Páginas

domingo, 22 de septiembre de 2013

La profecía


La profecía (The omen)
(1976)

Director: Richard Donner
Guión    : David Seltzer


Gregory Peck
Lee Remick
David Warner
Billie Whitelaw
Patrick Troughton
Harvey Stephens  
  

Un político adopta a un niño para paliar la pérdida del suyo. No sabe que ese niño es la reencarnación del mal…


Vamos allá con una de las películas por excelencia del género de terror y uno de los referentes más básicos, junto con El Exorcista, de un subgénero que podríamos denominar como horror referido a la figura del Maligno antonomasia. Historias como esta hemos visto a patadas pero aquí está la base de todo. No hablamos de posesiones de demonios que andan perdidos ni de una posesión directa por parte del Demonio. Nada de eso; aquí hablamos de parentescos directos ya que tratamos, nada menos, con el mismísimo hijo del Diablo.
Lo digo desde ya: esta película me gusta mucho y, al menos para mí, tiene en su haber una serie de puntos a favor que hay tener muy en cuenta. Vamos a ello:
El argumento me parece soberbio y, a su modo, muy simple, sin cosas raras ni zarandajas: aquí vamos a ver la historia del hijo del Demonio. Así, sin tapujos. Por eso, la trama comienza de manera magistral cuando vemos al embajador Thorn en su coche mientras unas palabras en off nos taladran: “El niño ha muerto”. Que así, de golpe, sepamos que su mujer ha perdido a un niño y que Thorn, para evitar el disgusto adopta al primero que pilla, me parece una forma soberbia de meter al espectador en faena. Y eso son los primeros cinco minutos de la peli. Imagínate lo que tienes por delante.
Me gusta cómo, tras ese comienzo, el argumento se ralentiza para mostrarnos a la típica familia feliz: ricos, elegantes, guapos y algo pijos. Y, encima, al padre de familia le ascienden a un buen puesto; nada menos que el nuevo embajador de Inglaterra. Vamos, además de lo anterior, son suertudos. Todo esto se muestra en unos pocos minutos pero la narración me parece muy bien llevada, sin cansar ni hacer que el espectador se aburra. Entonces, a partir de aquí, la cosa se acelera. Poco a poco, de menos a más. Por eso, pasamos a una fiesta de cumpleaños que, más bien, parece la celebración del final de la Segunda Guerra Mundial. Una voz, una niñera que se suicida… y empieza el festín satánico.
Lo que sigue a continuación, como he dicho más arriba, va poco a poco, de manera que cada acontecimiento en la vida de los Thorn es más dramático y terrorífico que el anterior. Allí donde se ahorca una niñera, viene otra con perro satánico incluido y que da un mal rollo que no veas. Si a ello le sumas que un sacerdote que mira de manera desencajada te advierte usando frases del libro del Apocalipsis, ponte a temblar. Si el pobre hombre muere empalado por un pararrayos de una iglesia, ya comienzas a pensar que puede que estén pasando cosas raras.
Pero una de las cosas buenas que tiene esta peli es que no se reduce a escenas truculentas (que no hay muchas, quitando la del desgraciado del cura), ni sangrientas ni desagradables (aquí me remito, de nuevo, a El Exorcista) El tipo de terror que vamos a ve en esta Profecía está más bien basado en golpes de efecto cuya misión principal es hacer que el espectador desee que acabe el mal trago de determinadas escenas pero que no pueda quitar los ojos de la pantalla. Por eso, en lugar de que el guión se reduzca a sangre, caras desagradables o sustos, vamos a acudir a una investigación muy bien llevada por parte de Thorn y su amigo el periodista. Así, vamos a descubrir, poco a poco, detalles acerca del pequeño y malvado Damien que van a eclosionar en la famosa escena final. Todo esto llevado con mano firme por parte de Richard Donner que, como es habitual en él, no solo saca partido de los actores sino que se recrea en una trama muy bien llevada, hilvanada y contada.
La película contiene unas cuantas escenas que merecen tenerse en cuenta y que captan el interés del espectador de manera directa. Unas son más impactantes que otras, claro pero, en el conjunto, quedan muy bien. Como ya he dicho antes, me gusta mucho el momento inicial nada más empezar la peli. No es nada raro ni terrorífico pero es una puesta en escena magistral. Cualquiera de los momentos de Damien son dignos de tener en cuenta (el de los monos, el de la iglesia…) y, claro está, mi favorito: la muerte del sacerdote, toda una lección magistral de montaje acompañado de una espectacular banda sonora (ya comentaré esto luego) Pero, como siempre digo, hay determinadas cosas que hay que ver. Observad:
Bueno, ¿eh? Hay más momentos estelares muy impactantes (como el descubrimiento de cierta losa que contiene cierto niño y ya me callo) y unas cuantas muertes a tener en cuenta pero esos los dejo que los veas y compruebes por ti mismo. Ah, y estoy seguro de que todos hemos oído hablar del famoso numerito 666 pero si preguntas por ahí qué significa o por qué es así, no creo que obtengas muchas respuestas. Muy bien, la peli da una contestación magistral en el minuto setenta más o menos. Simple pero efectivo.


Los actores me parecen muy buenos y bien metidos en sus papeles. Gregory Peck destila tablas en un papel donde rebosa naturalidad que le permite interpretar a un antihéroe, aunque siempre me ha parecido un poquito mayor para tener un hijo (impresión mía personal) Lee Remick, aunque se luce un poquito menos, queda muy bien como la sufrida Katherine (bien mirado, solo es feliz al comienzo de la peli). David Warner está muy correcto como Jennings, resultando el compañero del prota ideal en esta aventura tan oscura. Y, claro está, Billie Whitelaw y  Patrick Troughton lo clavan como la tenebrosa Señora Baylock y el padre Brennan respectivamente. Harvey Stephens es un muy buen Damien; chiquito pero matón. Y esos ojos claros le vienen que ni pintados para mostrar candidez y mala baba a partes iguales.
Pero estoy seguro que, si ves esta peli, vas a recordar algo de manera especial. Me refiero, cómo no, a la impresionante banda sonora compuesta por Jerry Goldsmith. Simple y llanamente magistral. Tiene momentos muy tranquilos y relajados (léase los del principio) pero los siniestros y tenebrosos, con esos coros de iglesia en plan tétrico resultan espeluznantes. Comprobad la música del video del sacerdote o la de la escena en la que Thorn y Jennings se meten en el cementerio a buscar una explicación a todo lo que está sucediendo. El acompañamiento de esos sonidos de violín y, de nuevo lo digo, la utilización de los coros, realzan los momentos de tensión de manera admirable, un buen ejemplo de que unas buenas imágenes se convierten en memorables con una banda sonora que las realce y las convierta en momentos inolvidables.
La película fue un éxito considerable y, aún hoy, a pesar de los pantalones de campana y los jerséis de cuello alto con americana, sigue teniendo, por lo menos para mí, un embrujo especial. Me parece muy bien llevada, contada de manera magistral e interpretada de manera muy convincente. ¿Qué más se le puede pedir a una historia de miedo? Por eso, fue el comienzo de una trilogía que se completó a lo largo de los años con dos cintas más: La maldición de Damien y El final de Damien, que cuenta, la juventud y madurez del heredero de los Thorn. Ambas me gustan bastante pero esta primera sigue siendo mi favorita.
Por supuesto, si no la has visto, te recomiendo que lo hagas. Yo lo he hecho un porrón de veces y las que quedan por delante pero me sigue gustando y continúa atrapándome siempre que le doy un vistazo. De hecho, mientras escribo lo que lees, estoy disfrutando de las andanzas del niño más malvado de la historia del cine de terror (con permiso de Michael Myers)
Por cierto, el buen hacer de Richard Donner, amén de otras casualidades del destino, hicieron que se le abriesen la puertas de par en par de su siguiente proyecto. Nada terrorífico pero sí bastante espectacular: Superman. Pero eso es otra historia…
Como suele ocurrir, la peli contiene una serie de curiosidades que pueden resultar interesantes. Os dejo unas cuantas: 

-Los actores considerados para el papel de Thorn fueron, entre otros, Charles Bronson y Charlton Heston.

-Lee Remick, durante la escena de los monos, no actúa: estaba asustada de verdad.



-Harvey Stephens, Damien, era rubio, por lo que le tuvieron que teñir. ¿Os imagináis al Anticristo rubito?

-Goldsmith se llevó un Óscar por la música. No creo que esto coja por sorpresa a nadie.

-La escena del cementerio, que es aterradora, tuvo un rodaje curioso: los perritos, en vez de morder, se pusieron a copular, alegres de la vida.

-Hablando de los perros: gracias a esta peli, los rottweiler se hicieron famosos.

-Gregory Peck perdió a su hijo antes de comprometerse al rodaje. Ofrecerle un papel de un padre cuyo hijo muere fue considerado algo morboso.

-Decisiones de estudio que no cuadran con la de directores y actores: la peli se vendió a bombo y platillo como historia de terror; Peck y Donner la querían ofertar como thriller.

-La peli tiene varias portadas. Una es la más famosa donde vemos a Damien y su sombra en forma de cruz inversa. Otra es un ángel que llora sangre.



-La niñera que se ahorca y agua la fiesta de cumpleaños es la hija de Jack Palance, Holly Palance.

-Parece que no hay peli de miedo sin detalles morbosos: Gregory Peck viajaba en un avión y a este le golpeó un rayo. Días después, al guionista David Seltzer tomó el mismo vuelo y le ocurrió lo mismo.

-Si de aviones va la cosa, el estudio contrató otro que, previamente hizo un vuelo comercial… en el que se estrelló y murieron todos los pasajeros.

-Donner casi fue atropellado por un coche.

-Y el más morboso de todos: un miembro de los efectos especiales diseñó la escena de decapitación de la peli. Antes de rodarla, él y su novia tuvieron un accidente de coche; ella murió decapitada.

-Escena de prueba de Stephens: Donner le pidió que le demostrase que sabía pelear (por la escena de la iglesia) El pequeño se lo demostró soltándole un puñetazo en los mismísimos. Una prueba más que demuestra que un niño puede ser mucho peor en la realidad que en la ficción.

-Para el primer plano final de la peli, donde vemos a Damien sonreír, Donner le pidió que se quedara serio. El niño, muy majo, soltó la sonrisa que vemos. Gustó tanto a todos que la dejaron.




-Claro está, tuvo un remake en 2006. Para mí, olvidable. 

¡Vigilad el cielo!
  

26 comentarios:

  1. Esa película me encantaba desde niño, la pasaban en la televisión y yo disfrutaba verla a la vez que me moria de miedo pensando en este niño del demonio.. es como el anticristo no?

    Bueno como sea, la escena del padre perseguido por el viento y los rayos es muy buena, imagante que vas por la calle y los rayos empiezan a caer por donde vas pasando no te asustarias?

    Ahora que la escena de su muerte al verla ahor años después me quedo pensando que si en lugar de gritar NOOOOOoooooo hubiera salido corriendo rapido salva la vida, por lo menos por un rato más.

    Y la música es genial.

    Saludos

    Traffic CLub http://theoutsiders2099.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Warrior!
      Pues tienes razón; el cura se asa huyendo durante toda la escena para ponerse JUSTO debajo del pararrayos que le atraviesa... Con todo, coincido contigo: la peli se puede seguir disfrutando sin problemas.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  2. Segun yo el 7 es el número de la perfección y de Dios y el 6 esta cerca pero no es 7, es inperfecto, tres 7, 777 forma una trinidad perfect y 3 666 es la trinidad de lo imperfecto del diablo.

    Segun yo, no soy esperecto en numerologia ni nada, pero se un poco de la biblia XD. Los que analizan la biblia dicen que porque era el número del nombre del emperador no se que, pero eso no me suena convicente, segun ello stambién el apolcalipsis ya ocurrio en tiempos de los romanos.

    Y bueno de las curiosidades me llamo la atención la de que el niño sonrio en lugar de estar serio y quedo mejor jaja.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante tu teoría del 7. Siempre me ha intrigado el caso y no deja de ser un pelín morboso...
    Con respecto al niñito que hizo de Damien, tenía que ser un elemento de mucho cuidado, el "angelito"

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Israel!

    Hace muchísimo tiempo que no veo esta película pero eso no quita que sea una de mis favoritas. La vi por primera vez por la tele cuando era muy pero que muy pequeña y me impactó muchísimo. Durante estos años la he visto unas cuantas veces más y aunque me pille en diferentes etapas me sigue impactando. La banda sonora de esta peli es espectacular, se me ponen los pelos de punta cuando la escucho. Simplemente brillante. La escena que me impactó fue la de la decapitación porque le había cogido cariño al personaje y también porque la escena impresiona. Cuando me nombran La Profecía, la primera escena que me viene a la cabeza es ésta. Por otro lado, ¡ no recordaba que Patrick Thoughton era el sacerdote! ¡Qué cabeza la mía! Cómo dato morboso, y como en toda buena peli de terror, hubo muchos fenómenos inexplicables en el rodaje, como tú bien indicas ;) El reparto es espectacular y el director... qué voy a decir de Donner. Tengo predilección por él. Cuando estaba leyendo tu crítica me daba cuenta de lo mucho que echo de menos ver películas de este tipo. Eran otros tiempos y eso que yo todavía no había nacido jeje. Bueno, Israel, no te molesto más. ¡Muchas felicidades por la entrada!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Molestar?
      ¡Por favor! ¡Me encanta que te guste!
      Como a ti, vi esta película siendo un chavalín (mis padres, por suerte, las alquilaban durante los gloriosos días del VHS) y me impresionó mucho... más que nada porque, a fin de cuentas, se habla de una profecía que está registrada en el Apocalipsis y, por tanto, hay una buena parte de realidad en la trama que vemos.
      Donner, como siempre, demuestra lo bueno que es y el reparto... ¡qué decir! Espectacular. Mira; ahora mismo, mientras te escribo estas líneas, estoy viendo la tercera parte, El final de Damien. la segunda la reseñé hace poco. De vez en cuando, me encanta ver todas las pelis de una saga.
      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  5. Vaya una película me impacto y la segunda ni te cuento y creo que las tengo por aquí en vhs me hice con ellas pues me gustaron bastante lo malo es que no tengo el vídeo ya jejeje pero no pierdo la oportunidad cada vez que la echan en la tele no me la pierdo y que decir de la bso IMPRESIONANTE UN GRAN POST

    traffic.club http://todo-sobre-el-celuloide.webnode.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Luis!

      Pues sí, estas películas tienen un algo que aguanta el tiempo; toda una saga que hay que tener muy en cuenta y que se disfruta como la primera vez.

      ¡Gracias por tus palabras!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. ¡Enhorabuena por este post! Ví la película hace como mil años, pero tras leerte, me han dado ganas de volver a verla, cosa que haré!
    Saludos,
    traffic club, blog:http://fabiiglesias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Fabi!

      Anímate y dale un repaso a la peli; merece la pena.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. A mí me encantó esta película, la vi hace muchos años y me visioné también de tirón el exorcista y la semilla del diablo. A pesar del tiempo pasado está claro que no ha perdido un ápice de sus buenas cualidades que son innumerables. me sigue inquietando tanto como siempre...
    traffic-club
    www.irisbernot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Iris!
      Muy buenos ejemplos los que indicas y que espero revisitar en breve. La verdad es que, al menos para mí, esta Profecía es, simplemente, intemporal.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  8. Hola Israel: Como siempre, un excelente post!!! Me ha encantado... Sobre la película, ya te comenté en Google + lo que opino sobre ella... un clasicazo con mayúsculas. Las secuelas no he tenido ocasión de verlas, y el remake, como bien dices, es olvidable. Liev Schreiber es un actor solvente, pero comparándolo con el gran Gregory Peck, ni a la suela... al igual que Julia Stiles con Lee Ramick... aunque me gustó la incursión de Mia Farrow, la misma que engendró al diablo en "Rosemary's Baby" de Polansky...

    Saludos compañero!!

    TRaffic Club.

    La Taverna del Mastí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Óscar!
      Si puedes, ve las secuelas. no son tan buenas como esta pero mantienen el interés y hacen que el personaje evolucione. Yo ya las tengo reseñadas y espero colgarlas dentro de poco, así que, si te animas, ya sabes.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  9. Me gustó tu comentario, en especial las curiosidades que has recopilado. Esta película la vi en el cine y en su momento ... me asustó. Así que Terror era.
    TRAFFIC CLUB - JAVIER - memoriasdeorfeo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier.
      Para mí, sigue conservando su encanto, al igual que las secuelas.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  10. Muy buena la elección, leyendo el post he ido recordandola y he rematado con el trailer pues hace tiempo que la vi, y de todas sin duda está es la mejor, como bien decís son de esas pelis que la ves de nuevo y te sorprenden para bien igualmente, en cuanto a lo que comenta Iris bueno creo que ha dicho unas de los dos mejores películas de terror cada una en su estilo, La semilla del diablo creo que es también una obra maestra del género y pude leer en su momento el libro que lo recomiendo igual, bueno en cuanto a tu elección Israel, destacar el buen gusto pues a mi me encantó en su momento y me gustó volver a recordarla y leerla aquí con ustedes, chaoooo
    traffic-club
    www.siniestrotecamera37.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jose.
      El hijo de Rossmary no lo he leído pero estoy seguro de que caerá. Cuestión de tiempo jejejeje. Por cierto, si no has leído El exorcista, te lo recomiendo; esa historia leída es aún más terrorífica que vista.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  11. Hola Israel, un clásico como este es inolvidable, por lejos me gusta más que la nueva versión. Me ha gustado mucho el post, muy completo como siempre.
    Saludos amigo, Oz.

    Traffic Club.
    http://terror-en-el-cine.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Oz.
      Creo que La profecía es una de esas pelis que no debería tener Remake. Se dieron demasiadas cosas en ella y todas muy, pero que muy buenas.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  12. Hay amigos...... esa mirada del niño maldito cuando termina la pelicula es fatal!!!! siempre terminan así vieron? jajajaj muy buen post, siempre completo. como siempre .
    nos vemos amigo



    Tigrrrrrrrrrrrrrrrrrrra
    TRAFFIC-CLUB
    www.tigra-cuentosdehorror.blogspot.com






    ResponderEliminar
  13. Muy buen y completísimo post sobre una clásicazo de del cine de terror. me ha gustado mucho. Es una de mis favoritas. Con esa historia y esa música . . .

    Traffic-Club. Club de Cinéfilos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un clásico, como debe ser.

      ¡Gracias, Daniel!

      Eliminar
  14. Como se llama el bosque o parque donde muere el padre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.
      Sí mal no recuerdo, se llama Bishop's Park.

      Un saludo.

      Eliminar