Páginas

sábado, 20 de enero de 2018

Kung Fu contra los sietes vampiros de oro




Kung Fu contra los sietes vampiros de oro.
(The Legend of the 7 Golden Vampires)
(1974)

Director: Roy Ward Baker.
Guión: Don Houghton.

Peter Cushing.
David Chiang.
Julie Ege.
Robin Stewart.
Szu Shih.
John Forbes-Robertson.
Shen Chan.





El profesor Van Helsing acude a una aldea China para enfrentarse a los siete vampiros de oro...



Que Drácula es un personaje que el cine ha tratado de muchas y muy diversas formas es algo que, a veces, suele sorprender a muchos. Le han adaptado a dibujos animados, han hecho de él centenares de versiones que van desde mostrarlo asqueroso y malvado hasta romántico y víctima e, incluso, le han enfrentado en el Oeste a Billy el niño. Por eso, no te extrañe que, en esta ocasión, le metan en medio de patadas voladoras, puñetazos variados y demás cosas karatekas. Y es que, en el cine no hay límites.


Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampiresLa película va al grano desde la primera escena y esto no es un modo de hablar. Desde ese momento inicial, el sumo sacerdote de los Siete Vampiros de oro pide a Drácula que le ayude por aquello de volver a ser temido y respetado. Drácula, que pasa de ser un felpudo al que cualquiera puede pedir ayuda, a punto está de matar al otro desgraciado pero, luego se lo piensa y toma el cuerpo del sacerdote para poder salir de los muros que le retienen. Peli planteada, Y es un alivio porque la velocidad, a veces es muy buena premisa. Lo que queda de metraje, léase toda la peli, consiste en sentarte, dejarte llevar por la grillada mental que vas a ver y disfrutarla.




Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampiresY es por eso que la historia que nos vamos a encontrar aquí es eso: pura, simple y llana diversión. A lo largo de la misma vamos a asistir al viaje de unos personajes principales, los buenos, a una aldea para liberarla de los llamados Sietes Vampiros de oro. Por supuesto, como todo viaje interesante que se precie, va a estar plagado de varias cosas que van a hacer que la peli avance sin problemas. Así, los ataques vampíricos están a la orden del día, los personajes van a  conocerse un poco mejor y, además, hay el toque de escarceo amoroso justo, sin pasarse demasiado. 



Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampiresNo obstante, a pesar de ese afán de ir al grano, la cinta se toma el lujo de recrearse en determinados momentos iniciales que hacen que el espectador se meta más en la trama y, además, se interese por lo que sus ojos están a punto de ver. Me refiero, claro está, a esa clase magistral que Van Helsing da en China y de la que los alumnos, bastante maleducados y estúpidos, se toman a guasa y deciden irse. Lo que narra en la clase se puede entender como una historia dentro de la historia principal pero conecta con el núcleo de la trama y, encima, está muy bien contada. Además, en dicha escena, se hace referencia a Van Helsing y su pasado de lucha contra el Drácula, algo así como un modo muy efectivo de conectar esta película con las anteriores. 



Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampiresA partir de este momento, y después de la propuesta del alumno respetuoso (y un poco pelota), Van Helsing, le propone el famoso viaje. Desde aquí, la peli transpira un afán claro y saludable de divertir al personal y, al menos para mí, lo consigue con una facilidad apabullante. Ya solo por el hecho de ver a los hermanos chinos liándose a patadas con los vampiros, zombis y demás hace que el visionado de esta cinta merezca la pena porque, dicho sea de paso, además de divertida, me resulta bastante original. Y es que, en manos de otros, la idea de unos vampiros karatekas podría haber caído en el más absoluto y decepcionante caos que uno pueda imaginar Aquí, en cambio, se las apañan bastante bien para hacer, en general, un producto bastante llevadero y, como ya he dicho, divertido.

Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampires fights

Los personajes no pueden ser más típicos y, como tales, actúan. Van Helsing es el mentor de todo, sabe de todo y todos le adoran y respetan. Su hijo, Leyland, el guaperas de turno que está por eso, por guaperas y como escusa para el escarceo romántico. Hsi Ching es el héroe que pide ayuda y Vanessa y Mei Kwei las caras bonitas que todas las producciones de este tipo tienen. Eso sí, vaya esto como piropo, todo ellos muy bien presentados.


Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampires


Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampires

Y, ahora vamos a los actores. Bueno, entre unos y otros muchos hay, eso sin dudarlo, pero aquí uno brilla cual oro: Peter Cushing. Sublime Van Helsing, con esa naturalidad y templanza que caracterizaba todas y cada una de sus interpretaciones. Un monstruo de la pantalla en toda regla que, literalmente, se come a los demás. Y es que decir Cushing es acordarse de Van Helsing y viceversa. Es lo que tiene cuando interpretas un papel a la perfección. 

Imagen relacionada

Robin Stewart como Leyland cumple su función de tipo atractivo que sirve para eso, para lucir palmito. En su versión femenina están Julie haciendo de Vanessa y Szu Shih poniendo el toque femenino y karateca partiendo cabezas a diestro, siniestro y vampiro. David Chiang en su papel de Hsi Ching cumple como todos los demás haciendo lo que estos: respaldar a Peter Cuching. John Forbes-Robertson es un Drácula que trata de imitar de manera descarada el de Christopher Lee solo que con bastante más maquillaje y Shen Chan como Kah es una especie de estandarte de la peli. Y es que, si ves cualquier imagen o ilustración de la misma, le ves a él luciendo ropas japonesas, melena y colmillos bestiales.




Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampires


Imagen relacionada


Los efectos son los que puedes esperar de una peli de mil novecientos setenta y cuatro, es decir, maquillaje, niebla, humo, máscaras y mucha sangre falsa y roja. No obstante, debo decir que me gusta mucho el efecto de los zombis saliendo del suelo a cámara lenta porque produce una sensación de terror muy clásica y comprendes que no todo en la vida fueron efectos digitales. Ah y, aquí, si pinchas a un vampiro zombi, le sale humo. Y punto en boca.

Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampires


Imagen relacionada




Poco más puedo decir. La peli tiene un encanto especial, ese que poseen todas las cintas de la época y que se ve incrementado por la presencia de Peter Cushing y la del personaje de Drácula. Eso sí, bien mirada es una grillada mental de proporciones considerables y, justo por eso, el colmo de la diversión. Siempre que la veo me entretiene mucho y, ya solo por eso, te recomiendo que la des una oportunidad. Cine y terror de los de antes; cine y terror divertidos, que es de lo que se trata.

Vigilad el cielo.



Resultado de imagen de dracula and the seven golden vampires


domingo, 14 de enero de 2018

Las garras del murciélago



Las garras del murciélago.
(The bat)
(1959)

Director: Crane Wilbur.
Guión: Crane Wilbur.

Vincent Price.
Agnes Moorehead.
Gavin Gordon.
Lizzie Allen.
Elaine Edwards.
Darla Hood.


En una mansión misteriosa, un asesino conocido como El murciélago lleva a cabo horribles crímenes...



¡Hola a todos y bienvenidos!


Hoy le toca el turno a una peliculita de misterio en su estado más puro y que, cosa curiosa, es un remake de una cinta muda de 1926, para que veáis que eso de rehacer pelis no es algo exclusivo de hoy en día. La que os traigo hoy, sin duda, tiene como reclamo principal a uno de sus protagonistas, el genial Vincent Price, que pone porte y sonrisas maliciosas a partes iguales.


Muy bien, ahí voy.


Como solía ocurrir en las películas de la época, esta va al grano desde el mismo comienzo y, desde la primera escena, se nos plantea parte de la trama: una escritora (de misterio, para más inri), dice que, en una mansión que vista de lejos da miedo, ocurrieron cosas extrañas. Mejor modo de empezar, imposible. 


