Páginas

sábado, 15 de agosto de 2015

Mazinger Z - Box 1

Mazinger Z - Box 1


Koji Kabuto debe aprender a controlar el poderoso robot Mazinger Z para defender Japón de las hordas del malvado doctor Infierno.


¡Muy buenas!


Si, allá por finales de los setenta, me dicen que iba a hablar de Mazinger Z, hubiera pensado que el futuro iba a ser maravilloso. Y digo esto porque, aquí donde me veis, era un fan absoluto de la serie. Esperaba con ganas, pasión, ahínco, amor verdadero, que llegara el día y la hora tras el programa de Arenas y Cal para que aquella piscina se abriera y sonase el grito de Koji Kabuto berreando "¡MAZINGEEEEEEEER...! ¡PLANEADOOOOR ABAJO!" (ahora mismo, escribiendo esto, la emoción me consume)





Pues bien, el tiempo ha pasado y, después de muchos intentos, idas y venidas (hubo un amago de sacar la serie en DVD que no cuajó. Yo mismo me hice con el primer volumen pero no sacaron más), al fin, ha ocurrido: la serie completa, los noventa y dos capitulazos de los que se compone, están disponibles en Bluray en una presentación que, por fin, hace justicia a una serie como la copa de un pino. Está agrupada en varias cajas (Box, las llaman) y traen unos once capítulos cada una. Pues bien, planeador preparado, aquí va la reseña...



Para empezar, siempre he considerado que la gran diferencia entre Mazinger Z y muchas otras series (de la época o no) es una fundamental: la historia. Aquí podríamos hablar largo y tendido pero, como me conozco y podría escribir una reseña de tamaño tipo Biblia, voy a tratar de hacer como la leche y condensarme.
Veamos, por un lado, está la eterna historia del bien contra el mal. Mazinger, Koji, el doctor Yumi, Sayaka... todos ellos, además de los personajes secundarios, representan la luz. En la otra cara, tenemos al doctor Infierno y el Barón Ashura que, junto con la pléyade de bestias mecánicas, son fiel reflejo de la oscuridad más absoluta. Y divertida, tengo que añadir. Porque Infierno y compañía quieren conquistar el mundo porque sí, como debe ser. Aquí no hay medias tintas (algo que abunda mucho por este tipo de historia en los últimos tiempos): los buenos son buenos y los malos, malos. Pero, otro gran factor con respecto a la historia general de la serie, es que todo evoluciona. ¿Por qué digo esto? Porque los capítulos no se reducen a robot bueno/robot malo que se pegan de bofetadas y gana el bueno. Nada de eso. Hay una evolución en los personajes y sus circunstancias que afectan a la trama: Mazinger se perfecciona, Infierno se alía con personajes cada vez más raros y estrambóticos... Siempre me ha parecido que, dentro de la fantasía descabellada de la serie, hay
cierto realismo que le viene muy bien. Además, debo añadir otra cosa. Y es que si dices Mazinger, la gente te va a soltar lo de los puños fuera, la canción de inicio o hará un chiste con los misiles pectorales de Afrodita A (algo que, en mi tierna infancia de aquellos años, era algo que si siquiera os planteábamos) Pero lo que vamos a ver en estos capítulos iniciales es el inicio de todo que, por cierto, me encanta: el doctor Infierno y el profesor Kabuto (abuelo de Koji) eran colegas. Ambos descubren que la civilización de los micenas fabricaron robots gigantes para defenderla que, con el paso del tiempo, la mitología convirtió en gigantes de cuentos de hadas. Es ahí donde el doctor Infierno (sublime personaje) decide construir todo un ejército de robots gigantescos para conquistar el mundo. Pero, el doctor Kabuto, que le ve venir, pasa años construyendo, en secreto, un robot como posible respuesta: el Mazinger. No me digáis que la trama no está bien planteada y que da papas a muchas de las series de ahora. 


En esta primera entrega te vas a encontrar once capítulos. Son los iniciales y van a presentar de manera soberbia la trama y los personajes. Todo tiene cierta lentitud, algo muy propio de las series japonesas. Por eso, va a haber un aire muy reposado que viene muy bien a la trama general. Ten en cuenta que son NOVENTA Y DOS CAPÍTULOS. No se pueden poner a pelear desde ya. A ver, peleas las hay pero todo se toma su tiempo: se nos presenta bien a los personajes, qué les pasa, donde viven, qué hacen... Y todo muy bien mostrado. Estoy seguro de que si muchos de la quinta los ven ahora, no recordarán ciertos detalles muy interesantes porque, cosa lógica por otro lado, las bofetadas robóticas quedan en la memoria colectiva de manera inevitable. 

