo ingenioso de las tramas. Claro está, aquí habría que echar mucha de la culpa al anime de Go Nagai (el mangaka creador y responsable) pero lo cierto es que los argumentos de los capítulos de esta tercera entrega me parecen sublimes. La originalidad está presente en cada uno de ellos y eso se nota. No todo se limita a que los malos construyen un robot gigantesco y malvado que arrasa todo y Mazinger salva el día, no. La cosa va más allá. Las ganas de hacer el mal del doctor Infierno no tienen límites pero, además, los guiones se las apañan para que esa mala baba se dirija también a los personajes buenos. Ahí tenemos ese episodio (de mis favoritos) donde Infierno manda construir un robot que es un clon del doctor Yumi o, en otro, manda a Ashura pilotar un robot para que este posea la sensibilidad propia del ser humano (si es que se puede llamar eso a Ashura) y no se limite a ser una masa de metal sin más. 

Este apartado me lleva a otro no menos importante y que es digno
de ser tenido muy en cuenta. La gente suele tener una idea muy infantil de lo que es esta serie. Resumiendo: robots buenos contra robots malos. Craso error porque, sobre todo en este tercer box, vamos a notar algo muy significativo: el carácter adulto de muchos de los capítulos. Y aquí no estoy hablando solo de la violencia (que la hay, y mucha) sino del tono que se respira a lo largo de los episodios. Y es que, amigos vigilantes del cielo, aquí hay asesinatos, secuestros, suplantaciones varias e incluso malos tratos (atentos a ese capítulo que empieza cuando Infierno manda azotar a Ashura por incompetente), por no hablar de lo borde y orgulloso que es Koji en muchas ocasiones. ¿Más? Claro porque, por primera vez en la serie, acudimos al típico toque erótico que suele predominar en los manga y que, de momento, no había hecho acto de presencia. Ahí está ese capítulo en el que se habla de los pechos de Afrodita, de los de Sayaka y cómo a esta se le enreda la falda en una lámpara. Parece que el tiempo se detiene pero, ¡hey, esto es un manga! Por cierto, ya se empieza a entrever cierto tonteo entre Koji y Sayaka más que evidente...



Otro detalle a destacar es que los capítulos, poco a poco, comienzan a dejar de ser independientes y hay una subtrama que los une a todos. En este caso, la cosa está clara: la necesidad de que Mazinger vuele. Esto hace que Koji esté muy borde a lo largo de muchos episodios y que entendamos que Mazinger no es perfecto y, desde el aire, es un blanco fácil. Como siempre he dicho, esta es una de las principales cualidades que distingue esta serie de otras: el marcado carácter imperfecto del robot protagonista que, además de tener puntos débiles (recibe que da gusto), también tiene sus carencias, en este caso, volar. 

La animación es la propia de la época y me parece muy conseguida
salvo cuando vemos, en determinados momentos, correr a Mazinger hacia el espectador y parece que los brazos van por libre (seguro que los seguidores sabéis a qué me refiero) Eso sí, el diseño de los personajes me parece un poquito menos aniñados y, por ejemplo, Koji me resulta más adulto, lo mismo que Sayaka.

Pues esto ha sido todo por hoy. Esta serie me encanta y creo que se nota en cada palabra escrita aquí. Verla del tirón, capítulo tras capítulo, es una gozada y, además, creo que aporta detalles que, de otra forma, pueden pasar desapercibidos. Si os gusta el personaje, estos boxes son una parada obligada para disfrutarlos... las veces que haga falta.


A continuación, os dejo un resumen y un comentario de cada capítulo.



23- La táctica de las ruedas gigantes de la bestia mecánica Dam Dam.

El doctor Infierno busca los depósitos de Japanium. A la vez, el profesor Yumi recibe la visita de su sobrina Yuri.


La parte lacrimógena del capítulo con Yuri a la cabeza es lo más flojo del episodio porque la niñita da algo de asco. Aún así, la maldad de Ashura es sublime: cogerla de rehén y disfrutar machacándola y tirándola de la silla de ruedas. Con respecto a la bestia Dam Dam L2, es alucinante; una especie de taladradora gigantesca con cara sonriente incluida. 






24- La bestia mecánica supersónica Jinray.

La nueva bestia mecánica del doctor Infierno, Jinray S1, es capaz de volar a velocidad Match 5, algo contra lo que Mazinger no puede combatir.