Resultado de imagen de las garras del murciélago 1959Lo que vamos a ver a continuación, como he dicho al principio, es una historia de crímenes y misterio en su estado más puro. Y, ojo, que esto no es en absoluto un modo de hablar. Y es que la trama nos va a ofrecer una historia en la que, atentos, hay una serie de personas encerradas en una casa donde vamos a tener un cócktel de cosas raras (y  misteriosas) que van a hacer que estés mirando a la pantalla para ver qué pasa. Así, tenemos a una escritora que investiga, criados tétricos con antecedentes, médicos chiflados, criminales varios, jefes de policías más tétricos aún y, por encima de todo, la enigmática y (de nuevo) misteriosa presencia de un asesino que se mueve en la sombra, que tiene unas garras con las que mata que da gusto y, además, usa sombrero. Y, por encima de todo, lo esencial, es decir, dinero. El guión, desde que los personajes son presentaos, se va a dedicar a jugar con el espectador de la manera más descarada que os podáis imaginar y, desde luego, lo hace muy bien y este es, quizás, el plato más fuerte del guiso que te vas a encontrar aquí. Por eso, las situaciones y diálogos tontean, engañan, confunden y marean a los espectadores con la sana intención de que estéis, durante hora y veinte minutos más o menos, pegados a la pantalla de la tele sin dejar de preguntaros quién demonios es el culpable. La pena es que servidor ya lo sabía porque había visto la versión mucha anterior. Pensé que, quizás, en este remake, habrían cambiando el final pero nada, que me equivoqué.


Resultado de imagen de the bat 1959Otro de los puntos a favor de la cinta es que, misterios y crímenes a parte, que no veas cómo los hay, toda la cinta, salvo unas pequeñas secuencias iniciales, suceden dentro de los muros de la mansión. Esto da al conjunto cierto aire claustrofóbico y agobiante bastante considerable y que, sin duda, viene muy bien a la película. Estar durante la hora y pico en ese ambiente, esperando a que los personajes caigan es, repito, agobiante pero, también, divertido.


Resultado de imagen de the bat 1959


Los personajes están muy bien presentados y, lo bueno, es que no sabes muy bien qué esperar de ellos porque, gran punto a favor, no sabes muy bien por dónde pueden salir. No olvides que, después de todo, esta es una cinta de misterio a la antigua usanza y eso debe notarse. Es, desde luego, la salsa de toda la peli porque no sabes muy ben de quién fiarte.



Resultado de imagen de the bat 1959Los actores están correctos pero, al menos para mí, la trama prima sobre todo lo demás. Agnes Moorehead está muy bien como la escritora Van Gorder y aporta cierto cinismo al personaje que le viene muy bien. Y, sí, es madre de la brujita de Embrujada. Gavin Gordon haciendo de Anderson cumple y, a su modo, despista. Y, por supuesto, Vincent Price como doctor Wells es, después de todo, Vincent Price. Me encantan las secuencias en las que él y Anderson se tiran unas pullas considerables, eso sí, con la sonrisa puesta y unos modales exquisitos. Hay más, claro pero, la verdad, estos son los principales porque, el resto, los complementan a su modo.

