Páginas

miércoles, 29 de febrero de 2012

Batman Año 1

Batman Año 1 (Batman Year one)
2011
Director: Lauren Montgomery
Guión   : Tab Murphy


 
Bryan Cranston
Ben McKenzie
Eliza Durshku
Alex Rocco
Katee Sackhoff
Grey DeLisle
Danny Jacobs






A la ciudad de Gotham llegan dos personajes. Por un lado, Bruce Wayne, hijo pródigo de la ciudad. Por otro, James Gordon, un nuevo policía...



Allá por 1986, la todopoderosa DC comics estaba actualizando algunos de sus personajes más emblemáticos. Lo hicieron con Superman de manos de John Byrne, eliminando, entre otras cosas, el toque "torpe" de Clark Kent. También se pusieron a trabajar con Wonder Woman. Batman era el siguiente de la lista. Pero si bien con los dos primeros tenían trabajo por delante, con Batman la cosa era distinta: no había que actualizar nada porque estaba bien como estaba. Aún así, decidieron lanzarse a la piscina y contar de nuevo el origen del detective de Gotham pero yendo más allá y no centrándose única y exclusivamente en el asesinato de los padres del protagonista. A fin de cuentas, ¿cómo llega Bruce Wayne a ser Batman? ¿Qué pasos tuvo que dar para ello? Todo eso y mucho más es contestado en esta obra.

Frank Miller, que había firmado Batman: el regreso del señor de la noche (obra responsable de la actual imagen amargada y gótica del personaje que hace que se le idolatre y odie por igual)  fue quien se ocupó del guión. David Mazzucchelli cogió lápices y pinceles con su estilo tan "anti-súper-héroe" Para recalcar bien que estamos ante un auténtico renacer del personaje, se eligió un título simple pero efectivo: Batman Año 1 ¿El resultado? Una de las obras más importantes de los cómics de super-héroes y todo un clásico del personaje.
Cambiando de tercio, en los últimos tiempos estamos asistiendo a un renacer del furor por los super-héroes porque las adaptaciones a las pantallas de cine que se hacen de ellos son cada vez más espectaculares (que sean o no correctas es ya otro cantar). A la par a este fenómeno se ha producido otro no menos curioso: se están realizando adaptaciones en forma de películas de animación que salen directamente al mercado del dvd o blu-ray pero que no por eso son productos de segunda categoría. Ahí están los ejemplos de las muchas películas animadas de Superman, Wonder-Woman y, cómo no, este Batman Año 1 que nos ocupa hoy.
Gordon o el padre más infeliz de la Historia.
La película, como el cómic, se centra por completo en el origen de Batman. No sólo en el famoso episodio de la muerte de sus padres, sino en cómo el joven Bruce Wayne da sus primeros pasos para convertirse en el justiciero de la ciudad de Gotham. Pero, aunque parezca raro, Batman es el protagonista en la sombra. Quien tiene mucho peso en toda la historia es el personaje de James Gordon, que aquí se nos presenta llegando a Gotham antes de hacerse amigo del héroe y que, literalmente, puede llegar a resultar tan amargado como el propio Batman. Estamos así ante una trama para adultos donde los toques de aventura dejan paso a los tintes más que dramáticos que se pueden apreciar a través de diferentes aspectos: los intentos de Bruce por buscar su destino, los problemas variados (laborales, maritales y extramaritales) de Gordon, la trama de gansters de Gotham, el nacimiento de Catwoman...Si alguien piensa que, por tratarse de una pelíciula de animación basada en un cómic de super-héroes va a ver algo para niños, mejor que apague la tele y haga otra cosa porque, amigos, esta es una historia de adultos para adultos (Y si no ¿qué es una película en la que se mezclan embarazos, miedos a ser padre, prostitutas infantiles, infidelidades, polis corruptos y gansters variados?) Y es que el señor Miller siempre ha tenido una obsesión por la cual ha peleado hasta la saciedad: demostrar que los cómics de súper-héroes no tienen por qué ser identificados con tramas destinadas a un público infantil. Desde luego, lo ha conseguido. Otra cosa muy distinta es que su enfoque guste o no...




Catwoman
A favor de esta cinta destaco la animación, lograda y que el grafismo de los personajes respeta mucho el del cómic. Pero si de respeto hablamos, hay que decir que esta, más que una adaptación, es una traduccción exacta del cómic a la pantalla. No sólo sigue la historia al pie de la letra o los diálogos son clavados; los encuadres son exactamente iguales a las viñetas del cómic hasta tal punto que da la sensación de que estamos ante un cómic que ha cobrado vida. Me ha dado la impresión de que este detalle, por encima de cualquier otra cosa, ha sido la obsesión d elos responsables por encima de todo.
¿Cosas que no me llaman mucho? Bueno, a mi, personalmente, siempre me han gustado las películas de animación clásicas, esas donde se nota la línea de tinta y, a pesar de todo, se aprecia que lo que veo son una sucesión de dibujos uno tras otro para crear la ilusión de movimiento. Y aquí claro que hay mucho de eso, pero también hay ciertas cosas (coches, aviones...) que se notan que están hechas por ordenador, dándoles un toque algo artificial. Pero, qué le vamos a hacer; eso ocurre en esta película y en muchas otras, así que... Otra cosa a tener en cuenta, y la responsable no es la película porque, como ya he dicho, traslada el cómic al celuloide, es la obsesión que se tiene por oscurecer todo y a todos.Y es que, aquí, Catwoman es prostituta. En fin, cosas del señor Miller...

Pero, si bien antes lo destaqué en el apartado de los puntos a favor, tengo que admitir que también puede llegar a ser uno en  contra: me refiero a la cuestión de la fidelidad al cómic. Desde luego, esta cinta es fiel al cien por cien, de eso no hay duda. Y es precisamente por ello por lo que deja cierto regusto de no aportar nada, dando la sensación de que se ha limitado a seguir el comic plano a plano de manera mecánica hasta tal punto (al menos a mí me sucedió) que llega cierto momento en que ver viñetas animadas sin más ni más puede quitarle cierto aire de gracia a la cosa y te dan ganas de coger el cómic. Para mí, los encargados de realizarla, conscientes de que la obra de Miller y Mazzucchelli es muy venerada, no se han atrevido a ir un poquito más allá por no provocar las iras de los fans. Y, mirad por dónde, es este el principal motivo por el que esta película es muy criticada y, para muchos, una completa decepción. Quizás, si hubieran seguido el cómic, pero variando alguna cosa o simplemente mostrándola desde otra perspectiva, hubiera el conjunto no hubiera quedado tan estricto. Cuestión de gustos...

En bat-resumidas cuentas, una cinta de animación que, para mí no pasa de ser una curiosidad que animo a ver, sobre todo, por el hecho de ver un comic transmutado a la pantalla. Con todo, me quedo con la historia impresa (que he leído ya varias veces y las que quedan por delante) porque, como dijo el gran Mazzucchelli: "... Los súper-héroes son reales cuando están dibujados con tinta..."

Como curiosidad, ved el final de esta película (y el del cómic) y el de Batman Begins: clavaditos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario