Páginas

sábado, 1 de octubre de 2011

Flash Gordon (1980)



Flash Gordon (Flash Gordon)

(1980)

Director: Mike Hodges
Guión   : Michael Allin, Lorenzo Semple, Jr.

Sam J. Jones
Melody Anderson
Timothy Dalton
Topol
Max Von Sydow
Peter Wyngarde
Ornella Muti
Brian Blessed




El planeta Tierra se ve amenazado por la presencia del extraño planeta Mongo. Flash Gordon y sus amigos viajarán hasta él para enfrentarse al malvado emperador Ming...

Famosa (por muy distintas razones) adaptación del héroe más galáctico de la historia de los cómics. Esta vez fue en 1980 cuando Dino De Laurentiis, sin duda animado por la lección magistral de George Lucas con La guerra de las galaxias y El imperio contraataca, quien se atrevió a seguir adelante con el proyecto. Para dirigirlo, recurrió a Mike Hodges, quien tenía en su haber películas como La maldición de Damien.

Para mí, Flash Gordon es una película cuanto menos curiosa, ya que creo que es un caso raro de un fifty-fifty pleno, es decir, tiene tantas cosas a favor como en contra.

¿A favor? Muchas y muy variadas. Destaco el diseño de producción, muy bien cuidado. Los decorados son creíbles al igual que toda la parafernalia de los planetas y las naves. El vestuario está muy bien conseguido aunque se toma algunas licencias con respecto al cómic (si queréis ver fidelidad en este tema, ved los seriales de Buster Crabbe) Toda la película está plagada de colores brillantes (sobre todo rojos y naranjas) que son su marca de fábrica y le dan ese toque "kitsch" que siempre se asocia a esta cinta.

¿Cosas mejorables? Varias. Para empezar, alguno de los actores. El mejor, para mí, sin duda, es Max Von Sydow en el papel de Ming, que es clavadito al personaje. Melody Anderson cumple como Dale Arden lo justito, pero lo cierto es que el papel no está diseñado para hacer nada más. Ornella Muti da lo que ofrece: una cara guapa y un buen cuerpo, si bien es cierto que esto le viene bien al personaje. Timothy Dalton, como siempre, correcto, interpretando a un príncipe Barin que no tiene nada de calvo. Brian Blessed, por su parte, es un buen Príncipe Vultan y se parece mucho al de los cómics mientras que Topol hace de Zarkov aportando cierto toque cómico (cosa que da cien patadas al personaje original de las historietas) Peter Wyngarde es Klytus, un sucedáneo de Darth Vader que, si bien no aparece en los cómics, sí es un personaje interesante y lleva una armadura muy llamativa, acorde a los colores de la película.

Y, por último, reservado para el final, Sam J. Jones como Flash Gordon. ¿Decisión acertada? Aquí hay gustos para todo. El amigo Sam no era actor como tal, sino modelo (el físico, desde luego, lo daba) y había participado junto a Bo derek en la película 10, la mujer perfecta. Su pelo moreno y rizado se lo alisaron a base de bien y le añadieron un buen tinte platino. Yo diría que su papel como Flash es así, así. Quizás le falta algo de carisma pero también es cierto que, tal como está escrito el personaje, no alcanzaba para mucho más. Y es que este es, para mí, el mayor error de la película: Flash Gordon es, en los cómics, es un tipo duro, muy serio y responsable. Aquí es más bien simpaticote y hasta graciosillo. Bueno, cuestiones de adaptarle a la pantalla...

Y, si se habla de Flash Gordon, hay que hacer mención especial a la banda sonora y, dentro de esta, a la famosa canción de Queen. ¿Quién no ha hecho eso del "FlAAaaassshhHH (¡KKKSSSSSSS!) ¡AAAAaaaAAAAAAHHH! De Laurentis exigió de forma especial que Queen fueran los encargados de poner música y canción a la cinta. "Flash" (título de la canción) es famosa en el mundo entero gracias a esta película pero, debo admitir que, dentro del repertorio de Queen, no es de mis favoritas, aunque el dichoso estribillo se te quede en la cabeza a fuego...

¿Y los efectos? Aquí es donde la cinta se da un buen encontronazo. Años más tarde, con el beneplácito del tiempo, De Laurentiis admitió que el principal error de hacer Flash Gordon fue haberla filmado después de La guerra de las Galaxias. Y creo que tuvo razón al afirmar esto. Después de las aventuras de Luke Skywalker y compañía al público se le afinó el paladar y exigía no sólo calidad, sino espectacularidad aderazada con una buena dosis de veracidad. Los efectos en la película que nos ocupa son más bien artesanales y algo cantosos, ya que se nota que las motos voladoras están sujetas ante una pantalla, que los hombres halcón están colgados (con las alas no se molestaron mucho, la verdad) o los rayos láser parecen demasiado infantiles, efecto de sonido incluidos.

Desde mi punto de vista personal, lo que menos me gusta del conjunto es, sin duda, ese sentido del humor, a veces infantil, que impera en algunas escenas y que, si uno se fija bien, está rondando por toda la peli como si de una extraña bruma se tratara. ¿Una de las principales escenas de acción el (infame para algunos) partido de rugby al principio de la película? ¿Flash y Dale en plan tortolitos absolutos mientras, inconscientes, juntan cabecitas y entrelazan manos? La verdad, nunca imaginé que el doctor Zarkov obligase a alguien subir a su cohete para salvar la Tierra diciendo "Coja su cepillo de dientes..."

Luego tenemos ciertos detalles que muchos odian pero que, en mi humilde opinión, hace que la peli tenga ese encanto que te provoque la sonrisa: sí, en las naves de Mongo se escribe en inglés (¡Granizo ardiente, granizo ardiente!), los hombres halcones escriben palabras en el cielo también en inglés (esto yo lo interpreto como un homenaje a Flash) o que en el planeta del calvo Ming la marcha nupcial es igual que en la tierra pero al son de guitarras eléctricas. Que Flash, de repente, calcule en minutos y segundos terrestres en una nave enemiga lo que le queda de vida a la Tierra ya es otro cantar...

La película fue un fracaso. Una pena, porque las intenciones, yo creo, eran buenas y la escena final deja abierta una secuela que nunca llegó. Lo curioso es que, con el tiempo, ha alcanzado es estatus de clásico. A mí, personalmente, me gusta. No la considero una buena adaptación del cómic pero la veía con agrado de niño y ahora de adulto. ¿Qué más puedo pedir?
Pues eso...
FlAAaaassshhHH (¡KKKSSSSSSS!) ¡AAAAaaaAAAAAAHHH...!
Lo siento, pero tenía que ponerlo de despedida.
Os dejo el video de Queen de "Flash"







No hay comentarios:

Publicar un comentario