Este capítulo hace hincapié en el gran punto débil de Mazinger: desde el aire, le pueden llover tortas a tutiplén. Esto da un toque de realidad a la serie que la diferencia de las demás. Muy buena pelea entre Mazinger y el robot enemigo.
Lo que me descuadra es el pañuelo que Koji tiene en la cabeza para estudiar.


25- La táctica de la gran erupción de los tres hermanos Aeros.

Allí donde falla una bestia mecánica, Infierno manda tres: los Aeros, para hacer que el monte Fuji explote.







Un buen capítulo que se sale de la norma ya que son varios los monstruos a los que se enfrenta Mazinger. 



26- ¡Choque! El samurái Koji contra la bestia mecánica de Ashura.

El doctor Infierno construye a Daima U5 con una premisa: al estar manejada por un ser humano, podrá igualar a Mazinger. Ashura será el piloto.


La parte de Daima U5 es muy buena porque, además, la bestia tiene una imagen espectacular. La trama de las gallinas es algo completamente desfasado hoy día pero se ve que en Japón, en aquella época, era algo de lo más normal. Eso sí, lo mejor de todo es que Mazinger muerde el polvo aquí. Lo bueno es que Infierno considera que Koji debe tener sangre samurai porque es muy bueno.

27- Operación: capturar a Afrodita A.

Los hombres de Ashura deciden secuestrar a Afrodita para conocer todos sus secretos.


La aparición de cabeza maléfica por partes que se unen es buenísima, a lo que hay que añadir los fotogramas congelados mostrando la violencia propia de la serie. Además hay que admitir que la trama es perfectamente lógica desde el punto de vista de los malos.

28- Operación encubierta: La estrategia para robar la súper aleación.

El doctor Infierno sustituye a Yumi por un robot.

El capítulo tiene un comienzo atroz: Infierno manda azotar a Ashura porque siempre fracasa. Esta escena hoy sería imposible pero en la época era de lo más normal. 



La trama de Yumi es de las que más me gustan de esta caja. Sin duda, es muy original y un modo de dar un giro de tuerca al esquema bestia mecánica/Mazinger Z.

29- El gran contraataque: ¡Potencia Mazinger!

El doctor Infierno envía a Grengus C3 a luchar contra Mazinger.



De nuevo, la violencia de la serie es explícita. Grengus C3 se esmera destrozando edificios y a la propia Afrodita sin ningún tipo de misericordia. Además, su diseño es tremendo. Palabras de Ashura: "Dale tan duro que jamás tengamos que volverle a ver la cara" Ahí queda eso. Por supuesto, la pelea entre los dos robots es bestial.

30-  ¡Shiro en peligro! ¡Adelante, Mazinger!

La bestia Brutus M3 posee dos diamantes gigantescos con los que destroza todo. Dos mineros avariciosos tratarán de robarlos.







Lo mejor del capítulo es el robot  Brutus M3, que tiene cierto eco a Mazinger. Por lo demás, es una lección en contra de la codicia muy acorde con la época.


31- La táctica de las ondas electromagnéticas de las bestias mecánicas pilotadas por rehenes.

El doctor Infierno secuestra a tres científicos para que piloten tres bestias mecánicas contra Mazinger.






Nada menos que tres bestias de aspecto impresionante para atacar a Mazinger. Pero lo mejor es la deliciosa maldad de Infierno: quiere que el hijo de uno de los científicos lo vea todo para que ruegue a Mazinger que no le mate. De este modo, las bestias podrán machacar a Koji. Sublime. Además, se demuestra de nuevo que Mazinger, a pesar e o poderoso que es, las pasa muy canutas.



32- La terrorífica bestia mecánica de tres cabezas.

Tricéfalo J3, la bestia de tres cabezas, está lista para acabar con Mazinger.






La bestia es de mis favoritas y, además, vuela. El capítulo está lleno de violencia que, incluso hoy, sorprende. Ahí está la escena del ataque a los petroleros. Pero lo más impactante es la limitación de Mazinger: si Koji lo fuerza puede romperse. Y aquí surge la gran desesperación: Mazinger debe volar.



Detalle increíbe: Sayaka agarra un mosqueo de cuidado porque... KOJI AUMENTA EL TAMAÑO DE LOS PECHOS DE AFRODITA. Su respuesta: "No me gustan los pechos pequeños. Tú debes saberlo bien" Por supuesto, ella le da un bofetón. Pero tranquilos; todo esto tiene una explicación relacionada con el vuelo de Mazinger.