Es el turno de los personajes. Presentarlos puede ser un poco
ridículo porque, posiblemente, los conozcas de sobra. Veamos. Para empezar, Koji Kabuto. Es el héroe de toda la vida: valiente, arrojado, bocazas... pero, también, es un gran acierto que sea un antihéroe a su modo. Y es que lo de Mazinger le llega de casualidad y, además, le viene grande, al menos, al principio. Por eso, el amigo debe avanzar, evolucionar y, aunque tiene algo de cabeza loca por su pasión motera, también es cierto que tiene que afrontar una responsabilidad tremenda. Sayaka es, quizás, un personaje más plano pero, a su modo, es el Pepito Grillo de todo el mundo. El doctor Yumi es el mentor, el personaje responsable que se guía por un deber a prueba de bomba y que, además, creo que no se ríe nunca. Shiro es, con diferencia, el más prescindible pero, en aquella época, quedaba que no veas el poner un hermano pequeño dependiente de uno mayor. Y, desde luego, efecto colateral de la época, por supuesto, es una gozada ver unos chicos como estos sin usar whassup ni ordenadores. Eso si, motos hay a patadas. Lo dicho, la época.





Y pasamos a mis favoritos, los más divertidos e interesantes: los malos. El doctor Infierno siempre ha sido una debilidad. Es malo con ganas, avaricia y pasión. Importa un bledo que tenga la cara morada y que su pelo tenga un aspecto tan retorcido como él. Al tipo le encanta mandar y no se piensa ni un segundo conquistar el planeta. Además, es estoico, paciente y constante como él solo porque al tipo le derrotan todas las veces pero siempre vuelve con un monstruo mecánico más flipante que el anterior. Importa un pito que no nos digan cómo, cuándo o dónde los fabrican porque lo bueno es verlos en acción. Y, si Infierno es mi debilidad, el barón Ashura es mi segundo favorito. Sí, el colega es MITAD HOMBRE, MITAD MUJER (al menos en su rostro) pero te aseguro que, cuando servidor era un crío, eso importaba un comino frito y lo bueno es que, ahora, me sigue importando eso mismo. El barón/baronesa es tan malo, retorcido y diabólico como su señor y, además, encaja las derrotas y las broncas de su jefe como nadie. Si tiene pelo bajo esa capucha es como lo de la Sábana Santa: un misterio que muy pocos saben y que, además no sueltan prenda. Si ha habido malos en la tele, estos, sin duda, se merecen un puesto de honor.


Maldad infinita. Sublime.



El lacayo (o lacayos) perfecto. Bestial.



Pero, ¿y qué hay de Mazinger Z? Porque, no lo olvidemos, el robot es un personaje en sí mismo, todo un protagonista que hay que tenerlo muy en cuenta, a pesar de que, muchas veces, solo nos fijemos en los puños fuera, el fuego de pecho o el jet aterrizando en su cabeza. Aquí lo único que puedo decir es que siempre me pareció un tanto estremecedor un hecho que suele pasar desapercibido: Mazinger ni es bueno ni es malo. De hecho, puede ser ambos, como muy bien se dice en el primer capítulo. Conducido por Koji es una máquina brutal a favor del bien pero, en manos de alguien malvado, puede ser un auténtico demonio. Impresionante.





Si hay una cosa que siempre ha caracterizado a Mazinger Z y de la que luego hablaré como una anécdota muy triste, es la violencia. Sí, aquí hay miles de muertes, la gente cae como hormigas, la destrucción es demoledora y las secuencias se ralentizan cuando los robots se dan de palos para que nos recreemos en ellas. Sí, todo esto es es verdad pero, por encima de todo, está la lucha del bien contra el mal, una constante en la serie que, a menudo, suele dejarse un poquito de lado. Es un detalle que siempre me gusta recordar porque, comparada con otras series y productos posteriores no es, ni mucho menos, tan violenta como se dijo en su momento.






No obstante, me gustaría destacar un aspecto que, en aquellos años, quizás nos pasó desapercibido o, simplemente, no se le dio importancia porque, en la época, era de lo más normal. Me refiero a lo machista que pueden resultar los personajes varones de turno en el grupo de los buenos. Y es que hay un capítulo en el que Koji insiste en que entrar en combate no es cosa de mujeres e incluso se somete a votación... que, cosa curiosa, ganan. Por otra parte, Sayaka suelta cada bofetada a Koji que este tiembla. Es solo un detallito que quería comentar.

Y, llegados a este punto, ¿por qué se dejó de emitirse Mazinger Z?
Era una serie que arrasaba entre niños y adultos, se convirtió en todo un fenómeno cultural, el merchandising era considerable e, incluso, en Tarragona, se construyó una estatua de tamaño considerable en su honor. ¿Qué pasó para que, de golpe y porrazo, sin previo aviso, Mazinger desapareciera de la programación sin ton ni son (incluso los actores de doblaje se quedaron a cuadros)? Pues  una cosa muy sencilla: padres y madres, junto con los maestros de la época (cuando a estos alguien les hacía caso), no dejaban de poner el grito en el cielo por la violencia que los tiernos infantes de aquella época veían en la serie. Tales fueron las protestas que Televisión Española decidió cancelarla y dejarse de problemas. Supongo que muchos de aquellos padres, madres y maestros son ahora abuelos a los que les hace gracia ver cómo sus nietos ven en horario infantil programas de cotilleos donde se la gente se insulta con un arsenal de tacos por delante,o disfrutan con series adultas que, desde luego, no deberían ver. Nada, que nos tocó la china a los niños de la época y punto...

Pero Mazinger era (y es) demasiado grande (en todos los sentidos) y aquella cancelación idiota y abrupta tuvo un efecto muy curioso: la serie se convirtió en leyenda. Por suerte, el tiempo pasó y, al fin, el Bluray ha hecho el milagro: tooooda la serie al completo ya está disponible. La calidad es muy sobresaliente y la presentación tremenda. Solo piensa que aquellos treinta y pocos capítulos que se emitieron en la época están al completo, con doblaje en castellano en forma de extras. Además, hay una cronología en la que se nos vincula cada capítulo en español con su original correspondiente. Vamos, que mejor, imposible.

Hasta aquí he llegado. Esta colección es obligada para todos los fans de la serie y del animé en general. Yo, de manera absolutamente personal y nada neutral, he disfrutado como el niño que fui una vez (SNIFS) Cosa curiosa, mientras escribo esto, tengo un Mazinger Z enorme presidiendo mi escritorio. Y a mucha honra.

Y, por supuesto, debo terminar con esto: el inicio de la serie, una de las intros más famosas de todos los tiempos.







Vigilad el cielo.


6 comentarios:

  1. uuffff menos mal que era condensada... como habrá sido si te hubieses explayado???
    yo de Mazinger lo vine a ver en las repeticiones, más bien soy de Robotech...
    has sabido si la peli va o no?? ya que se anunciaba con bombos y platillos y últimamente nada he sabido

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Pues sí; muy condensada y te aseguro que me he cortado mucho jejejejej. Es lo que tiene que una cosa te encante.

      La peli, según parece, lestá parada. Lo último que se dijo es que se estrenaría en 2014 por obra y gracia de Dreamworks y Columbia Pictures pero ahí quedó la cosa. Espero que, si se animan, afinen porque recuerdo que, hace ya unos años, oí que querían como Koji a Keanu Reeves...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Me toco verla de niño, no recuerdo mucho yo estaba muy pequeño cuando la pasaron, recuerdo más Caballeros del Zodiaco y Sailor moon, pero recuerdo que lo vi me gustaba, sin embargo en esta epoca no me ha dado por buscarla para verla de nuevo o algo. Me agrado ver el opening, esta chido para la epoca.

    Se ve que te apasiona mucho, haces mucho enfasis en al lucha del bien contra el mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, me encanta y no lo puedo evitar! Creo que, a pesar del tiempo, sigue siendo una serie muy, muy buena.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  3. hola! la serie es mítica, los chavales de aquella época no la olvidaremos nunca... eso sí, hay episodios en que falla la animación, (el opening es buenísimo, aún se mantiene, pero los episodios en sí la calidad en general no era muy buena)... aunque sólo ver al robot te olvidas.
    Lo del machismo es verdad, pero hay que verlo como lo que es, un producto que pertenece a otra época, tampoco hay que rasgarse las vestiduras y a disfrutar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo. Para mí, un hito con mayúsculas. Coincido en ciertos momentos de la animación (no sé si recuerdas cuando,m en algunos momentos, Mazinger corre hacia la cámara y los brazos parecen un poco destartalados) pero también es verdad que te dejas llevar y olvidas esas cosas. Lo del machismo, por supuesto, lo comento como curiosidad pero, también es cierto, que visto ahora canta mucho. Como dices, a disfrutar, que esta es una serie de muchos quilates.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar