Páginas

sábado, 17 de noviembre de 2012

La saga Crepúsculo: Amanecer Parte 2



La saga Crepúsculo: Amanecer parte 2 (The twilight saga : Breaking down – Part 2)

Director: Bill Condon
Guión   : Melissa Rosenberg

Kristen Stewart
Robert Pattinson
Taylor Lautner
Peter Facinelli
Mackenzie Foy
Michael Sheen
Jamie Campbell Bower
Christopher Heyerdahl

 

Bella ya es una Cullen. Los Vulturis, temerosos de Renesmee, deciden eliminarla… 

Y ya tenemos aquí la última película basada en la mega famosa saga de Crepúsculo escrita por la autora Stephanie  Meyer. Para los que no lo sepan, que digo yo que serán muy pocos, es la historia de amor entre una chica humana y un vampiro, a lo que también hay que añadir cierto hombre lobo que hace que, a veces, las cosas se compliquen mucho. Pero, todo hay que decirlo, dicho así la cosa puede resultar de lo más sosa. Pues ojo que nada de eso; aquí hay complicaciones de todo tipo, desde las que proceden de humanos (la familia y el padre de Bella), de hombres lobo (Jacob y compañía) o vampiros (Los Vulturis, Victoria y un largo etcétera)

Tanto esta como la anterior película están basadas en el mismo libro, Amanecer. Y es que, desde que Harry Potter hizo lo mismo con el último título, a saber, convertirlo en dos películas, se ve que es una moda a la que se están sumando muchos. Mejor, la verdad, porque es bien cierto que los libros de Meyer son cada uno más largo y con más información que el anterior y, muchas veces, una peli de dos  horas, se puede quedar algo escasa. Bueno; no pasa nada, han hecho dos y punto.

La película, al menos para mí, cuenta con varios y muy potentes puntos a favor. Allá voy…

Para empezar, me ha gustado mucho la presentación inicial que (¡por fin!) muestra a Bella como lo que ya es y será: una vampira. En la anterior película no la vimos como tal salvo en el último segundo, cuando abre los ojos y ya es una Cullen. Pues bien, aquí enlazamos justo con dicha escena y comprobamos todas y cada una de las sensaciones que la prota percibe a través de su nueva y recién estrenada naturaleza. Y, visto así, eso de ser vampiro tiene que ser una gozada. Además, el tema se adorna con ciertos detallitos que, me parece, quedan muy bien: la fuerza que la chica tiene ahora (con ese sonidito tipo BOUUM cada vez que se mueve o abraza a su marido), el tema de la súper velocidad que alcanzan en el bosque o la escena del alpinista donde Bella CASI pierde el control.

Seguimos con algo que ya era hora que viéramos: la niña o, dicho de otra forma, Renesmee. Y ya son una familia feliz, contenta y, también, vampírica. Da gusto verlos a todos tan guapos, tan estilizados, tan pálidos y con esos ojos rojos con los que miran. Tengo que reconocer que aquí pensé que las cosas iban a adquirir tintes ñoños y pesados lo mismo que ya ocurrió en la primera mitad de la anterior entrega. Por suerte, aligeran el contenido del libro cuando Charlie se entera de que Jacob es hombre lobo y está claro que otra cosa más rara aún ocurre con su hija. Nada, se aplica eso de “sé feliz viviendo en tu bendita ignorancia” y punto.

A partir de ahí, la trama se precipita y va muy rapidito. Sabemos que los Vulturis, la realeza de los vampiros, van a hacer una visita a los Cullen porque, mediante el aviso de una vampira chivata y metomentodo, Irina, creen que Renesmee es una niña inmortal, lo cual significa problemas. ¿La razón?  Una niña vampiro de esa clase hace lo que los niños humanos: dar la lata y meter a todos en problemas, con el aliciente de que los vampiritos arrasan pueblos enteros y el secreto quedaría al descubierto. Nada, que hay que cargársela. Por eso, conocemos a un montón de vampiros que Carlisle recluta por si las moscas y, de paso, atestigüen que Renesmee es muy humana. Y, menos mal, resulta que todos son pálidos y de ojos rojos pero me parece muy bien que algunos los hayan representado algo marginales y con barba de varios días (que ya era hora)