33- ¡Gran asalto aéreo! Baras K9, el bandido de los cielos.

El doctor Infierno utiliza a Satán K9 contra Mazinger ya que es una bestia mecánica voladora.







La serie avanza. Mazinger se estanca en cuanto a capacidades y las bestias mecánicas de Infierno son cada vez más poderosas y perfectas. Por eso, ya empezamos a entrever los planes de Yumi para que Mazinger vuele. De nuevo, el carácter violento aumenta: no solo hay un atentado contra el avión de Yumi, sino que Ashura se lía a tiros con los supervivientes.

34- Un relámpago rojo en el cielo: Mazinger vuela.

 El doctor Infierno infiltra un espía en el laboratorio para que
averigüe cómo va Yumi progresando con las alas de Mazinger. Mientras, envía a la bestia Espía Genocida F9 a atacar.

Por primera vez, una voz en off nos resume cómo a Mazinger le han machacado muchas bestias de Infierno y nos dice que, ni es invencible y que, tarde o temprano, volará. Emocionante ver los primeros bocetos de Mazinger y sus alas. Muy buena la sorpresa del espía-robot de Infierno.
Y, por supuesto, Mazinger usa por primera vez el retro-populsor.



Vigilad el cielo.






sábado, 10 de septiembre de 2016

Stra Trek III: en busca de Spock






Star Trek III: en busca de Spock.
(Star Trek III: the search for Spock)
(1984)
Director: Leonard Nimoy.
Guión: Harve Bennet.


William Shatner.
Leonard Nimoy.
DeForest Kelley.
James Doohan.
Walter Koenig.
George Takei.
Michelle Nichols.
Robin Curtis.
Merritt Butrick.


Tras la muerte de Spock, el comandante Kirk descubre que su amigo puede estar vivo. Por eso, no dudará en viajar al planeta Génesis...



¡Saludos!

Hoy os traigo la tercera parte dentro de la saga original que configuran las pelis de Star Trek que se rodaron allá por los ochenta. Las aventuras del capitán Kirk y colegas variados continúan mientras, a la vez, conocemos de primera mano otros personajes muy interesantes.

¿Listos para emprender el vuelo?


Bien, a favor debo mencionar varias cosas. Para empezar, estas películas tienen un elemento muy significativo: no son películas independientes donde los personajes viven aventuras más o menos interesantes pero, a fin de cuentas, episodios que se puedan ver de manera aislada. Todas ellas cuentan una historia general que está enlazada a través de las distintas entregas. Por eso, esta tercera parte empieza allí donde terminó al segunda, es decir, recordándonos la muerte de Spock ¿Sorprendido al leer esto? Sí, el tipo puede morir, por raro que pueda parecer. Para ello utilizan imágenes del metraje de la peli anterior. Así, si la has visto, calientas motores; en el caso de no haberlo hecho, por lo menos, te mete en situación.

Como ya dije en la reseña de La ira de Kahn, el episodio número dos, los responsables de la misma tuvieron que aprender de lo que es el principal talón de Aquiles de la primera peli, es decir, la lentitud. Por eso, la segunda entrega fue más rapidita y ocurrían muchas cosas. En esta tercera, ese espíritu de rapidez sigue igual (gracias al cielo, a la Flota Estelar y a cualquier tipo raro de Vulcano) porque, en seguida, aparecen unos personajitos muy familiares para los seguidores de la saga y que todos, más a o menos, conocemos: los klingon. Y, ¿qué quieren? Apoderarse del proyecto Génesis, eso que hacía crecer vida de la nada y que, de nuevo, te conecta con la peli anterior. Y, ¿para qué lo quieren? Pues para dar por el saco galáctico a todo el mundo porque, por si no lo sabes, los susodichos klingon son malos, pero de esos malos que destilan mala baba y hacen daño por el placer de hacerlo.

Por esta razón, la peli, en su conjunto, va a tratar del
enfrentamiento del capitán Kirk y sus amigos con el fin de evitar que la raza klingon se haga con semejante poder. Eso, repito, de manera general. Porque aquí hay otra trama muy importante y que da título a la peli: la búsqueda de Spock que, al morir, cayó en el planeta que generó el proyecto Géneis y que lleva su nombre. Esto favorece dos cosas. Por un lado, que Leonard Nimoy (Spock) tuviera más tiempo para dirigir la peli y, por otro, que acudamos al resucitar del señor Spock cual Lázaro galáctico. Esto me gusta mucho porque, en lugar de optar por la solución fácil de "Eh, soy Spock, he vuelto", se decidieron por una solución que me parece muy original y que, sin duda, es uno de los platos fuertes de la peli: ser testigos del renacimiento de Spock tal cual y de manera literal, es decir, desde bebé. Y es que, al estar en un planeta donde se genera vida, lo que cae muerto vuelve a nacer. Vamos, de cajón de madera de pino. Pero de pino galáctico, por supuesto.




Otra subtrama muy portante y que, al menos desde mi humilde opinión, está bastante conseguida, es el carácter rebelde de Kirk y el fuerte sentimiento de amistad hacia su amigo de Vulcano. Por eso, después de enterarse que la Flota y de muchas palabritas bonitas, quiere jubilar a la Enterprise, el bueno del Kirk, harto de todo, decide ir a buscar a su amigo muerto. Pero, ¿para qué? Pues aquí viene otra sorpresa: Spock transmitió su, digámoslo así, esencial vital a alguien. ¿A quién? Solo te voy a decir una cosa: a quien menos te lo esperas. Así no te destripo toda la peli, que ya he hecho bastante.





Como puedes ver, en conjunto, la trama general me ha gustado bastante porque está alimentada de otras tramas más o menos potentes que la refuerzan y, además, están relacionadas con ella. Pero, por suerte, no todo tiene que ser guerra o filosofía vulcaniana. El guión tiene sus momentitos de humor (con esa persona que tiene la esencia vital de Spock) y, también, de tragedia ya que, por desgracia para Kirk, no todo el mundo puede morir y resucitar como Spock. Dicho de otra forma, alguien cae pero servidor no va a decir más.





Los personajes están muy bien mostrados. Los principales, es decir, Kirk y compañía, siguen fieles al espíritu de la serie y, como dije antes, conectan directamente con lo que vimos en las dos pelis anteriores, así que aquí no hay sorpresas. Los klingon me han gustado mucho porque son malos con avaricia e, incluso, si uno de ellos falla a la hora de hacer algo, el jefe se lo carga (la sombra de Darth Vader es alargada) Además, debo decir que, a pesar de que la presencia de los mismos no es que sea permanente en todo el metraje, no dejan de amargar la vida a los tripulantes de la Enterprise. La verdad es que son unos personajes que creo que pueden dar mucho juego.


Los efectos están muy bien. Se nota que el tiempo ha pasado, que la saga de La guerra de las galaxias ha marcado un antes y un después y que, en definitiva, están muy bien trabajados. Los vuelos de las naves son espectaculares y debo destacar, sobre todo, el diseño y virguerías para hacerse invisible de la nave klingon. Por otro lado, la catástrofe del planeta Génesis está muy conseguidos y, lo que he visto es pantalla, es muy creíble. Muy buen trabajo.


Le toca el turno a los actores. El elenco de la Enterprise sigue igual de bien que siempre. William Shatner (Kirk), DeForest Kelley (McCoy), George Takey (sulu), James Doohan (Socotty), Walter Koenig (Chekov) y Michelle Nichols (Uhura) cumplen bien. Nimoy sale poquito porque, como ya he apuntado, también estaba detrás de las cámaras (cosa que, según parece, le entusiasmó) Merritt Brutick como David no es que tenga muchos minutos pero sí su importancia. Robin Curtis sustituye a Kristie Allie haciendo el papel de Saavik y lo hace muy bien, muy vulcaniana. Christopher Lloyd (sí, Doc en regreso al futuro) lo borda como el klingon Kruge.




La verdad, me ha gustado bastante. Es una peli muy entretenida y bien llevada a la que, si se le puede poner algún "pero"  es porque, si no has visto la anterior, muchas cosas te pueden sonar a klingon. En su conjunto, me parece una entrega más que digna y, sin duda, te recomiendo que la veas. He leído por ahí que muchos se sintieron defraudados con ella porque es menor que La ira de Khan. Vale, para gustos, los colores. Yo te puedo decir que he pasado un rato muy divertido y, por eso, espero que te suceda lo mismo.

Vigilad el cielo.






domingo, 4 de septiembre de 2016

Las crónicas de Blancanieves: el Cazador y la reina de Hielo







Las crónicas de Blancanieves: el Cazador y la reina de Hielo
(The Huntsman: Winter's War)
(2016)

Director: Cedric Nicholas-Troyan.
Guión   : Evan Spiliotopoulos, Craig Mazin.

