Páginas

miércoles, 26 de junio de 2013

Los Increíbles

Los increíbles. (The incredibles)
(2004)

Director : Brad Bird.
Guión    : Brad Bird.

Craig T. Nelson.
Holly Hunter.
Samuel L. Jackson.
Jason Lee
Sarah Vowell
Spencer Fox
Brad Bird
 
 
 
 
“Es increíble que no quieras ir a la graduación de tu hijo”(Helen)
“¡No se gradúa! ¡Es el paso de cuarto a quinto curso!” (Bob)
“¡Es una ceremonia!” (Helen)
“¡Es una chorrada! ¡Inventan formas para festejar la mediocridad!” (Bob)
 

Una familia de súper héroes vive anclada en la dura y rutinaria realidad…
 

Vamos allá con una película de animación de las de hoy día, es decir, hecha por completo de manera digital. Los Increíbles fue, en su momento, todo un éxito de taquilla y crítica que se ha convertido en la típica película de animación moderna que, junto con otras del género (léase Schreck, Monstruos S.A etc…) suele salir a colación siempre que se habla del tema.
A favor puedo decir que:
La cinta tiene una presentación de personajes soberbia. Así, a modo de entrevista para la tele, conocemos a Míster Increíble, a Elastigirl y a Frozono. Sí, son súper héroes y podemos comprobar que cumplen con todos los requisitos del trabajo: son famosos, tienen poderes variados, están cachas y, cómo no, todos poseen una identidad secreta. Si no has visto la peli puedes pensar que esta va a ser una típica película de personajes con poderes donde hay un malo, una misión y un objetivo que cumplir. Vale, de algún modo es así pero el argumento se irá, a veces, por otros derroteros. No obstante, desde ya, Míster Increíble da una pista de por dónde nos vamos a mover: “… A veces, me gustaría formar una familia…” (y, de paso, hizo que se encendieran mis alarmas mentales, como ya comentaré más abajo)
Me gusta cómo, aparte de conocer sus personalidades (Increíble es honesto, Frozono pasota y Elastigirl feminista) conocemos los poderes de cada uno mientras intentan acudir a una boda. Y sí, ya en esta escena tan temprana vamos a conocer al malvado de turno en forma de niño/fan asqueroso: Incrediboy.
La rapidez sigue y la trama no se hace esperar, dando un giro de acontecimientos que puede resultar bastante original: Míster Increíble rescata a un suicida y este le denuncia. Esto deriva en que los súper héroes sean perseguidos y se exige que se conozcan sus identidades secretas. De este modo, los héroes y heroínas de turno deben ser reubicados en la sociedad… de manera secreta.
Y es aquí donde la trama real comienza. El tiempo pasa y Míster Increíble y su esposa Elastigirl han envejecido y, sobre todo, engordado. Además, sus vidas son tan rutinarias como las de cualquier hijo de vecino: tienen un trabajo asqueroso y niños problemáticos (para mí, repelentes) con todo lo que ello conllevan: travesuras, amoríos adolescentes, miedos de juventud… Debo reconocer que esta parte de la trama me parece bastante original y acertada. Además, la cosa se pone más interesante aún cuando, de manera secreta, Míster Increíble es requerido de nuevo para una nueva aventura. ¿Quién le recluta? Ponte la peli y así no te estropeo la sorpresa.
Como puede verse, el argumento, aún dentro de los cánones de la aventura más clásica, tiene ciertos momentos bastante originales que hacen que la trama en general gane puntos y, desde este punto de vista, resulta muy enfocada al público adulto. No obstante, también se las apañan para dirigirse de manera directa a los más pequeños a través de determinadas escenas, como cuando Increíble hace pesas levantando trenes o cuando no entra por un agujero porque su barriga enorme se lo impide. Por eso, depende del sector al que pertenezcas, te llegaran unas cosas u otras. Pero también hay que añadir la crítica/barra parodia que se hace a las historias de los súper héroes (sí, los malos sueltan una parrafada antes de dar su golpe final) De hecho, lo que vemos aquí, dentro de la caricatura propia de la peli, es una versión lo más “real” posible de cómo serían los súper tipos y tipas en la realidad y en qué medida sus poderes podrían afectarles. Puedes ser todo lo poderoso que quieras pero tener un hijo capullo y, a veces, repelente o una hija tímida con complejo de fea que se enamora de quien no debe, léase del guaperas de turno. Y, si hay que soltar unas mentirijillas a la parienta, se le miente y en paz. Vamos, lo que le puede ocurrir a cualquier ser humano de carne y hueso.
El diseño de los personajes me parece muy conseguido y, lo que más me gusta, es que tuvieron el sentido común de, aún utilizando la tecnología más moderna, otorgar a los protas un aire caricaturesco muy curioso, apartados del todo de un estilo realista. Debo destacar el cambio que sufren los héroes con el paso de los años porque está visto que, seas súper o no, el pelo se cae, la barriga se agranda y las caderas se ensanchan (claro que hay que decir que a Frozono es el que menos le afecta todo esto porque se mantiene muy bien. Y es que da igual los poderes que tengas. Si te abandonas, te abandonas) A esto le tenemos que sumar unos fondos realmente espectaculares, ya sea en forma de ciudades, de selva o de mar. Y si de aspectos técnicos hablamos, cómo no mencionar la estupenda animación que vamos a ver aquí. Bien sea de los personajes humanos o no humanos (robóticos, más bien), expresiones de rostros, peleas, explosiones y demás, harán que te quedas con la boca abierta. Nada; si las cosas se hacen bien, salen bien y punto.
¿Escenas que me han gustado? Varias. Todo el comienzo me parece soberbio, tanto por la trama que plantea (denunciar a Mr. Increíble por evitar un suicidio. Y lo de acabar con la amenaza de los súper héroes me recuerda un poquito a ciertos detalles de los Watchmen) como por la calidad del producto que tenemos delante. El entrenamiento de Increíble es más que notable, así como las aventuras que pasa en solitario o cualquier escena de lucha. Me gusta mucho cómo Frozono congela al policía y su bala o como el prota casi se carga a su jefe. Destaco, también, el momento en que el niño corre por la selva, ya que me recuerda bastante a las tomas de las motos-jet de El retorno del Jedi. ¿Un guiño o paranoia mía? A saber pero ahí queda.
¿Cosas que  no me gustan mucho?
La primera, los niños. Me caen gordos. Entiendo que son la excusa perfecta para atraer a los más jovencitos pero, lo que es a mí, me sobran. De hecho, siempre he pensado que, a pesar de que la peli empieza muy bien y de manera muy original, cuando se mete el drama familiar en la parte final la cosa pierde un poquito y cae en el tópico de la familia feliz. Esto, claro está, solo es mi opinión pero creo que la cosa hubiera ganado muchos puntos de haber mantenido ese tono más adulto del principio (pero, lo admito, hubiera perdido butacas llenas de niños) Los momentos horteras tipo “Vosotros sois mi mayor aventura y casi me la pierdo” me huelen a disneylandada (por si  no lo habéis notado, acabo de inventarme esta palabra; ni siquiera sé cómo lo he hecho) y me resultan pelín cargantes. Y, ya puestos en plan tiquismiquis absoluto, el pelo de la prota me canta mucho; me parece de muñeca y siempre me ha parecido que Mr. Increíble, en los momentos finales, ha perdido bastante barriga. Será que también es súper quemando calorías y se echa en falta que haya gente en la pelea final.
Como dijo alguien, hasta aquí puedo leer (en mi caso, escribir) No es de mis pelis favoritas pero reconozco que, cada equis tiempo, no me importa revisarla y pasar un rato más o menos ameno. Sí alabo que la peli, como dije antes, puede tener varias lecturas, es decir, dependiendo de que seas adulto (el malo, a  fin de cuentas, muere por culpa de su capa pero lo importante es que muere) o niño (peleas entre hermanos usando poderes), te fijarás en unas cosas o en otras pero, en su conjunto, me parece que cumple con lo que promete: entretener. Yo prefiero otras pero, para gustos, los colores.
Desde hace años se habla de una secuela que no termina de llegar. Cosa rara porque la peli si gustó y. además, ganó dos Premios Óscar. ¿Qué será, será…?
Vigilad el cielo.
 

 

8 comentarios:

  1. Hola!
    Muy buena reseña. Pero ten en cuenta una cosa: si te cargas a los niños, te cargas la peli. De hecho, para mí, los niños son lo mejor porque gracias a ellos hay muchos puntos que hacen que te eches unas risas y la peli sea más entretenida. Además, dura más de dos horas (si no recuerdo mal) y sin estos puntos graciosos, sería aburridísima. Por cierto, ¿sabes que esta peculiar familia tiene un corto? Viene en la edición de DVD, la cual tengo, pero es posible que a día de hoy ya esté colgado.

    Cuando vayas a volver a verla, avísame, que me apunto y hacemos un cine-forum in situ.

    Te vigilo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Tienes razón con lo de los niños; son necesarios y más en una historia como está. Yo tengo una especie de cuenta pendiente con ciertos niños de ciertas películas pero, cierto es que estos cumplen con su labor… A pesar de que aveces se me puedan atragantar.
      Lo del corto lo sé pero no lo he visto. Eso va a durar muy poco porque lo pienso ver en cuanto tenga ocasión. ¿ sabes que se habla desde hace años de una posible segunda parte que nunca llega? Lo tienes muy difícil porque está desde luego me parece muy, muy original.
      Me apunto a ese cine fórum y, además, insitu como debe ser.
      Nos leemos… Y vigilamos.

      Eliminar
  2. Jolín, menciona qué niños de qué películas, por favor, que me tienes intrigada...Sí, conozco esos rumores de segunda parte... A ver cómo lo hacen porque el listón está muy alto!

    Mencionas Monstruos S.A y Shrek, ¿las has visto?

    Cine-forum cuando quieras.

    Cuidado con las lupas de vigilancia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a niños varios, aunque no sea de animación. Los peores, para mi, los de Hook y, sobre todo, los de Parque Jurásico.

      Schreck me parece una maravilla. Monstruos s.a también hasta que se pone ñoña jejejeee.

      Vigilo todo..:

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con lo de los niños; pero a los de Hook les pasa lo que a los de Los Increíbles: si te los cargas, la película carece de sentido. ¿Que son repelentes? Sí, pero también necesarios. Con los que de verdad no puedo son con los de Parque Jurásico: más tontos no pueden ser...
    El ñoñerismo (creo que acabo de inventarme la palabrita, jejeje) de Monstruos S.A. creo que es también algo necesario: pretenden demostrar que no todos los monstruos son malos y odian a los humanos pequeños (como dice alguien que yo me sé). Bien es verdad que podrían haberlo enfocado de una forma menos escandalosa ya que solo Bú es ya tierna de por sí misma.

    No me canso de ver este tipo de películas... ¿Se ha notado? Jajajaja.

    Seguiré vigilándote, literalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tienes razón. Los de Parque Jurásico es una lástima que no se los merendase el Rex, amén del doblaje más cutre aun que les pusieron. Los niños que mejor me caen son Jake Lloyd (Anakin Skaywlaker) y los de la saga Potter.

      Sí, se te ve el plumero con estas pelis jejejejeje.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  4. Lo cierto es que se lo merecían, por desobedientes y tontos...

    Bueno, los de Potter son sublimes... Merecen mención especial.

    Cada uno tenemos nuestro propio plumero jijijijijii

    ResponderEliminar