Páginas

domingo, 15 de noviembre de 2015

Las aventuras de Superman


Las aventuras de Superman (Adventures of Superman)
(1952)


George Reeves.
Phyllis Coates.
Noel Neill.
Jack Larson.
John Hamilton.









¡Más rápido que una bala! ¡Más poderoso que una locomotora! ¡Capaz de pasar edificios en un solo salto! ("¡Arriba en el cielo! ¡Es un ave! ¡Es un avión! ¡Es Superman!")... Si, es Superman ... extraño visitante de otro planeta, quién vino a la Tierra con poderes y habilidades mayores a las de cualquier mortal! Superman ... quien puede cambiar el curso de poderosos ríos, doblar metal con sus manos, y quien, disfrazado como Clark Kent, tranquilo reportero de un gran periódico de la ciudad, lucha una interminable batalla por la verdad, la justicia y el estilo americano!

¡Saludos a todos!


Hoy le toca el turno a una serie que puede sorprender, a estas alturas, a más de uno: nada menos que las clásicas aventuras de Superman con George Reeves a la cabeza. Quizá alguno esté arrugando en este momento el gesto pues puede creer que antes de Christopher Reeve no había nada. Pues todo lo contrario amigos míos. Y, para rizar más el rizo, como dato anecdótico, antes que Reeves hubo otro Superman que forma parte de la leyenda con la cara y cuerpo de Kirk Allyn.



Para comprender mejor el valor de esta serie hay que situarse en la época. Allá por los años cincuenta esta serie era la reina de la televisión en un mundo en el que esta estaba empezando a surgir y los pocos que la tenían eran poco menos que auténticos privilegiados. Es decir, las aventuras de Superman podían ser disfrutadas por los afortunados que disponían de una tele en un tiempo en que el aparatito era un auténtico lujo.



Muy bien, entonces. ¿Capa y botas preparadas?



Son muchos los punto a favor que, para mí, tiene esta primera temporada. El primero, sin duda, son las historias que vamos a ver a lo largo de los veintiséis capítulos que la forman. Veamos, para disfrutar de ellos, tenéis que borrar de un plumazo el concepto de las pelis de superhéroes que impera hoy en día. Ahora todo se reduce a villanos espectaculares que se enfrentan a  buenos que deben ser igual de espectaculares o más. Pues bien, la serie está situada en los entonces "actuales" años cincuenta y, ¿quiénes eran los malos por aquellos años? (reconocedlo: ¡habéis pensado en Lex Luthor!) Pues ladrones, gangsters, mafiosos, estafadores y delincuentes varios de la misma calaña. Y es a estos a los que Superman se enfrenta. El esquema siempre es el mismo: hay un robo, un secuestro o un asesinato y hay que ponerse manos a la obra. Lo bueno es cómo se presentan todas esas cosas para que Superman se tenga que poner las pilas y dar lo mejor de sí mismo. Y es aquí donde la serie gana muchos puntos: desde mensajes cifrados, otros escondidos en figuritas de porcelana (que, por cierto, hay que destrozar una a una), voces fantasmales, máquinas capaces de resolver todo, tesoros incas... Como veis, el repertorio es considerable. Pero, sin duda, yo me quedo con un capítulo en especial, en concreto, el llamado "El traje de Superman" Ved la descripción que dejo más abajo. A mí, desde luego, me parece sublime. Hay que decir que esta originalidad en los planteamientos fue lo que, en un principio, hizo de la serie el exitazo que resultó en su momento.


Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que, si bien estamos hablando de un superhéroe que todo bicho viviente conoce, la ración de violencia y, por tanto, de contenidos para adultos es considerable. Aquí hay disparos, muertes variadas y demás muestras violentas sin cortarse un pelo, lo que hace que pueda ser disfrutable tanto por un público joven como por el adulto. Vale, soy muy pesado pero el mencionado episodio del traje de Superman tiene un final, desde luego, nada infantil. Alucinante...

Paso a un aspecto fundamental en una serie así y que, en este caso, es el más cantoso: los efectos especiales. Que no suene mal pero, todo hay que decirlo, rudimentarios al cien por cien. ¿El que más? Las escenas de vuelo de Superman. Para empezar son siempre las mismas, es decir, las filmaron una vez y las repiten en todos los episodios. Y, claro, está la pantalla de fondo, que el actor está tumbado y el ventilador a toda potencia en la cara (atentos a cuando hace el ademán de descender; parece que hasta le falta la respiración) Pero, ¿esto molesta? NO porque lo bueno de las historias hace que te olvides de detallitos así. 

Los personajes están clavados y, sin duda, son grandes reflejos del
cómic de la época. Superman es noble, valiente y bueno con ganas. Fijaos qué cosa tan curiosa, y esto lo digo como un gran halago, aquí Clark Kent no es el periodista torpe que todo el mundo conoce. ¡Todo lo contrario! Es tan arrojado y decidido como su yo kriptoniano... aunque en determinados momentos,  muy poquitos, le sale la vena cobardona. Lois, por su parte, es una buscalios considerable y no duda en meterse en la boca del lobo. Otro gran acierto es Jimmy, que es el eje de muchas de las historias y el complemento perfecto a los otros dos, alguien muy alejado de ser un mero secundario. Por último, Perry White es un cascarrabias alucinante pero queda muy bien en el conjunto. Por cierto, a modo de curiosidad: Superman lo abarca todo pero Clark se luce mucho más. Tanto que la presencia de Superman se suele reducir al final del capítulo par resolver el problema. 



Y de los personajes a los actores. Deciros que lo hacen bien es poco: son perfectos para sus roles. George Reeves, clavado como Clark y Superman. Nada más verlo en el primer capítulo lo notáis; desprende una magia y una simpatía considerables y, sin duda, es uno de los platos fortísimos de la serie. Phyllis Coates y Noel Neill son muy buenas Lois Lane. La primera sólo interpretó el papel en los primeros veintiséis episodios. Y, nota personal, me parece mucho más guapa pero supongo que eso importa un comino. Jack Larson es un grandísimo Jimmy Olsen y se luce de lo lindo hasta tal punto que, en determinados capítulos, es el prota sin discusión. John Hamilton, por su parte, brilla como Perry White por méritos propios. ¿Y los malos? Pues lo que hacen es pasar y, de vez en cuando, repetir actor con distinto nombre. Eso sí, todos con sombrero de gángster y bigotito de malo. 


Coates


Neill




¿Cosas mejorables? Poco puedo decir. Hay dos cosas que la gente suele mencionar cuando se habla de esta serie. La primera, que George Reeves estaba algo fondón para el papel. Y es verdad, lo de meter a los actores en el gimnasio no era algo que se llevara por aquel entonces. Y esto lleva a la segunda cosa: para solventar el problema de la musculatura, el amigo Reeves llevaba una especie de camiseta interior con relleno en brazos y dorsales que canta pero que mucho. ¿A mí me parece mal? Hombre, no pero, también es cierto, que son cosas que destacan mucho. 



Pues esto ha sido todo. A mí esta primera temporada me encanta y no dudo en recomendarla. Es puro espectáculo y diversión de la sana. Y, ojo, que los capítulos duran veinte minutos escasos pero todo está tan bien condensado y narrado que da gusto verlo. A modo de anécdota, el hecho de que al cine llegara ese esperpento de Superman Regresa hizo que alguien pensara que sacar esta serie en DVD iba a ser una cosa rentable. Por desgracia creo que no fue así porque, al menos aquí, creo que sacaron hasta la tercera y esta última la he visto en contadas ocasiones. Una pena porque la serie, desde mi humilde opinión, lo merece.

Pues...

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? 
Es... ¡SUPERMAN!


Os dejo un breve resumen de los capítulos. Si no estáis hartos de mi charla y los leéis, comprenderéis lo que decía antes acerca de la originalidad.




1. Superman en la Tierra.
El consejo de sabios del planeta Kripton se reúne en el templo de la sabiduría para debatir acerca de los extraños acontecimientos que están sucediendo en todo el planeta...




Estupendo primer episodio y magnífica presentación de los personajes. Todo ello calcado del cómic.
Geniales en las tomas del planeta Kripton que se presenta distinto lo que hemos visto hasta ahora: verde soleado y pacífico extremadamente civilizado. Una nota importante en la explicación de Jor-El: la intención de científico era construir una flota de cohetes para que todo Kripton viajase a la tierra.
Como datos curiosos decir que es la madre de Clark la que me anima ir a Metrópolis para que muestre sus poderes y utilice el disfraz que ha confeccionado para él. Además Jonathan y Martha aquí se llaman Eben y Sarah.

2. El faro encantado
Jimmy va a ver a una tía suya a una isla. Muy pronto comprenderá cargos trenes sucede allí...

Un capítulo buenísimo y muy entretenido lleno de algo que va ser una constante en la serie: el misterio. Además, me gusta mucho que la estrella sea Jimmy Olsen, ya que es una prueba de que todos tienen su protagonismo y que cada personaje está pero que muy bien definido. Además, muestra un Clark Kent que, a lo largo de toda la serie se va alejar de esa imagen de bobo y tontorrón que tenemos en un principio acerca de él.