Chris Hemsworth.
Jessica Chastain.
Charlize Theron.
Emily Blunt.
Nick Frost.
Rob Brydon.
Sheridan Smith.
Alexandra Roach.


La hermana de la bruja Ravenna, Freya, extiende su reinado de frío por todos lados. Ahora, busca el espejo mágico de su hermana...




Hola a todos.

Desde que allá por 2012 se estrenara Blancanieves y la leyenda del cazador, estuvo cantado que habría una secuela. La cuestión era cómo se las iban a apañar con los personajes para crear otra trama en la que incluirlos. El problema vino cuando Kristen Stewart no tuvo otra cosa que hacer que liarse con el director, Rupert Sanders y este, ni corto ni perezoso, se lió con ella. Aquello no gustó ni un pelo a los ejecutivos ni al estudio hasta tal punto que el tema secuela estuvo en el aire. La primera solución fue que la Stewart no estuvisese en la trama. Aplicaron tres cuartos de lo mismo con el diretor. Entonces, ¿cómo hacer una peli de Blancanieves sin Blancanieves? 

Pues aquí te traigo la respuesta a tan agudo enigma.

Veamos, uno de los puntos que más me ha gustado es la historia. La verdad es que, dentro de las limitaciones de eliminar a Blancanieves (que sale pero de manera anecdótica) creo que se lo han currado muy bien. Por eso, me ha parecido muy correcto incluir la historia de la hermana de la malvada bruja Ravenna de la primera peli. Porque sí, amigos, las brujas, ya sean malvadas o guapísimas (ambos casos aplicables aquí) tienen hermanas. La historia de Freya me aprece muy bien hilvanada y creo que le ha sabido dar la profundidad adecuada. A fin de cuentas, la maldad, como suele ocurrir en la mayoría de los casos, no es tal, sino que viene como consecuencia de una desgracia bien gorda, ejemplo, que un amante cobarde queme a tu hija. Lógico que te conviertas en reina de hielo. Además, ese aspecto de que reclute niños a los que le impida amar me ha resultado muy original; Freya es una especie de madre protectora que quiere lo mejor para sus vástagos... aunque sean robados. Una cosita a destacar. en esto se va nada menos que media hora de peli...





Por otro lado, me ha parecido muy bien que recurran a lo único que
les queda de la peli anterior: el espejo mágico. Será muy mágico pero sigue siendo malo y hay que buscarlo ya  que ha desaparecido. Y, ¿a quién vas a llamar? ¡A Thor... digo... al cazador! Y con esto, ya tenemos la peli planteada. Añade su toque de romance con la historia de Sara y un poquito de humor con los enanos y enanas y el resultado es lo que ofrece la peli: una historia de aventuras que hace que pases el rato de manera muy agradable y distraída. Además, la peli tiene un par de giros en el argumento que me parecen muy acertados y que rompen un poquito lo lineal que, a priori, puede llegar a parecer. Tranquilos, que no pienso decir cuales por aquello de que no me odies mucho. Sí voy a darte una pista: algunas persona no son lo que parecen... Ahí queda eso.



Los efectos especiales están muy logrados pero es cierto que, en esta ocasión, se lucen bastante  menos comparados con la anterior entrega y no resultan tan espectaculares. Vale, los goblins están muy bien y los efectos del hielo también o los el espejo, pero no más. Lo digo como algo bueno, ya que la saturación con respecto a este tema roza el cansancio de manera cercana y peligrosa.



Los personajes no pueden ser mas arquetípicos pero no por ello desacertados. Aquí tenemos al héroe de toda la vida, Eric, que salva el día lo mejor que puede. Por supuesto, el héroe debe tener su heroína y amada y Sara viene que ni pintado para eso.Claro, hay compañeros como Nion, Gryff, Mrs. Bromwyn y Doreena que alivian tensiones. Las reinas son malvadas como ellas solas y guapas (algunas, más que otras, ejem, ejem...) y son la sal del argumento. ¿Qué mas se puede pedir? 




