Páginas

sábado, 25 de abril de 2015

Flash Gordon: Space Soldiers


Flash Gordon (Space Soldiers)
(1936)
Director: Frederick Stephani
Guión: Frederick Stephani, George Plympton, Basil Dickey,   Ella O’Neill.

Larry “Buster” Crabbe.
Jean Rogers.
Charles Middleton.
Frank Shannon.
Priscila Lawson.
Jack 'Tiny' Lipson.
Richard Alexander.
James Pierce.





La Tierra se ve amenazada por el malvado emperador Ming. Flash Gordon no dudará en tratar de impedírselo...


Si alguien cree que eso de adaptar personajes de cómic al cine es una moda actual y muy cansina está muy, pero que muy equivocado. Echad un vistacito a la fecha del serial que hoy os traigo y comprenderéis que tengo razón. ¿Significa eso que estamos ante algo malo o, como muchos suelen pensar, cutre? Para mí la respuesta está muy clara: NO. Vale, puede que muchas cosas se hayan quedado un poquito antiguas pero, en su conjunto, lo que tenemos aquí es un producto de muchos quilates que hay que saborear como es debido.


Presentar a Flash Gordon, personaje icono de la space opera más clásica, puede resultar un poco supérfluo: todo el mundo ha oído hablar del personaje aunque no hayan leído ni una viñeta. Pues bien, el potencial que el guerrero rubio del espacio siempre ha sido (y será, de eso estoy seguro) considerable. Tanto que en Hollywood le supieron ver las posibilidades desde casi el principio.

Por eso, esta es la espectacular primera adaptación a modo de serial del cómic dibujado por Alex Raymond. Con un presupuesto muy elevado para la época (unos 350.000 dólares, toda una suma, para que veáis el potencial que le supieron ver al cómic) no se escatimaron esfuerzos para que los trece capítulos de los que consta esta entrega fueran fieles al cómic y, de paso, mostrar al público de aquel entonces (y los venideros) un espectáculo de los buenos. Por eso, estos trece capítulos tienen varias cosas que sí me gustaría señalar desde un punto de vista favorable.


Para empezar,  la trama. Todos sabemos que, cuando se adapta un cómic al cine, se pueden hacer dos cosas: pasar de la obra de la que parte e inventarte todo (léase buena parte de las cosas de Los cuatro Fantásticos, Elektra o El motorista fantasma, eso por mencionar unos casos al azar) o ser fiel a ella aunque metas algún que otro cambio obligado por aquello de pasar de un medio a otro. Pues bien, la trama general, si bien se toma alguna que otra licencia (cosa obvia, ya que la historieta es muy larga) es, en su conjunto muy fiel a la de las viñetas. Por eso, aquí vemos cómo Flash Gordon conoce a Dale Arden y Zarkov y el destino les lleva a enfrentarse al despiadado Ming. Así de sencillo pero, justo por eso, tan bien llevado. A lo largo de los capítulos (que duran unos dieciocho minutos, cosa que me sigue pareciendo alucinante por lo mucho que cuentan) vamos a ver, con los medios de los que disponían en la época, mundos raros, seres más extraños aún (ahí tenemos los hombres halcón o los hombres tiburón) y, en definitiva, gran parte de la parafernalia de los cómics.

Pero lo que más destaca nada más comenzar el primer capítulo es la increíble ambientación que predomina a lo largo de todo el serial, que hace que te creas, de verdad, los mundos raros con sus personajes extraños que vamos a disfrutar. Los decorados están muy conseguidos (ya sean en plan naturales o artificiales, llenos de máquinas, botones y aparatos imposibles de definir) y, sobre todo, el vestuario y la caracterización de los personajes, que parecen calcados del cómic. Los trajes principescos con sus botas, capas o guantes, los referidos a los hombres de Arboria en plan Robín de los bosques, la ropa militar de los hombres de Ming o los uniformes que Flash luce a lo largo de todo el serial son, en una palabra, apabullantes. Los de los Hombres Halcón, cuya máximo exponente lo podemos ver en Vultan, el jefe de todos ellos, podrían decirse que son clones de lo que podemos ver en el cómic. Por eso, la sensación de verse transportado a un mundo sobrenatural, mágico y, en definitiva, extraterrestre está muy conseguida y hace que, en cuento empiezas por el primer capítulo te veas transportado de manera directa al remoto mundo de Mongo.
´
Ese carácter de mundos extraños está asegurado a través de ciertos detallitos que, aunque hayan quedado algo anticuados (cosa obvia), quedan muy bien en el contexto del serial y demuestran que fueron valientes y no se dejaron amilanar por las limitaciones que el medio el género tenían en la época. Si hay que poner monstruos en plan dinosaurios, se ponen, aunque haya que maquillar lagartos muy terráqueos para ello. ¿Qué se necesitan naves espaciales de diversas formas y hay que hacer que vuelen? Pues nada, ahí se construyeron unas maquetas muy chulas bien colgadas de hilos transparentes. Eso sí, tuvieron que pasarlas muy canutas para intentar darles el movimiento dinámico que se merecían y está claro que, a veces, en el caso de las naves de Thun, la cosa se cogió por los pelos pero ahí quedan.


Otra cosa muy importante si ves estos capítulos: no estamos hablando de una peli ni de una serie, sino de un serial. Y uno de la época. Esto quiere decir que en todos y cada uno de los episodios pasan muchas cosas, todas ellas muy rápidas y, cuando más metido estás en la acción, un efecto de transición en forma de estrella te avisa que estás convocado para la próxima entrega, dejándote con la miel en lo labios y deseando dar al play para ver el siguiente episodio. Ello le da un aire clásico considerable que, desde luego, a mí me parece más que curioso.

Paso a los actores. Larry “Buster” Crabbe, que se dedicaba a la natación profesional, fue el elegido para interpretar a Flash Gordon, una opción muy acertada desde mi punto de vista, ya que, si bien se defiende como puede al actuar (a veces creo que esto se nota mucho) es clavadito en cuanto al rostro al personaje. Lo único que se le puede reprochar al pobre es que, evidentemente, era más bajo que lo que el personaje se merecía y, aunque muchas ocasiones le pusieron botas con alzas, la cosa no bastó para tapar lo bajito que era. Cosa curiosa, para disimular un poquito más, en uno de los episodios se refieren a él como "el gigante rubio" Obviamente, esto es un mero apunte ya que nada ni nadie podía cambiar eso. Con todo, creo que cumplió con creces las expectativas del papel y, para mí, ha sido, sin duda, el mejor Flash Gordon que han visto las pantallas hasta la fecha.



Le secundan Jean Rogers como Dale Arden, Charles Middleton como el despiadado Ming (también excelente su caracterización) Frank Shannon hace de doctor Zarkov y Priscila Lawson es la bella princesa Aura. También destacan Jack 'Tiny' Lipson  como Vultan, Richard Alexander interpreta al príncipe Barin y James Pierce como Thun.  Todos los actores están muy bien caracterizados y metidos en sus papeles. Los hombres halcón están muy conseguidos (nada que envidiar a los que vimos en la versión de 1980), sobre todo el príncipe Vultan, muy semejante al personaje del cómic.


 


Paso a un aspecto fundamental en una historia de fantasía como la que tenemos entre manos: los efectos especiales. Aquí los hay, por supuesto. Y, claro está son los efectos propios de la época. Hoy día pueden resultar desfasados, anticuados o, si te pilla de malas, incluso cutres. No digo que no a ninguna de las opciones pero hay que tener en cuenta que en los años treinta, los efectos como tal eran lo que eran, es decir, casi nada, y el único modo de tirar para delante era recurrir a maquetas, maquillajes y sonidos raros. Pues bien, esto es lo que te vas a encontrar en este serial. Sí, las naves se notan un montón (sobre todo, las de los hombres león), los efectos de sonido no son muy allá y los dinosaurios estelares-gigantescos son lagartos muy terráqueos maquillados de bichos raros. Negarlo sería negar la evidencia pero yo  me quedo con el hecho de que fueron los suficientemente valientes y osados como para no amedrantarse por ello y hacer que la historia y drama de los personajes quedara por encima de los detalles espectaculares. La gracia de este serial no tiene por qué ser la espectacularidad en efectos, sino que hay que verlo todo en su conjunto y, la verdad, estos trece capítulos son más que dignos y todo un espectáculo que los aficionados al cómic agradecerán. Aún así, destaco el efecto de la ciudad flotante, sencillo a simple vista pero muy eficaz, los combates aéreos o el efecto de Flash cuando se vuelve invisible. ¿Rústico? Puede. ¿Efectivo? Ni dudarlo.




¿Cosas mejorables?  

Quizás se pueda señalar que, por ejemplo, el papel de Dale Arden es un poco simple: enamorada de Flash, siempre en peligro o desmayándose. Bueno, puede ser, pero también hay que admitir que en los primeras historietas del cómic dicho personaje tampoco hacía nada más (eso sí, para un servidor, una de las heroínas más guapas de la historia, pero eso es otro cantar) También es cierto que Ming me parece algo menos temible que en el cómic, donde es un tirano despiadado y temido al que nadie osa contradecir o tocar (salvo Flash, claro) Aquí, incluso, hasta le zarandean. Y, sí, las peleas no parecen muy bien coreografiadas (o, quizás, las hicieron así a posta) y resultan un poco locas. Bueno, gajes de adaptar un cómic a la pantalla.

Pues esto ha sido todo. Como opinión personal recomiendo verlo y, sobre todo, disfrutarlo. Y si te gustan, recuerda que hubo dos tandas de seriales más: Flash Gordon's trip to Mars y Flash Gordon conquers the universe, todos ellos con el mismo espíritu en intenciones de divertir al espectador. Creo que estos seriales son, junto con la versión animada del estudio Filmation en de 1979, las más fieles y mejores adaptaciones respecto que se han hecho del personaje y, por encima de todo, simple, pura y sana diversión de la buena.

¡Que empiece la aventura!


¿Curiosidades? Algunas:

-Crabbe no era rubio, sino moreno. Esto hacía que se tuviese que teñir, cosa que no le hacía demasiada gracia. De hecho, hay fotos posteriores donde aparece como Flash de moreno, como la que se puede ver en la portada del DVD del tercer serial “Flash Gordon conquista el universo”

-Este serial fue todo un éxito y generó dos más. Por eso, son una referencia obligada en cuanto adaptaciones del personaje se refiere y se le venera del mismo modo que al Tarzán de Johnny Weissmuller: todo un clásico.

-Crabbe era buen nadador y su rostro clavado al de Flash, pero no todo eran tantos a favor: era muy bajito y muchas veces las alzas en las botas se notan.

-Dale Arden aquí es rubia. En el cómic era morena. Hay que esperar al segundo serial para que se de oscurezca el pelo.

-La música de fondo es reciclada de otras películas y se repite en los seriales posteriores.

-Ciertos laboratorios fueron extraídos de “La novia de Frankenstein”

-También se le conoce como “La invasión de Mongo”

-Crabbe fue posteriormente otro héroe intergaláctico: Buck Rogers.


Os dejo un breve resumen de cada episodio:

El planeta del peligro
La Tierra se ve amenazada por un extraño planeta. El profesor Zarkov, con Flash Gordon y dale Arden parten en un cohete para intentar detenerlo. Allí, caerán preas de Ming, el emperador, que resulta ser muy despiadado. Flash deberá luchar en la arena con unos hombres-bestia. Aura, la hija de Ming, trata de salvarle pero ambos caen en una trampa.
El túnel del terror
Ming quiere casarse con Dale. Para ello, la hipnotiza. Los hombres león atacan a Ming pero Flash interfiere con una nave. Así conoce a Thun, príncipe de los hombres león, de quien se hace amigo. Para ello, deben entrar por un pasadizo secreto donde Flash debe de enfrentarse a una bestia. Por suerte, el curso de Mongo ha cambiado y la Tierra se ha salvado.
Capturado por los hombres tiburón
Thun salva a Flash del Dragón y rescatan a Dale. Caen presas de los hombres tiburón, que lo llevan ante el rey Kala. Flash le vence en combate y el rencoroso rey trata de matarle en un tanque de agua con una bestia marina.