Resultado de imagen de the bat 1959 price



Resultado de imagen de the bat 1959¿Qué me ha parecido mejorable? Pues alguna cosita. Por ejemplo, la reacción de Wells al principio de la peli me parece demasiado fría. A ver, una migo tuyo te suelta que va a robar un montón de dinero y te quedas tan campante, algo así como el que oye llover mientras hace sus cosas. Pero, lo más curioso de todo es que, sucediendo lo que sucede en esa casa (y no veas las cosas que pasan, te lo digo yo) es que todo quisque se queda allí. Muere la gente, hay murciélagos asesinos, garras que asoman por la ventana y cadáveres que aparecen de sopetón pero eso al personal le trae al pairo: comen, cenan, duermen y hacen vida normal como si tal cosa. Claro, de no ser así, no habría peli...
Esto es todo. A mí me ha gustado y, desde luego, he pasado un ratito muy agradable con ella. No es que sea un peliculón de terror pero sí reconozco que es un misterio muy bien llevado que entretiene bastante y hace que te preguntes quién es el asesino de turno. No más, pero no menos. Os la recomiendo porque, además, sale Vincent Price y, ya solo por eso, la cosa gana puntos. Por cierto, si podéis, ved la versión muda. Está muy conseguida y tiene ciertos detallitos que esta no utiliza pero que le van muy bien.



Vigilad el cielo.


Resultado de imagen de the bat 1959





lunes, 25 de diciembre de 2017

La historia interminable



La historia interminable.
(Die unendliche Geschichte)
(1984)
Director: Wolfgang Petersen.
Guión: Herman Weigel, Wolfgang Petersen.

Barret Oliver.
Noah Hathaway.
Tami Stronach.


El mundo de Fantasía se ve amenazado por una extraña Nada que parece destruirlo todo. Solo el valiente Atreyu puede intentar salvarlo...


¡Buenas!

Hoy vengo de clásico. Y de los gordos. Y con solera porque, dicho sea de paso, esta peli es un clasicazo con mayúsculas de los años ochenta de la que todo quisque ha oído hablar aunque solo sea un poquito, bien por el libro en el que está basada, bien por la peli en sí, bien por el tipo con el pelo amarillo y de punta cantado eso de Neverending stoooOOOOOryyYY ah-ah-ah-ah-ah-ah-ah-ah-aaaaaah.

Una pequeña aclaración antes de seguir adelante: esta reseña está basada en la peli y mis impresiones sobre ella. No me voy a meter en camisas de once varas ni me voy a liar con paralelismos y comparaciones con  el libro de Michael Ende. Lo digo por si las moscas. Dicho esto, ahí voy...

Resultado de imagen de la historia interminable 1984Lo que más destaca de la cinta es una cosa por encima de todas: el maravilloso sentido de la aventura plena, simple y directa que impera a lo largo de la misma. Es cierto que, nada más empezar, la cosa parece un poco ñoña con la referencia a la muerte de la madre de Bastian y al idiota de su padre, cuya sensibilidad paterna se aproxima mucho a la de un pedrolo vulgar y corriente. Por suerte, después de esa escena y de ver que el fonómeno bullying no es algo nuevo de los tiempos que corren, Bastian se mete en esa librería, habla con el librero borde y... comienza la aventura.

Resultado de imagen de la historia interminable 1984Y es que todo lo que sucede en Fantasía es eso, pura fantasía, pura aventura. Los cánones que rigen la trama son los básicos de toda la vida, esos que valían tres mil años a. C. con Ulises, los que valieron con Frodo y El Señor de los Anillos o los que tan bien les  sirvieron a la saga Skywalker durante seis maravillosas películas: el viaje del héroe en busca de algo maravilloso que alegre la vida a todos. Aquí el héroe de turno es un jovenzuelo rompecorazones llamado Atreyu que tiene que viajar por el mundo de Fantasía para buscar el remedio que salve la vida de la Emperatriz Infantil. Por supuesto, a lo largo de ese viaje, los peligros, los personajes raros y alucinantes y las situaciones límite están servidos de manera que el espectador  no quite la vista de la pantalla y, de paso, se lo pase bomba. 