Siguiente parada: los actores. Bueno, yo diría que bien y dan lo que se espera de ellos. Chris Hemsworth sigue en su línea de héroe fortachón y un pelín inexpresivo aunque queda muy bien de cazador. Jessica Chastain como Sara resulta valiente y alejada de la típica compañera del héroe. Pero, sin duda, aquí hay dos pesos pesados que centran la atención: Emily Blunt (Freya) y Charlize Theron (Ravenna. Esto puede considerarse spoiler pero es que, de o contrario, sería imposible hablar de nada) Las dos me parecen muy bien y mejor metidas en sus papeles. Las cara de medio pena de la primera contrastan con las de ira desaforada de la segunda y, en mi opinión, dan muy buen resultado al producto final.





¿Cosas que no me has gustado mucho? Bueno, voy a comentar una por aquello de poner algo: creo que el personaje de Blancanieves (que, repito, sale) está un poco olvidado, en especial, al final. ¿Qué pasa con ella? ¿Qué tenía con el espejo? 

Pues esto ha sido todo por hoy. para mí, una peliculita de aventuras que cumple bien con su cometido que, a fin de cuentas, es entretener. La he visto con agrado y no tengo reparos en recomendarla. Eso sí, a juzgar por el plano final... ¿habrá tercera parte? Porque más hermanas no creo que haya...

Vigilad el cielo.




domingo, 28 de agosto de 2016

Star Trek: Más allá.





Star Trek: Más allá.
(Star Trek: Beyond)
(2016)

Director: Justin Lin.
Guión   : Simon Pegg, Doug Jung.

Chris Pine.
Zachary Quinto.
Karl Urban.
Idris Elba.
Simon Pegg.
Sofia Boutella.
John Cho.
Zoe Zaldaña.
Anton Yelchin.



La Enterprise debe rescatar una nace perdida en una nebulosa. Un peligro horrible se esconde tras esta misión...



Hola a todos.



El verano es la época ideal para que blockbusters varios invadan las pantallas. Hoy os traigo uno de los más sonados y esperados: la nueva entrega de Star Trek. La verdad es que tenía muchas ganas de verla, más que nada, porque tenemos nuevo director (J.J. Abrams se fue a hacer cosas raras (y, en ocasiones, estúpidas) en el Episodio VII) y Justin Lin le sustituye. Vamos, nuevo responsable, nuevo enfoque.


Muy bien, vamos allá.


En la parte a favor puedo destacar varias cosas y la primera de ellas
es la trama. Veamos, si has visto las dos pelis anteriores, te darías cuenta de que los argumentos eran un pelín enrevesados pero, por supuesto, no por ello menos divertidos. La primera entrega hablaba del origen de todo, a lo que había que sumar el tema de la Flota Estelar, rencores romulanos, viajes en el tiempo y personajes que se reencuentran con su yo del futuro. En la segunda había terroristas intergalácticos, tipos con capacidades enormes y hasta intrigas dentro de la Flota. Todo ello, repito, llevado de manera magistral en ambas pelis. Pues bien, lo que me ha gustado mucho de esta tercera entrega es lo sencillo de la trama: en principio hay una nave perdida en una nebulosa y Kirk, que es bueno que no veas, va al rescate con la Enterprise. Por supuesto, detrás de todo esto hay un personaje que podemos llamar antagonista que se dedica a fastidiar a los buenos del peor modo posible, es decir, destruyendo todo lo que puede y que, además, tiene miras de cargarse toda una ciudad en el espacio.


¿Sencillo, verdad? Y directo. No han pasado quince minutos cuando la trama queda planteada. No se ve en la peli intención ninguna de recordar lo que ya ha ocurrido, ni siquiera de enlazarlo. con pelis anteriores. Sí, se habla del padre de Kirk pero poco más. Tanto es así que parece que lo ocurrido en las otras dos entregas es cosa del pasado y no hay razón para rescatarlo. Y, en parte, esto es así porque los colegas de la Enterprise se han metido en una misión que dura cinco años de los cuales tan solo han consumido como tres y lo que hicieron años atrás no parece importar demasiado.


Y esto me lleva a un aspecto que me ha llamado mucho la atención y que esta relacionado con lo que he escrito hasta ahora: la apariencia de episodio de la serie original que destila esta tercera cinta. No lo digo como algo malo, ¡ni mucho menos! pero me ha resultado muy evidente. Ese afán de ir directo al grano, el montón de aventuras por las que pasan los personajes en pos de una buena resolución, ese espíritu de ir al grano que tiene la cinta por los cuatro costados... Todo tiene un aire de episodio televisivo muy evidente para mí y le da ese tono que la diferencia de manera tan clara de las dos entregas anteriores. Repito: es mi opinión pero, desde luego, es algo que me ha resultado muy evidente. Además, no hay que olvidar que eso de la misión de cinco años era el discurso con el que arrancaba la voz en off de Kirk en todos los episodios de la serie original.

Por eso mismo, hay una constante en la cinta: la aventura. O, mejor dicho, la acción. En esta entrega de Star Trek la verdad es que ni se habla mucho ni se dialoga tanto como en pelis predecesoras. Desde que vemos cómo la Enterprise se mete de lleno en la nebulosa no paran de pasar cosas, todas ellas peligrosas y emocionantes, que me han mantenido pegado a la butaca del cine. Por eso, el carácter aventurero de la cinta es más que destacable. Es una acción llena de peleas, saltos, puñetazos y tiros que han hecho que, además del carácter de ciencia-ficción propio de la saga, haya que añadir el de película de acción pura y dura. ¿Será porque Lin, el director, es respobsable de varias cintas de la serie Fast and Furious?


No obstante, la peli, que puede parecer lineal durante una buena
parte del metraje, esconde una gran sorpresa, más o menos por el final, que da un buen empujón al resultado final. Tranquilo, que no voy a decir nada, pero está relacionada con cierto personaje que aporta un detalle que, para mí, da vigor a la cinta. Si quieres saber de qué hablo, ve la peli y me cuentas.


Paso a los personajes. ¿Es necesario presentarlos? Si hay algo que
me gusta de esta saga de películas es el respeto que ha demostrado hacia unos personajes icónicos a los que, de manera muy sutil, han sabido aportar detalles a sus correspondientes personalidades. Sí destaco una cosa: con diferencia, me ha parecido que en esta entrega los han cuidado y trabajado mucho más. Al estar desperdigados un buen metraje de la peli, el guión profundiza más en ellos. Por ejemplo, sabemos que Kirk está harto de ser capitán y quiere dejarlo. Spock desarrolla unos sentimientos más que claros hacia Uhura y hasta le vemos reírse (moribundo, pero se ríe, lo cual es una imagen que se te queda grabada) McCoy no deja de tirarle puyas en una relación que aquí destaca mucho (de nuevo, guiño evidente a la serie) e incluso el personaje de Scotty come muchos minutos en pantalla. 



Los actores cumplen muy bien y eso se nota. Chris Pine resulta tan heroico como un poco atormentado y, de paso, te digo que le he visto bastante mayor. Zachary Quinto, lo he dicho muchas veces, es un gran Spock y aquí se luce bastante. Karl Urban desarrolla muy bien al picajoso McCoy y a Simon Pegg se le ve muy agusto en el papel de Scotty. Idris Elba que, por si no lo sabías, sale en la peli, cumple muy bien como Krall. El resto, como ZoeZaldaña, John Cho o Anton Yelchin (qué pena de chaval) hacen lo propio en papeles menores pero reforzando a los principales. Sofia Boutella como Jaylah está muy bien bajo ese maquillaje blanco y los tatuajes (o lo que sean) en plan Darth Maul.




Con respecto a los efectos especiales, tienen el nivel que se espera de ellos en una peli de Star Trek: espectaculares. Los vuelos, las explosiones, todo lo referido a la Enterprise (que aquí le pasan muchas cosas) o la escena final en esa especie de ciudad cósmica... Todo está clavado, como no puede ser de otra forma. 





Y ahora, por aquello de compensar, voy a decir una cosa que no es que me parezca mal; es que no me gusta y así lo señalo: la perra que tienen muchos directores, entre ellos Lin, de pegar la cámara a los actores cuando hay peleas. A ver, como efecto momentáneo me gusta porque es algo muy rápido y da mucho dinamismo al momento. Pero que todo sea así, me cansa y, al menos servidor, se pierde. ¿Qué sentido tiene esto? ¿Alguien se imagina una peli de Bruce Lee con la cámara pegada a su pecho mientras sacude mamporros? Ahí queda eso.


Está muy cerca el fin... del post. ¿Hace falta decir que la recomiendo? ¡Claro que lo hago! Porque esto, amigos, es Star Trek y yo recomiendo todo lo de esta saga. ¡Hasta la peli de la Última Frontera! Y es que Star Trek es diversión, acción, mucho entretenimeinto y, por encima de todo, pelis muy bien hechas que cumplen su función a las mil maravillas, es decir, pasar un rato olvidándote de los problemas de tu planeta.


¿Qué más se puede pedir?



Vigilad el cielo.