3. El caso de muñeco charlatán
Unos gángsters se pasan información para atracos a través de un ventrílocuo...

Un capítulo que nos demuestra por dónde va a ir esta serie. Nada de supervillanos o científicos chiflados. Al menos en esta primera temporada Superman se va a enfrentar al gángsters atracadores y ladrones. Y además de nuevo refleja que los chicos del Daily Planet son periodistas pero también detectives ayudando al inspector Henderson.

4. El misterio de las estatuas rotas
Dos hombres entran en tiendas de arte rompen figuritas y luego las pagan...

De nuevo nos enfrentamos a ladrones. De joyas en este caso. Clark Kent vuelve a demostrar que desde luego no ser patoso que todo el mundo cree. Aquí es todo un detective que se las apaña para descifrar la clave del misterio. Destaco las tomas en las que Superman detiene un avión cogiéndole por la cola.

5. El misterio del mono.
Un científicos con tu microfilm en el colgante de su hija…

De nuevo un capítulo donde podemos ver a los personajes investigando. Se puede comprobar cómo la labor de Superman queda reducida al mínimo de hecho al principio un poco y otro poco al final.

6. Una noche terrorífica.
Lo sé retenido en un motel lleno de criminales...

Otro capítulo lleno de tensión quizás, más dirigido un público un poquito más adulto que los niños. De nuevo Jimmy Olsen se lleva mucha parte del protagonismo.

7. La tarta de cumpleaños.
Una niña pide ayuda Superman para ir a la fiesta...

Capítulo sentimental incluido. Eso sí, los malos lo dejan aparecer en forma de criminales gángsters. Lo único que no me hace mucha gracia es la interpretación de Slugger, demasiado tontorrona y forzada.

8. La máquina mental.
Una máquina que puede crear sugestiones a distancia, ha sido robada. Un mafioso la utilizara para influir sobre los testigos en su contra en un comité de investigación contra el crimen...

De nuevo, una trama muy original (y muy de cómic) que garantiza puro entretenimiento. Aún así, no está exenta de crímenes y mucho diálogo para hacer avanzar la historia.
Muy curiosas las tomas de vuelo donde Superman rescata el avión.

9. Rescate
Un minero se atrapado en una mina…

Esta vez le toca el turno a Lois, que se mete a minera si pensarlo con tal de escribir una historia. Quizás el capítulo no sea tan intenso como los demás y la presencia de Superman se haga de rogar un poquito.

10. El secreto de Superman
Los archivos del Planet acerca de Superman han sido robados...

Un capítulo buenísimo donde, al fin, un malo se arriesga a averiguar la identidad de Superman atando cabos (e hipnotizando al personal) Y lo bueno es que lo consigue.

11. Sin reglas
Un luchador de lucha libre se valen de los trucos de un joven indio para vencer a sus adversarios en el ring...

Admitidlo: jamás esperabais que Superman se siéntase un problema de esta clase. Pues lo hace. Y en un capítulo muy entretenido, además. Cosa curiosa, se saca a la luz que es posible los celos de Clark hacía un chico que tontea con Lois.

12. La ciudad desierta
Una ciudad parece estar incomunicada...

De nuevo, un capítulo lleno de misterio que culmina con la ayuda de Superman. Un detalle interesante es que vemos cómo Lois discute con Clark por la exclusiva y cómo este le dice más tarde que, quizás, un día le diga su secreto para enterarse de todo. Muy entretenido.

13. El traje robado
Un ladrón roba Clark Kent el traje de Superman...

Un capítulo soberbio y que, sin duda, es uno de sí favoritos. La premisa no puede ser de lo más original: Superman usa traje y lo guarda en el armario. Pero lo bueno es que, a lo largo de la trama, se nos dice que todo el mundo asume que Superman tiene una doble personalidad. Lo mejor, para el final: Superman se descubre a los malos (no le queda más remedio). El héroe no puede hacer otra cosa: llevar a los malos al Polo Norte. Lo que hagan allí eso cosa suya. Y, todo esto, condensado en veinte minutos. Alucinante.

14. El tesoro de los incas
Un tapiz hincaste relacionado con una muerte. Lois debe investigar...

De nuevo una historia de aventuras que tiene como protagonistas a Lois y Jimmy. Como suele ocurrir, la originalidad va por delante. A fin de cuentas que un tapiz inca sea el mapa para llegar a un tesoro es, como poco, bastante entretenido.

15. El problema doble
Un hombre vestido de mujer tiene un valioso cargamento...

Un episodio de Superman con muy poco Superman. Eso sí, una historia de serie negra con muchos personajes muy bien contada.

16. El misterio de la cera
Una pitonisa llamada Selena escapa de predecir la muerte de personas esculpiendo a la víctima en cera...

De nuevo un argumento muy original que se desarrolla como di de una historia de detectives se tratase. Destaco el personaje de Madame Selena que, de exagerado, resulta convincente. Muy entretenido.



17. El robot fugitivo

Un científico ha construido un robot para combatir el crimen…

Un capítulo fiel a los comics de Superman que se hacían en la época. Lo más destacable es el personaje del robot, cutre a más no poder, y la figura de Horatio Hinkle, paradigma del científico chiflado a más no poder. Eso sí, bien mirado, este es el abuelo de Robocop.

18. Los tambores de la muerte

La hermana de Perry White desaparece en Haiti. Kent irá a investigar…

Aventuras en Haiti con actores haciendo papel doble y mucho misterio e investigación mezclados con prácticas vudú. Eso sí, ya sea en Metropolis o Haiti, todos cambian de vestimenta para adaptarse al clima. Todos menos Clark Kent, que sigue con su traje de siempre mientras los demás sudan la gota gorda. Por algo es Superman. Por cierto, lo que lleva el malo en la cabeza, ¿¿¿es un bisonte???

19. Los tres malditos.

Perry y Jimmy van a pasar un día de pesca y se alijan en un hotel donde tres personajes son de lo más siniestro…

Una aventura llena de misterio que te hace dudar acerca de lo que pasa hasta el final. Poco Superman y mucho Perry y Jimmy pero eso no implica en absoluto que sea algo negativo. Además, demuestra lo buen Jimmy que fue Jack Larson. 

20. El enigma del jade oriental.

Un muchacho planea robar una estatua de jade…

Un capítulo más bien sosito por lo predecible que es. Aunque se puede ver, no tiene el misterio ni los toques de acción de otros.

21. La bomba humana.

Un hombre hace una apuesta: puede controlar a Superman convirtiéndose en una bomba humana.

Genial capítulo que te tiene en vilo hasta el final. Ya solo el argumento es muy bueno de por sí pero, además, tiene un par de detallitos como el modo que tienen Clark de escaquearse o cómo Superman se las apaña con una lámpara y una grabadora para engañar al malo. Nada, el que vale, vale.

22. El zar del infierno.

Un estudio de cine pretende llevar a las pantallas los artículos de Kent. Un mafioso no está dispuesto a que esto sea así…

Una trama muy original con un misterio muy bien llevado que hace que te preguntes hasta el final quién puede ser el asesino que ronda el estudio. Un capítulo muy entretenido que, sin duda, da para toda una peli por sí solo.

23. La mujer lobo.

El Daily Planet se queda sin papel porque hay rumores de que una mujer lobo acecha a los taladores en el bosque…

Como veis por el resumen, pura originalidad y aventura. Como ocurre en el capítulo anterior, el misterio está asegurado. Y, si hace falta una tormenta, Superman la crea, que para eso es quién es.

24. La ola de crímenes.

Superman encabeza una cruzada contra la descomunal ola de crímenes que azota Metropolis. Después de encarcelar a todos los capos, queda solo el enemigo público número uno…

En este capítulo se demuestra que Superman hace honor a su nombre. Y los malos dale que te pego intentando acabar con él. Si es que no aprenden…

25. Desconocidos 1

Un pozo petrolífero va a ser cerrado, uno de los más profundos del mundo. De hecho, al centro de la Tierra. Pero eso ha atraído a unos extraños seres que viven en las profundidades…

Un capítulo lleno de misterio mucho más propio del cine de ciencia ficción de los sesenta que del género de súper héroes propiamente dicho: seres desconocidos, centro de la Tierra, radioactividad y una masa enfurecida de gente que los quiere matar.

26. Desconocidos 2

Superman se interpone entre las criaturas salidas de las profundidades de la Tierra y los hombres del pueblo sedientos de sangre. Uno que fue herido es llevado al hospital por Superman…

De nuevo, el caso de que el ser humano teme todo lo que no comprende y quiere aniquilar lo que desconoce. Lo curioso es la perra que le da a Superman por protegerlos sin ni siquiera saber si son buenos o no. De hecho, ni siquiera lo sabemos. Eso sí, las criaturitas, cuando se las busca, se las encuentra, porque sacan cada arma que no veas. Eso sí: buen final cuando los seres destruyen el pozo para no ser molestados.





Vigilad el cielo.



2 comentarios:

  1. ¡Hola, Israel!

    Solo he visto al Superman de George Reeves en algún documental sobre Superman, pero siempre me ha atraído su figura debido a la maldición de Superman y el misterio que hay alrededor de la muerte de su protagonista. A ver si puedo ver algo más de este intérprete como el hombre de acero.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      Si puedes hacerte con algún capítulo dale un vistazo. Como Superman cumple muy bien; se muestra muy natural. Como Clark Kent es tremendo. yo ando detrás de toda la serie completa pero es algo difícil (...)

      Ya me cuentas.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar