Páginas

sábado, 3 de mayo de 2014

The amazing Spiderman 2: el poder de Electro

The amazing spiderman 2: el poder de Electro (The amazing Spider-Man 2)

(2014)

Director: Marc Webb
Guión   : Alex Kurtzman, Roberto Orci, Jeff Pinkner, James Vanderbilt,

Andrew Garfield
Emma Stone
Dane DeHaan
Paul Giamatti
Sally Field




Spiderman debe enfrentarse a un admirador resentido: Electro que, desde luego, no estará solo...



¡Spiderman ha regresado!
La verdad, tenía muchas ganas de ver esta peli. No solo porque las expectativas, al menos por mi parte, han sido siempre altas, sino porque los trailers supusieron un buen calentamiento de motores.
Muy bien; me perdí el estreno pero no iba a dejarla pasar mucho tiempo. Aquí están mis impresiones:
A favor puedo destacar varias cosas. En primer lugar, han tenido el buen juicio de, partiendo de personajes y situaciones ya conocidos, oscurecer un poquito la historia y al prota. No es que se haya vuelto malo ni nada de eso; aquí vamos a asistir a una serie de descubrimientos muy importantes acerca de Peter Parker y, por ende, de Spiderman. Así, me gusta mucho esa escena inicial en la que, al fin sabemos lo que les pasó a los padres de Peter. Es una escena con fuerza que te hace conectar directamente con la peli anterior y hace que te metas de pleno en situación. Si estos son los cinco primeros minutos, imagina lo que puede venir después.
Tras este buen comienzo, siguiendo con Parker (¡cómo no!) me ha parecido muy bien que muestren al muchacho hecho un lío. Por un lado, le mola ser Spiderman, eso está claro (¿a quién no le gustaría?) pero, a la vez, se siente responsable de Gwen y el recuerdo de la muerte del padre de la chica es algo que dejó huella en Peter. ¿Qué hacer? ¿Seguir con ella o mantenerla al margen? Te lo diría yo pero, como voy a destripar más de una cosa en las líneas que siguen, seré bueno y te dejo que lo descubras tú yendo a verla.
Si hay una cosa que siempre me llamó la atención de esta cinta y, para ser honestos, lo que más mosqueado me tenía, era eso de poner a nada menos que tres villanos. Los recuerdos de cosas como Batman y Robin son aún poderosos y creo que puedo decir que la experiencia ha demostrado que manejar muchos personajes en unas dos horas de peli puede ser un terreno muy, pero que muy resbaladizo. Bien, lo cierto es que la presentación de futuros némesis no se hace esperar demasiado. Sí, el primero es Aleksei Sytsevich, alias futuro Rhino. Si te sorprende que salga apenas unos segundos te diré dos cosas. Una, a mí también me pasó lo mismo. Dos, que esperes, más o menos, la peli entera (no destripo tampoco tanto, ¿no?) A pesar de que el metraje es más o menos extenso, en seguida conocemos a Max Dillon, futuro Electro que, dicho sea de paso, estaba deseando ver cómo le convertían en el susodicho.
Desde este momento, el guión se va a mover por un par de ramas que, desde mi más humilde opinión, creo que funcionan a la perfección, se complementan y hacen que la peli se sostenga avance y, sobre todo, entretenga. Ahí están, por ejemplo, las indagaciones de Peter con respecto a su padre (tranqui, no te digo nada), sus problemas más o menos amorosos con Gwen, la introducción e historia de Harry Osborn y, por supuesto, el conflicto final de todo ello para con Spiderman. Con respecto a Harry Osborn, a pesar de que no sale mucho, han sabido tratarlo muy bien. Repito: creo que la mezcla la han sabido manejar muy bien y, allí donde  pudo haber habido un refrito empachoso y grasiento, ha quedado un cóctel muy bien llevado, ligero de tomar y bastante sabroso. Y, no te olvides que hay cócteles que estarán todo lo buenos que quieras pero no dejan de tener su toquecito de sabor amargo (y, palabra, dejo de hablar en términos culinarios pero se ve que hoy me ha dado por ahí)
Los personajes me han parecido muy correctos. Por un lado, como ya he dicho antes, Peter ha evolucionado y seguimos ahondando en su vida. Por suerte, la ñoñez que agobiaba al pobre chico en las pelis de Raimi con respecto al tito Ben aquí no son tales. Vale, se le nombra, claro, pero sin cansar ni buscar el toque lacrimógeno de turno (y, de nuevo, gracias, Señor, por no sacar a colación la frasecita de "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad") Gwen también me ha gustado y, aunque solo sea como estudiante con vistas a irse a tierras británicas, también avanza y no se queda como una simple comparsa del prota. 
Y ahora pasamos a mis favoritos, los que más me molan, es decir, los malos. Vamos a ver, si has visto cualquier cartel o tráiler de la peli posiblemente has pensado alguna vez lo mismo que yo: ¿tres malos juntos? ¡Y qué malos! Electro, Rhino y el Duende Verde. No sé tú cómo lo veras pero servidor siempre ha creído que, cada uno, da para una peli. Por eso te comentaba mis sospechas antes. Pues bien, dejemos clara una cosa (y aquí va spoiler gordo pero, es que de lo contrario, no podría comentar nada): aquí el malo es Electro. Me ha gustado mucho cómo lo presentan como un bobalicón (aquí sonaron las alarmas pero fue un falso aviso) y luego se convierte en una especie de Papá Pitufo con mucha energía negativa (ok, ya paro) La conversión del personaje me ha parecido muy bien llevada y el modo de mostrarlo después, mejor. Cuando me enteré de que Electro iba a ser una de las estrellas, pensé en el personaje del cómic y abrí ojos como platos. Si lo has visto alguna vez, sabrás a lo que me refiero. Si no es así, te diré que tiene uno de los trajes más estrambóticos y horteras de todo el universo Marvel. Por suerte, aquí lo han apañado con una sudadera, vaqueros y un cuerpo lleno de electricidad. Ah, y los ojos, grandísimo acierto, dan miedo. Genial. ¿Y los demás malos? Bueno, yo, al menos, puedo decir que, al fin, he visto al Duende Verde en la pantalla. Muy bien que el personaje se aproxime mucho más al del cómic en lugar de ponerse un casco de Halloween como vimos cuando lo interpretó Dafoe en la peli de Raimi. La transformación es, por señalarlo de algún modo, muy material. Digamos que es una especie de elfo mezclado con duende metido en una armadura. ¿Y Rhino? Pues nada, espera al final. Aquí no sabría muy bien qué decirte. El amigo siempre fue uno de mis villanos favoritos de Spidey, por bestia y por el trajecito en cuestión. Lo que han hecho aquí es forrarlo de tecnología. Bueno, ahí queda. Cuando lo veamos en la tercera (que saldrá), te diré con más calma.




Electro en los cómics.

Momentos que me han gustado te podría decir varios. En primer lugar, el de la transformación de Max en Electro está muy bien: agua, anguilas y mucha electricidad. Más de cómic, imposible. Y todas y cada una de sus apariciones y desapariciones está muy bien. Estupendo el momento en el que toma conciencia de lo que es viendo su rostro en los paneles de la ciudad. Todo lo que se refiere a la investigación de Peter está muy bien llevado. ¿Más? Sí. Creo que han hecho un muy buen trabajo mostrando el romance entre Peter y Gwen como algo normal sin llegar al pasteleo que vimos en las entregas de Raimi (sobre todo, en la tercera).
Y ahora, debo llegar a otro spoiler de los mega gordos (no me odies, procuraré ser discreto; sáltate este párrafo y listos): el final de Gwen. No sabía si iban a dar el paso pero  lo han hecho. Cuando vi que el personaje llevaba las botas y ese abriguito (me remito al cómic), supe que, en efecto, lo iban a hacer. Y muy bien además. Momento dramático, lento como él solo (mirad cómo la tela de araña sale como una mano) y cómo en el último momento, por un par de centímetros... Vamos, que chapeau.
¿Efectos? A patadas. Y, para mí, todos muy buenos. El movimiento de Spidey está clavado. Lo dije en la reseña de la perli anterior (puyita de buen rollo para que la leas) y lo digo en esta: aquí lo mueven como una araña y el tipo parece de goma. Es ágil, dinámico y rápido. La tela de araña da muchísimo juego (al fin) y han cambiando el uniforme; esta vez, tiene los ojos más grandes, cosa que me recuerda mucho a la visión del personaje de Todd McFarlane. Si a  esto le añadimos las virguerías de las tomas del balanceo (esas en las que se enfoca al personaje en  contrapicado me gustan mucho), explosiones y destrozos variados y todo lo que se refiere a Electro, tenemos un conjunto bastante destacable y espectacular. La penita, por decir algo, es que muchas de las cosas ocurren de noche, como con la anterior entrega. Bueno, tampoco es que sea para quejarse.
Paso a los actores. Todos muy bien. Andrew Garfield me sigue pareciendo un Spiderman tremendo y un Peter Parker asombroso. Al muchacho se le ve un poquito más cambiado, más hecho quizás pero sigue encajando en el personaje tan bien como en las mallas. Lo mismo puedo decir de Emma Stone (solo que sin el tema de las mallas), que se muestra bastante decidida y con personalidad propia. Jamie Foxx me ha resultado un gran tanto a favor como Electro y, por eso, bastante creíble. Pero si ha habido una sorpresa, esa ha sido Dane DeHaan como Harry Osborn y Duende Verde. No conocía a este chico pero han dado en la diana con él. Como Osborn me queda muy bien, frío, distante y niñato. Lo poquito que sale como Duende Verde me ha encantado. Espero que en la tercera se luzca aún más. Paul Giamatti como Rhino ahí queda porque sale tan poquito que es difícil decir. Eso sí, creo que el personaje va enfocado a un lado más o menso cómico.




¿Aspectos que me han dejado así, así? Quizás, desde cierto punto de vista, y por decir algo, puede que, en mitad del metraje, me haya parecido que Spiderman se hacía un poquito de rogar. Tampoco es que me haya molestado lo más mínimo; es solo un apunte.
Pues esto ha sido todo. A mí, desde luego, me ha gustado mucho y te puedo decir que lo han clavado, tanto con la peli como con el personaje. De seguir así, la saga va a ser, en su conjunto, tremenda. Desde luego, te recomiendo que la veas sin dudarlo, entretiene de principio a fin durante unas dos horas y media sin problema.
Por cierto, cuando estés en las escenas de los laboratorios de Osborn, estate atento: ¿son esos los tentáculos de Octopus? ¿Son esas las alas de  El Buitre?

Ahí queda eso.

Vigilad el cielo.





3 comentarios:

  1. ¡Hola, Israel!

    El personaje de Spiderman siempre me ha gustado mucho, lo veo muy majete. Tengo muuuuuuchas ganas de ver esta peli, pero tendrá que esperar debido a que me espera un mes de mayo lleno de exámenes. He leído comentarios acerca de esta entrega y dicen que está muy bien :) Eso sí, en una de estas críticas uno soltó un spoiler muy revelador... Aún así tengo muchas ganas de verla :) ¡Muy buena crítica, cómo siempre!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      La verdad es que la peli me ha gustado mucho. Dos horas y media de puro Spiderman y, sobre todo, muy entretenidas. Los de Marvel llevan una racha que afinan una detrás de otra y, sin duda, la tercera, va a ser potente. ¿Ya te han soltado algún spolier? jejejejejejeje. Espero no haberte destripado yo mucho ehhhh. Eso sí, voy a darte un spider-consejo: no te fíes mucho de los carteles promocionales, ehhhhhh.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  2. Aunque tiene cosas que me gustaron,, también tiene otras muchas que no, hay un error grave de ritmo ya que cada vez que te estas emocionando meten escenas de gwen, la tia May o algo..... no me gusto que por ejemplo Spidermna vaya a ver harry para decirle que no le va dar sangre...entonces asi que fue? etc...pero para no hacer lrgo mi comentario no me gusto del todo ni tampoco fue horrible, fue regular.

    Me quedo sólo con la escena de Spiderman salvado a un niño que le hacian Bulling y con la muerte de Gwen, que aunque no fue igualita minimo en escencia es lo mismo y ya se merecia llegar eso al cine, aunque se estreña al personaje de Mary Jane en esta trama, que es la que al final consuela a Peter y comienza su amistad en los comics.

    Saludos.

    ResponderEliminar