Pero, si hay algo que me ha gustado de la peli y que, debo admitirlo, era lo que más temía, es la escena final, la (larga) escena final que en el libro se describe a través de muchas, pero que muchas páginas. Y digo eso de que lo temía porque, a juzgar por el tráiler, habían preparado una especie de combate épico final entre vampiros buenos (Carlisle y equipo) y vampiros malos (Vulturis y compañía) Vale, tengo que decir que, cuando me leí los libros, yo esperaba algo de este tipo, una especie de choque tipo Howarts vs Voldemort y los suyos. Al leer lo que Meyer hizo, es decir, un momento de increíble tensión donde lo que sucede es que Bella extiende su escudo y deja claro que si pasa algo, los Vulturis lo tendrán muy difícil, me quedé un poco así, así. No obstante, visto en conjunto, tiene mucho más sentido esto ya que la saga de libros nunca fue por derroteros de sangre o espectacularidad gratuita. Muy bien, el caso es que, por lo poco que se veía en el avance, estaba claro que habían hecho un final made in Hollywood. Por eso, cuando la cosa comienza… Bueno, no diré nada para no fastidiar la sorpresa a nadie pero me ha parecido un modo magnífico de quedarse con el personal (en el cine, al terminar dicha escena, muchos aplaudieron aliviados, (yo entre ellos)) y un golpe de efecto de los más potentes de toda la saga de películas. Durante unos buenos minutos de sangre, peleas y saltos, el guión da una buena sorpresa mostrando un final de Hollywood… y muy fiel al libro. Y, si queréis saber más, vedla; estoy seguro que, llegados a este momento, entenderéis lo que digo. Y si sois fans de los libros, también respiraréis aliviados cuando dicha escena termine.

Los actores, como siempre a lo largo de la saga, me parecen muy correctos pero, debo admitir que, esta vez, esta película está más dedicada al lucimiento de Bella vampírica. Por eso, creo que merece una atención especial. Como mujer (y recalco lo de mujer, ya que aquí es de adolescente ya queda olvidado) vampiro está muy bien. Su expresión, la mirada, esos ojos rojos, le quedan de maravilla y es cierto que en las primeras escenas, hasta parece amenazadora. Si a ello le sumamos los tonos oscuros con los que siempre, el cóctel está listo para disfrutar. Robert Pattison como Edward ofrece más de lo mismo: palidez y mirada vampírica, si bien es cierto que, al menos eso me ha parecido, aquí sonríe más (por aquello, digo yo, de ser papá) e incluso me ha parecido que no está tan escuálido como en las películas anteriores. Por su parte, Taylor Lautner se luce más bien poco. Vale, se quita en un par de ocasiones la camiseta para lucir músculo pero poco más. Y es que esta es, por encima de todo, una historia de Bella y Edward. Debo mencionar también a Martin Sheen como Aro, personaje que se luce un poquito más que lo que hemos visto hasta ahora.
Pálido, demacrado y seductor.
 
Marcando, cachas y más cachas.
 
¿Aspectos que no me han gustado mucho? Pocos, la verdad. De hecho, tengo que destacar sólo uno: Renesmee. Y es que, no sé si ha sido por mantener el parecido con la niña que, más mayorcita le ha dado vida pero el uso del tema informático con el personaje me ha resultado demasiado cantoso. De bebé, está claro que ahí hay mucho CGI, eso es evidente. Pero, cuando la niña está un poquito más crecidita, las tomas digitales, referidas sobre todo al rostro, me han parecido muy evidentes y, sobre todo, artificiales: la cara no resulta infantil, descaradamente retocada y, sobre todo, poco natural. La razón por la que han hecho esto así no sé puede saber pero ahí queda. Bueno, no deja de ser un mero detallito…

Pues eso es todo. En resumen, un final muy digno a una saga más que notable… tanto de libros como de películas. A mí me ha gustado, lo admito y creo que es de las películas donde suceden más cosas y el tono ñoño con el que se suele atacar a estas pelis aquí pasa muy desapercibido o incluso, si me apuráis, ha desaparecido. Si habéis visto las otras, os animo a verla. Para los que no han visto nada, esta quinta entrega no tendrá sentido ninguno por eso, lo repito: dad una oportunidad a la saga; merece la pena y da mucho más de lo que a priori se suele pensar.

Ahí queda. Otra saga que se nos acaba. ¿Cuál será la siguiente?
A saber.
Vigilad el cielo.

 

13 comentarios:

  1. Por qué Bela, no se pone las pilas de una vez por todas??????????????? Ella siempre con cara de nada.

    Aguante el vampiro y el lobezno.

    Tigra

    TRAFFIC-CLUB.

    ResponderEliminar
  2. Hola Israel , querido amigo. Estuve viendo tu perfil y me quedé pensando, que siempre deberíamos todos mirar hacia el cielo y viajar por el espacio como un rayo láser, como ese que tenés de fondo, y llegar hacia los rincones más oscuros del universo para pasar por un agujero negro y comprobar realmente si te llevan al pasado o no. ¿qué opinás de esto? ¿me acompañas amigo? Viajemos!!!
    (yo llevo Coca-Cola, tú las papas fritas, se nos va a hacer un poquito largo el viaje, traete una pelela también....)

    chauuuuuuuuuuuuuuu



    tigrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrra astronauta from NASA Space and Kennedy Center Copyright Associated United States of American space center (no, ese ya lo puse antes..borralo) of the universe.

    TRAFFIC-CLUB



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tigra!
      ¿Misterio y buena compañía? ¡Claro que te acompaño!
      Dime lugar y hora que te recojo...

      ¡Te toca confirmar!

      Traffic-club

      Eliminar
  3. Martes 13, a las 1.300 horas del Pacífico Antártico Argentino, en el triángulo de las Bermudas... llevar pasaporte y visa para cruzar la estratósfera. (Yo tengo dos, si querés te presto una, está falsificada, porque la hice para ir a ver de cerca al genio ese que hizo el salto más alto del mundo, patrocinado por RedBull, te acordás? un genio total, mi héroe!)

    Nos vemos amigo!!!!


    Tigrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrra




    ResponderEliminar
  4. Traffic club me olvidé de firmar....sorry

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, Tigra. Ya lo tengo todo listo.
      Llevaré TomTom (estelar)por si acaso...

      ¡Ns vemos!

      Eliminar
  5. o_o No me gusta esta saga de crepusculo...odia a la actriz porque siempre que sale tiene la boca abvierta, lo mismo que megan fox...pero todo el mundo me dice que ignore ese y vea lo guapa que esta. Oviamente a los actores varones los odio más.

    La saga entera la odio... por lo que hicieron con los vampiros.... pero fui aver las primeras dos películas (gracias amigo que le gusta cualquier cosa de vampiros)... y ps aspi supe que las odiaba jaja.

    Pero ps cada quien sus gustos..... nada más agrego que si trata de Vampiros con romance Anna Rice hace mejores historias que Stephanie.

    Saludos.

    Traffic club, The Outsiders 2099

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejejeje.

      La verdad, a mí esta saga sí me gusta y, aunque soy más de Nosferatu y Drácula, creo que, al menos, estas historias son originales. Y, fíjate, creo que la prota es de lo más normal. No es el horror pero opino que las hay mucho más monas en Hollywood.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. Por cierto de causalidad es por esta saga que King no es santo de tu devoción???... fijate que quitando el resplandor King No me gusta..por el terror...sino por como plasma a estados Unidos jaja... coca cola, racismo, esposas que golpean a sus esposas, guerra de Vietnam sin sentidos y Hippies terroristas que en afan de un ideal ponen bombas o_o y aun así chicos que trabajan todo el verano para comprar una bicicleta y amistades que tracienden dimensiones xD y claro la fe acaba con algunos monstruos primeros amores que ni la muerte permite olvidar....

    No se.... Y sIN dUDa el misterior de Salem Lot lo pondria entre sus mejores libros ese tipo de vampiros son los que me gustan.... también me gustan los tiernos... vease anime de Rosario más Vampire... pero los de crepusculo no me pasan para nada... bueno tal vez alicia..cullen creo que se llama..la que ve visiones y hasta ahí..

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, no es por esta saga por lo que no me gusta King! he leído unos cuantos de sus libros (otros los he releído) y nada, salvo un par, no me llega. Creo que esa premisa de la que parte de tener una historia vaga en su cabeza y ponerse a escribir diez páginas al día (según cuenta en Mientras escribo) hace que sus historias sean muy lentas pero, por suerte, en la vida hay gustos para todos. Salem's Lot me encanta, he leído el libro varias veces y la adaptación de Hopper me parece tremenda.
      Estos de Crepúsculo no están ideados para asustar. hay que ver esta saga como es: una historia de amor (aunque se extrañe la sangre jejejejeje)

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  7. Israel... por cierto creo que te olvidaste de comentar 2 veces en mi blog... por hoy no importa pero acuerdate... los de google si toman en cuenta el mencionado porcentaje de rebote. Yo siempre te comento 2 veces (a veces una tercera extra) y pues a esperar tu reseña de carrie 2013.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, esa escena del libro nos erizó la piel a todos, esperaba mucho al verla ya en película y no fue nada igual. Sin embargo, aún así fue buena. Los personajes eran únicos, pero por alguna razón mi personaje favorito siempre fue Aro. Es inolvidable el trabajo que realizó Michael Sheen, que sin importar el proyecto, nos ha demostrado su extraordinario talento. Actualmente podemos disfrutar su trabajo en la cuarta temporada de Masters of Sex, una serie histórica situada en los años 50's que nos demuestra de una manera científica la sexualidad. Es una lástima que la saga Crepúsculo haya llegado a su fin, afortunadamente aún podemos ver al elenco en otros proyectos que seguramente nos encantarán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Camila.

      Creo que la escena la clavaron para ser una adaptación de cine y el resultado fue muy bueno. Aro es un malo genial; refinado, maligno, asesino... pero que gusta porque, a fin de cuentas, es un personaje muy bien concebido en el libro.
      Como dices, siento que todo haya llegado a un final. Esta saga me ha aportado, tanto en sus páginas como en el cine, momentos muy agradables y divertidos. ¡Una gran saga!

      ¡Gracias por comentar y nos leemos!

      Eliminar