Combate a la bestia del mar
Flash es rescatado por Thun y Aura. Durante una pelea, la máquina de aire es dañada y el palacio de Kala se desmorona.
El rayo destructor
La ciudad de Kala es salvada por Ming y un rayo poderoso. Zarkov conoce a Barin, verdadero heredero de Mongo destronado por Ming. Flash viaja con Thun, Aura y Barin y se encuentra con los hombres halcón de Vultan. Con su rayo destructor, derriba a los héroes.
Tortura ardiente
Son hechos prisioneros mientras Vultan quiere que Dale sea su reina. Flash, Thun y Barin son condenados a los hornos que sostienen la ciudad. Aura amenaza a Dale: si no se olvida de Flash, este lo pagará. Flash se amotina y es castigado duramente.




Trágico final
Flash es curado y escapa pero es de nuevo capturado y condenado a los hornos atómicos. Zarkov idea un plan para liberar a Flash.
Torneo de la muerte
Flash intenta liberarse con el truco de Zarkov de destruir los hornos atómicos. La ciudad de Vultan se tambalea. Zarkov puede salvarla pero pide a cambio la libertad de sus amigos.  Ming somete a Flash a un torneo de muerte, donde debe combatir con un poderoso guerrero de Mongo, que resulta ser Barin.  Sabemos que este quiere a Aura. Después, Flash debe enfrentarse a una horrible bestia, el orangopodo.
Contra el dragón de fuego
 Flash acaba con la bestia. Min promete que los dejará libres pero todo es un truco. Aura, celosa de Dale, quiere hacerse con Flash y le envenena para llevarle a su palacio de Theo, donde reside el dragón de fuego.



El peligro invisible
Zarkov acaba con dragón pero Flash sigue inconsciente. Al despertar, no recuerda nada. Aura hace que se enamore de ella y Vultan es encarcelado. Zarkov se pone en contacto con la Tierra. Ming decreta la ejecución de Flash que, en ese momento, se vuelve invisible gracias a una máquina de Zarkov.
Las garras del Tigrón
Invisible, Flash decide atacar a Ming. Zarkov se pone en contacto con la Tierra. Deciden volver a la Tierra. Aura decide usar al Tigrón para seguir a Dale. Pero este es muy agresivo y la ataca.
Atrapados en la torre
Flash acaba con el Tigrón. Aura decide ayudarles. Ming destruye la máquina de invisibilidad y promete liberar a los terrícolas. Ming ordena vigilarles. Cuando acuden al punto de reunión, la supuesta nave de Barin les ataca.
Volando hacia le Tierra
Ming es el responsable del ataque. Barin es hecho prisionero. Flash y sus amigos son acorralados en un laboratorio. Las naves de Thun atacan en ese momento. Los hombres león atacan e irrumpen en el palacio. Ming muere entrando en el palacio sagrado del dios Tao por su propia voluntad. Flash, Dale y Zarkov regresan a  la Tierra pero el sumo sacerdote de Ming ha colocado una bomba en la nave pero consiguen localizarla.
Llegan sanos y sanos a la Tierra.





Vigilad el cielo.

Guión: Frederick Stephani,

13 comentarios:

  1. Amigo Ismael, nunca lei un comentario mas extenso y tan bien relatado como este, como coleccionista de cine clasico poseo muchos seriales, los cuales tambien suelo coleccionar, creo tener por ahi uno de Flash Gordon, y esta demas decir que es uno de mis personajes favoritos.

    Salu2

    Traffic-Club

    ResponderEliminar
  2. Encantado de que te guste, Javier.
    Me entusiasman los seriales y siempre he tenido debilidad hacia el personaje de Flash Gordon, bien sea en su forma impresa o en la pantalla. Por suerte, tengo los tres seriales que se hicieron acerca de él y, claro está, espero compartirlos pronto.

    ¡Gracias y nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Extenso pero nada cansino, estupendo e interesante post. Para guardar en la carpeta particular de "post colletion". Enhorabuena Israel.
    Traffic-Club
    RjL-Cine de Balcón
    (http://rjlcine.blogspot.com.es)
    Crónicas desde mi Balcón
    (http://ricktotale.blogspot.com.es)
    Saludos,
    RjLebrancón

    ResponderEliminar
  4. Se ve que te ha gustado mucho porque esta vez la reseña es más extensa que otras, siempre me gusto flash Gordon pero yo no sabia que era tan antiguo y que además tenia todas esta adaptación a serial en 1936... 3 años que surgiera superman en comic.

    Como dices los efectos pues a alguien pudieran parecer crutes, ero yo creo que en ese tiempo eran muy buenos, recuerda que nos hemos vuelto exigentes por los avances tecnologicos pero para eso epoca deben haber estado muy buenos.

    Es interesante esto de que ela ctor sea moreno y bajito, pero si como dices hace un gran papel lo pasaremos por alto, lo que dices de la buena escenificación me hace que me den ganas de verla, junto con lo de la buena actuación sumado a que dices es una adaptación muy buena el comic. Me has convencido de que saliendo de aquí la busque.

    Me da gusto saber que conoces del tema de comics y sabes bien cuales películas han sido fieles y cuales no. Que coincidencia que las que no han sido muy fieles, no hayan tenido mucho exito verdad? como Elektra y los FF donde Dr Doom lanza rayos en lugar de Ser cientifico y Mago xD. Humillaron a uno de los villanos más grandes jeje. Batman por ejemplo no es muy fiel al comic, pero es fiel a la escencia de lo que es Batman y por eso nos gusta tanto.

    Bueno me ha dado mcho gusto esta reseña aunque no te mentire me tarde más leyendola que otras y me brinque los resumenes de capitulos para no spoilearme, excepto el primero.

    Buen post.

    Saludos.

    Traffic Club Blog de warrior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Warrior.
      Pues sí, este serial y todo lo que rodea a Flash Gordon me encanta pero debo reconocer que los seriales de los años treinta son mi pequeña debilidad. Los veo entretenidos y muy, muy aventureros.
      Los comics me encantan y, de hecho, soy un lector apasionado de ellos. Ahora estamos de enhorabuena porque, salvo casos poco agraciados (como esos que comentas), las adaptaciones de cómics al cine están en un buen momento. ¡Esperemos que la cosa dure!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  5. Ahora pasare a comentar de otras cosas, El post que coloque enmi blog sobre Brujas es sólo la primera parte. Ya coloque la segunda parte en mi blog, por si quieres pasar.

    En the Outisders Inc coloque todo en un sólo post, consta de unos 18 parrafos jaja, por eso para hacerlo más digerible lo parti en partes al pasarlo a mi blog, tengo curiosidad cual pega más el completo o el por partes y así saldre de la duda. Me gustaria me dieras tu opinión de las brujas que puse en primer y segundo lugar.

    Por ultimo te comento que tu seguidor Dark Volverine... con V xD, No W... es deL bLOG de OUTISDERs... a el le gusta mucho comentar y ver post y se a hecho seguidor de varios Blogs de traffic club.... le he dicho que firme como TrAFFic club para que le devuelvan las visitas, no se si hizo caso, pero... el punto es que si te comenta ya sabes de donde... y puedes comentar en su post en Outsiders, hace unos muy buenos principalmente de Dc Comcis.

    Bueno.... acabado tanto anunción me despido.. regreso cuando aya nuevo post.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, Warrior.
      Leí tu entrada de las brujas y, como pudiste ver, me lancé a hacerte un comentario. Llevado por la emoción, no vi que te referías a brujas de cómics y te salí por las de cuentos clásicos (que me encantan. ¡Qué le vamos a hacer)
      Tu blog me gusta mucho y, sin duda, coincidimos en muchas cosas, así que nos leeremos; no lo dudes.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. No... me parece bien... que comentes otras brujas... Jeje si viene al caso. Yo lo hice de Brujas del comic porque es el tema de mi Blog y quiero darlas a conocer. Pero me gusto mucho tu comentario... de echo te respondi por alla que veas el contraste.

    En los comics las brujas casi siempre son buenas o se redimen y se hacen buenas jeje. A diferencia de los libros. Gracias... que genial uete aposionen los comics también.

    ResponderEliminar
  7. Me trague una como... era no, me parece bien XD.

    Bueno falto comentarte que me recuerdo que veia la serie animada cuando niño y me gustaba, la de flash Gordon.

    Traffic CLUB.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran serie esa, Warrior. De hecho, tengo su reseña preparada...

      ¡Nos seguimos leyendo!

      Eliminar
  8. ¡Hola!

    Felicidades por el post. Me gusta que cuentes detalles, pues algunos no lo sabía y eso siempre me vieven bien, porque me encanta aprender. Veré la peli más adelante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Espero que te guste y podamos compartir impresiones.

      ¡Saludos!

      Eliminar