Páginas

sábado, 19 de marzo de 2016

La Mujer Murciélago





La mujer murciélago.
(Bat Woman)
(1987)


Director: René Cardona.
Guión  : Alfredo Salazar.

Maura Monti.
Roberto Cañedo.
Héctor Godoy.


Unos luchadores aparecen asesinados. La Mujer Murciélago deberá enfrentarse al doctor Williams para detener los crímenes...



Hoy traigo una peli alucinante. 

Lo admito: no sabía de su existencia pero, cuando la vi, me quedé prendado de ella y tuve que verla. Antes, mil preguntas se agolparon en mi mente de friki. ¿Tendría que ver algo con Batman? ¿Es que el personaje que vimos en la serie de Adam West tuvo un spin-off y yo no lo sabía? NADA de eso. Esta es una producción independiente de Batman, de DC, de la serie de Adam West y de cualquier cosa normal que esperes ver.

Atentos que empiezo...


Comenzamos al son de una música que parece de cachondeo y no parece pegar ni con cola con una peli de superhéroes. Eso sí, la cosa va directa cuando unos jóvenes encuentran un cadáver en el mar. Esta prisa conecta con la escena siguiente en la que sabemos dos cosas: que la poli no tiene ni idea de lo que pasa y, de paso, conocemos a un agente especial que habla de una tal Mujer Murciélago como tú o yo lo hacemos del tiempo. Nada, les va a ayudar porque, todo sea dicho de paso, quedan como negados integrales.

Y es entonces cuando conocemos a la prota. Es tremenda: llega en paracaídas, dispara, pelea, bucea y está igual de tremenda con un top muy sensual y sexual. Al son de la misma música cutre de antes que recuerda a las pelis porno de los setenta,  la vemos en acción y sabemos que es millonaria y que, por eso (y porque debe tener mucho tiempo libre, digo yo), lucha contra el crimen. Ah, dos cositas: llava una máscara de Batman y, en el ring, porque es luchadora profesional, usa... el traje de Batman. Toma ya. Por cierto, en esta presentación, cuando deja el paracaídas, avanza hacia la cámara y casi se estrella con ella.

Pero no hay peli de superhéroes sin un malo y aquí hay uno digno de tebeo, el doctor Williams, que es un científico loco que hace experimentos con las glándulas pineales y que, para más inri, tiene un criado servil que se llama Igor. Y, ¿qué quiere conseguir? Pues algo muy sencillo: un hombre pez y, para ello, tira un geyperman a una pecera. Usa las glándulas pinelaes de luchadores porque están en forma. Si alguien cree que, aquí, el guión se deja algo al azar, es tonto.

La peli avanza y vemos que la Mujer Murciélago entrena en un gimnasio de andar por casa como si tal cosa (eso sí, con el traje de Batman) y ahí nadie se extraña. Es mas, le piden ayuda para hacer de pareja en ciertos ejercicios. El caso es que otro luchador de ESE gimnasio es raptado por Williams, que previamente ha llamado a un siervo que trabaja en ESE gimnasio (lo repito a posta, no porque sea algo torpe, que conste). La prota, que es tan lista como maciza, rastrea la llamada y esta le lleva a un barco. Por deducción y aplastante lógica, cree que el problema está ahí y, con cuidado, bien disfrazadita, se pone a espiar en el susodicho barco que, por cierto, tiene unas medidas de seguridad que brillan por su ausencia ya que nadie vigila. Allí, momento cumbre de la tensión, ve una carpeta que tiene escrito "Glándula pineal" Luego, como la descubren, toca escapar. Los malos, que son patosos y feos, no saben por dónde buscar y tienen una idea atrozmente aguda: esperan a que pase un grupos de chicas en bikini que están muy macizas y deducen  que UNA de ella debe de ser la Mujer Murciélago.

Aquí la cosa se puso peliaguda. ¿Seguir viendo la peli o no hacerlo? Por supuesto, por alguna razón retorcida, opté por lo primero. Jesús...

Si lo dicho hasta ahora roza el delirio, la escena que viene lo rompe del todo. Y es que se ve que la Mujer Murciélago se toma sus momento de relax porque se va a la playa con su amigo el poli (y con otro que ni pincha ni corta) que sale disparado porque pasa algo (...) Ella, por si las moscas, se enfunda el traje (o lo que sea eso) y conduce un coche normal y corriente. Los malos la ven y la persiguen sin que pase ni un solo coche. Menos mal que es lista y escapa. Por cierto, ellos llevan un antifaz.

Pasamos a Williams que va a lo suyo: experimentar. Y esta vez, el tipo, acierta. De nuevo, tontea con un geyperman, lo irradia y hace un hombre pez que luego aumenta de tamaño. Lo malo es que el bicho, al que llama Piscis, casi se come a los súbditos. Menos mal que el buen doctor, con la ayuda de un pitido, domina al monstruo. Eso sí, después de ver como casi se zampa a los demás. Pero el malo nace y se refuerza con los años porque, ¿qué toca ahora? Pues, ya que tienes un hombre pez, hacer una mujer pez. Porque, amigos, el tipo quiere hacer un ejército de bichos acuáticos para dominar los océanos. La razón importa un comino porque no se dice. "Mi venganza será terrible. ¡Terrible!", grita en éxtasis. ¿Venganza por qué? ¿Contra quién? Nada, el caso es ser malo y listos.

Pero la Mujer Murciélago, que no ceja en su empeño, es objeto de una persecución submarina que, atentos, Williams ve con prismáticos. Y, digo yo, que ver lo que ocurre en la superficie, vale. ¿Lo de debajo del mar también lo ve? También, también.

¿Y la poli? El guión se las apaña para explicar de manera soberbia al espectador la razón por la que ni un solo poli (salvo Mario el guaperas) está en el caso: porque no les iban a creer. Lo mejor es investigar solos y punto en boca. Sublime.

Pero si Williams hace un hombre pez, seguir a la Mujer Murciélago debe ser como jugar con un Playmobil. Por eso, idea un plan propio de Gargamel: poner un busca en la capa de ella y mandar al monstruo a matarla. Esto, por supuesto, lleva de cabeza a la escena final donde el enfrentamiento está asegurado, unas llamas en el barco del doctor implican una explosión del mismo porque sí y listos. El bien, triunfa.

Como puedes ver, argumento rayante, situaciones absurdas pero narradas con total seriedad y un despliegue sesentero como ninguno que hace que el conjunto tenga cierto aire divertido que haga que te preguntes eso de "a ver qué pasa ahora" Yo, desde luego, he picado cual pringadillo y, de seguro, volveré a hacerlo en cuanto encuentre algún producto parecido.

Los actores, al menos para mí, desfilan por la pantalla y listos.
Resultan acartonados, poco expresivos y sueltan los diálogos como para quitárselos de encima. Eso sí, es un gusto ver a Maura Monti con ese top tan... superheróico. Héctor Godoy (Mario) parece más preocupado por lucir tipo galán que otra cosa y Roberto Cañedo (Williams) intenta ser tan malo que me queda un pelín artificial. Claro que, en semejante peli, ¿qué no lo es?

Además, la cinta tiene una serie de detallitos que, quizás, son
derivados de un presupuesto no muy holgado. Por ejemplo, en el gimnasio donde entrena la Mujer Murciélago como si tal cosa (¿cómo los malos no van ahí?) es uno de barrio y con poca gente.El traje de Piscis es eso, un traje y, cuando la prota pelea en el ring, está filmada desde lejos pero se evidencia un aumento de peso evidente y unas formas masculinas bajo el disfraz. Todo le da un aire cutre pero entrañable muy curioso que, al menos a mí, me han recordado a la serie de Adam West solo que con un toque barato mucho más marcado.

Esto ha sido todo. Como curiosidad, porque eso es lo que es, sí la recomiendo; es una grillada mental de proporciones considerables y, quizás, sin ser malo, hará que te rías en más de una ocasión. Eso sí, entretener, entretiene que da gusto. Si buscas los motivos de esto, ya es cosa tuya.

Una cosita: se puede ser Mujer Murciélago pero eso no implica que no te horroricen los ratones. Ve la escena final y me entenderás. Luego, quizás, necesitarás visitar al médico para que te recete algo contra la depresión. Avisado quedas.

Vigilad el cielo.





4 comentarios:

  1. cine italiano de primera calidad????
    y lo extraño es que en el universo DC existe una BatWoman, pero difiere mucho de esta versión alternativa
    aunque las curvas de Maura Monti no me dejan perplejo
    saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, CarlosMxAx!
      Más bien cine mexinano. Cualquier cosa de DC difiere de esta versión de BatWoman. Una curiosidad de lo más... curiosa, te lo digo yo.

      ¡Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar
    2. claro, toda la razón cine mexicano, confundí la nacionalidad de la srta Maura con la factura de la movie
      thank! por aclarar
      bye

      Eliminar
    3. ¡Nada!

      ¡A ti por pasarte por aquí!

      Saludos...

      Eliminar