Resultado de imagen de la historia interminable 1984 esfingesPor esta razón, las aventuras de Atreyu van en crescendo a medida que la peli avanza y la urgencia por salvar Fantasía va en aumento. Así, es episodio con las esfinges, la charla con Morla y su alergia a la juventud, el Espejo Mágico que le revela toda la verdad, el Oráculo que le da la clave de lo que le pasa a la Emperatriz... Todo está diseñado para que la aventura avance y sea muy divertida. Aquí debo destacar que no todo son peligros, ya que el momento lacrimógeno que va al corazoncito del espectador está servido con el momento en que Artax se hunde en El Pantano de la Tristeza. Alucinante y recuerdo que queda para la memoria de los infantes de los ochenta que disfrutaron con esta peli.



Resultado de imagen de la historia interminable 1984 artax


¿Más momentos destacables? La llegada de Fújur, el dragón blanco con cara de perro que seguro conoces, el Comepriedras que cae fenomenal o la secuencia final en la que Bastian grita un nombre para arreglarlo todo. Todos muy bien llevados y muy bien narrados, al menos, para este que escribe.

Resultado de imagen de la historia interminable 1984 esfingesPero, sin duda, otro de los puntos a favor, ese que destaca nada más empieza, es el de los efectos especiales. Todo lo que vemos aquí existe, es real y se usó, como es obvio, para el rodaje. Dicho de otra forma, no había ordenadores, ni tomas digitales, ni se pulsaban botones para crear ilusiones. Sabemos que el Comepiedras es un muñeco, que Artax es real, que Fúrjur es un muñeco a distintas escalas y animado por varias personas o que aquí mucho del personal tiene toneladas de maquillaje. Eso le da a todo el conjunto un aire mágico y ochentero que es una de las marcas de fábrica de la película y que sienta verlo muy bien. A las generaciones de ahora les parecerá de la época del hacha de sílex pero yo opino que es una de las muchas gracias del producto. Ah, maravillosa nostalgia...

Resultado de imagen de la historia interminable 1984 bastianPaso a los actores. La verdad, a mí me gustan y creo que cumplen muy bien. Es curioso pensar que, en la época, Barret Oliver, léase Bastian,  era algo así como el niño de La Historia interminable porque era una especia de estandarte de la peli. Lo poco que sale me parece muy natural y queda muy bien. Y digo lo de "curioso" porque, sin duda, el peso de todo cae sobre los hombros de Noah Hathaway, el guaperas de Atreyu, ese por el que suspiraban muchas nenas de la época. Y con razón: piel bronceada, cabello peinado con melena, aspecto de sioux... Vamos, un caramelito. Al margen, creo que lo hizo muy bien y aportó un personaje creíble, dinámico y vulnerable (de nuevo, a la escenita de Artax hundiéndose me remito) Luego, Tami Stronach haciendo de la Emperatriz Infantil, sale poquito pero hay que reconocer que, en las escenas finales de la cinta, lo clava con esos primeros planos llorosos implorando a Bastian que diga un nombre para ella. Hay muchos más, claro, pero estos son el terceto principal y de ellos te he hablado.


Resultado de imagen de la historia interminable 1984 atreyu



Resultado de imagen de la historia interminable 1984 emperatriz


Pero no se puede hablar de La historia interminable sin hacer referencia a la canción con la que la cinta comienza y que se ha convertido en un clásico. Decir que en su época fue muy, pero que muy famosa, es quedarse muy corto porque fue, sin duda, un mega éxito con mayúsculas, negrita y subrayado. Todo el mundo la conocía y raro el que no tarareó alguna vez el estribillo. Si bien es cierto que la música fue compuesta por Giorgio Moreder, fue la voz y presencia del cantante Limahl los que obraron mucho de la magia de esta canción hasta tal punto que el tipo no tuvo un exitazo como este en los años posteriores y, de hecho, la sigue cantando (y muy bien, por cierto) como si tal cosa. Y, pienso yo, esto hay que verlo y que escucharlo:




Pero no todo debe ser bueno y sí es cierto que hay ciertas cosas que me patinan un poco y que paso a comentaros:

Para empezar, al principio se dice que no conocen el origen ni remedio de enfermedad de la Emperatriz pero sí saben que el guerrero de las gentes de la llanura si puede desafiar a La Nada y encontrar el remedio. ¿En que quedamos? ¿Saben la cura o no? Además, en dicha escena, Atreyu surge de la nada. Puede ser que estuviera escuchando, que llevara allí mucho tiempo, que se teletransportara para la ocasión o que llegara del hiperespacio, pero el caso es que surge de sopetón.

Sigo con Atreyu. El amiguito cambia de entorno como de chaqueta. Las esfinges están en terreno desértico y el Espejo Mágico está en parajes nevados. Eso sí, el tipo, que debe tener una resistencia considerable a los cambios climáticos, va sin mangas en ambos casos. El que vale, vale.

Por cierto, ¿cuántas horas pasa Bastian en ese desván del cole? ¡Porque parecen días!

Y, por último, ¿no os parece que la peli termina un poco de golpe? Todo se pone bien, Bastian se monta en Fújur, va a la ciudad como si tal cosa y humilla a los gamberros de clase y el narrador en off suelta que vivió más aventuras. Fin. Algo precipitado, ¿no?

Esto ha sido todo. En conjunto, creo que la peli sigue cumpliendo su objetivo, que es entretener, y se ha convertido en un clásico del cine de los ochenta caragdo hasta las trancas de sobredosis de nostalgia. Vista en su contexto, en aquellos maravillosos ochenta, es normal que hoy se la vea como el clásico aventurero que es. Esta película era esa que siempre veías en las estanterías del vídeo club y su trailer inundaba aquellas pelis en VHS que veías con los colegas en tu casa porque tenías un vídeo y eso te hacía guay y todopoderoso. Y, sí, me sigue gustando mucho y creo que, de vez en cuando, hay que verla. Ay, qué tiempos...

¿Unas cuantas curiosidades?

La más famosa: Michael Ende la odiaba, al consideraba una perversión, hasta tal punto que pidió que su nombre desapareciera de los títulos.

Cuando leí el libro, me alucinó ver que Fújur era un dragón normal y corriente, no el perrito cabezón de la peli.

La cinta narra solo la primera parte de la novela. En la segunda, Bastian viaja a Fantasía y se convierte en un cacique déspota, malvado y olvidadizo de proporciones bastante odiosas. Algo, claro, difícil de adaptar en una peli.

En el libro Atreyu tenía la piel verde. Vamos, lo mismito que en la peli.

Noah Hathaway (Atreyu) fue un problema en el rodaje: se le daba fatal aprender a montar a caballo, casi se ahoga en la escena de la ciénaga y, por poco, pierde un ojo al pelear contra el lobo malvado. A los adultos del rodaje no les caía muy bien. Brian Johnson, director de efectos especiales, declaró hace poco: "Noah Hathaway (Atreyu) era un poco como un grano en el culo, la verdad. A Wolfgang le costó mucho conseguir algo de él”.

Es, hasta la fecha, la producción más cara de Alemania y, también, la más taquillera.

Perlas de Michael Ende: calificó a la peli de “repugnante”, y añadió que lo que se ve en Fantasía “no supera el nivel de un club nocturno del montón” o que “en el interior de la Torre de Marfil sólo falta una bola de espejitos en el techo y un grupo de go-gós”, y que “todo lo que habría tenido que ser mágico y misterioso se ha vuelto absolutamente falto de inspiración y banal” sin olvidar que “las esfinges son una especie de strippers de tetas grandes en mitad del desierto” o que “la última parte de la película es una orgía kitsch en toda regla en los aposentos de la Emperatriz infantil que está tumbada en una cama cursi de Hollywood con concha marina de fondo incluida”. Jopé...

El Aury, esto es, el símbolo que aparce en el libro, es propiedad de Spielberg.

Se lleva hablando años de una nueva versión, mucho más cercana al libro, pero, de momento, nada de nada...

Vigilad el cielo.



Resultado de imagen de neverending story