Páginas

miércoles, 14 de marzo de 2012

El señor de los anillos


El señor de los anillos
(The lord of the Rings)
(1978)
Director: Ralph Bakshi.
Guión : Chris Conkling, Peter S. Beagle.

Christopher Guard.
William Square.
Michael Scholes.
John Hurt.
Michael Graham Cox. 

Anthony Daniels.
Norman Bird.
David Buck.

El anillo Único forjado por Sauron ha sido en contrado en La Comarca. Frodo, el Hobbit, es su dueño. Asesorado por Gandalf el mago, deberá destruirlo. Pero, para ello, no estará solo...



De manera contraria a lo que muchos piensan, las adaptaciones recientes de El señor de los Anillos llevadas a cabo por Peter Jackson y su equipo no han sido las únicas que se han filmado. De hecho, debemos ir muchos años atrás (nada menos que a 1978) para encontrarnos con la primera adaptación seria de la obra, sólo que fue en forma de película de animación destinada a un público más adulto que infantil. Y es que intentos hubo muchos (como luego señalaré) pero con esta película fue la primera vez que vimos la trilogía de Tolkien en pantalla.
Bakshi, el padre de la criatura.
El responsable de llevarla a cabo fue Ralph Bakshi, que ya tuvo bastante éxito con la adaptación del gato Fritz al cine. La cuestión era ver si, utilizando la animación convencional de toda la vida, amén de todo tipo de efectos y recursos a cual más variado, se podría hacer una adaptación de la obra de Tolkien que, a su vez, hiciera justicia al original de manera seria y contundente. Esa, al menos, era la mentalidad del director que, además, era un fiel fan de la obra y consideraba a Tolkien como un maestro.
La película fue una obra mastodóntica de la animación pero que, con  todo, acabó inconclusa ya que finaliza con la batalla del Abismo de Helm. Es una cinta curiosa porque es venerada por muchos pero, también, otros la consideran algo decepcionante. Vamos por partes.
La cinta tiene muchos aspectos a favor, de eso no hay duda. Para empezar, el sentimiento de fidelidad que reina a lo largo de todo el metraje. Que Bakshi y su equipo quisieron seguir el espíritu de Tolkien de manera seria y concisa es más que evidente.
Nada más empezar, somos testigos de una introducción cuanto menos curiosa. Se nos cuenta, tras una especie de lienzo y distintos filtros de colores, la historia del anillo único y los personajes implicados en ella.  Vale, pero más curioso es que emplean siluetas de humanos para hacerlo. Aquí, el que no haya visto la peli, frena en seco. ¿Pero no es de dibujos animados? Sí, pero eso no quita que se utilicen otras técnicas para hacer la narración más efectiva y, por lo que veremos más tarde, lo de utilizar humanos mezclados con la animación (bien sea en forma de siluetas o coloreando el celuloide para tratar de darles aspecto de dibujo animado) es algo que tuvo que gustar a Bakshi y compañía porque es una de las características más notables de la cinta.
Resultado de imagen de the lord of the rings 1978El gran punto a favor, para mí, es la animación. Y es que los responsables estudiaron muy atentos el modo de moverse de personas y animales para dar el mayor realismo posible a los personajes de la película. Ved con detenimiento el modo de andar de Bilbo (claramente copiado del de un enano, por movimientos y gestos. Algo, quizás, demasiado evidente) o la forma de luchar o correr de Aragorn o Boromir (sobre todo, en  la muerte de este) Para secundarla, unos fondos que, al menos en parte, resultan muy acertados porque, no lo olvidemos, esta es una película de las de antes, cuando las cosas se pintaban a mano y eso se nota. Para mí, los decorados más vistosos son lo que podemos ver al principio, durante las escenas de La Comarca.
Si hay algo (entre muchas cosas) que destaque de esta cinta, es el empeño que Bakshi por intentar sorprender al espectador y tratar de contar una historia tan espectacular como esta del modo más llamativo posible. Así, no sólo la animación está muchas veces calcada de la realidad, sino que, además, se utilizaron todo tipo de filtros de colores (como los que vemos en la batalla de Helm), fondos reales o efectos de sonido y visuales que enfatizasen la narración (ved el ataque de los orcos a Frodo antes de ser salvado por Gandalf y llevado con los elfos o el enfrentamiento Gandalf/Saruman del comienzo, con esas luces de colores rondando por la pantalla) A veces, incluso, se utiliza el viejo recurso de la cámara lenta para hacer que ciertas escenas sean más dramáticas. El ataque en Moria o la muerte (muy bien hecha para mí) de Boromir lo demuestran.

Resultado de imagen de lord of the rings 1978

Y pasamos al diseño de los personajes. Aquí nos daremos cuenta de que, si bien la película trata de utilizar figuras realistas, con sus gestos, expresiones, ademanes y derivados, hay dos tipos personajes: los claramente realistas, como Aragorn, Boromir o Elrond y los que, manteniendo rasgos más o menos serios, tiran un poco más a lo caricaturesco, como Sam, Bilbo o, en ciertos momentos, el propio Gandalf (con esa nariz enorme y picuda que le han dibujado)
¿Todo lo dicho hasta ahora hace de esta película una obra maestra? No, eso está claro. Y de hecho, son muchos de sus supuestos efectos revolucionarios los que hacen que sea muy criticada incluso por los fans de los libros.
La cinta, para mí, sobre todo al principio, siempre me ha parecido un poco más infantil de lo que resulta al final (claro está, por la naturaleza de la narración en sí) Fijaos como Gandalf, cuando está contando la dichosa historia del anillo a Frodo, da unas cuantas vueltecitas sobre sí mismo, como si bailase. Menos mal que esto sólo lo hace en esta ocasión…
Si bien la película tiene como base sólida las obras de Tolkien, sí es cierto que el modo de otorgar importancia a determinados personajes a lo largo del metraje no es la misma para todos. Por supuesto Frodo, Aragorn o Gandalf  tienen el protagonismo que merecen pero también es cierto que se pasa de otros de manera obvia. Ahí están los ejemplos de Pippin y Merry, que son meros comparsas y no se lucen nada. Eowin ni siquiera habla y Eomer se dedica a partir cabezas de orco en forma de humano pintado para darle apariencia realista. Gimli, por su parte, sale lo mínimo imprescindible. Otros, en cambio, como Ella Laraña, se nombran pero no sale. Una pena, ya que sí me hubiera gustado ver el modo de representarla.
Boromir
Y del tratamiento de los personajes pasamos al aspecto de los  mismos. En general a mí me ha gustado cómo los representan, si bien debió admitir que no todos me han gustado. ¿El que menos? Boromir. Aquí se le representa como una especie de vikingo salvaje que no atiende a razones y que primero actúa y luego piensa. Pero peor es su apariencia: vestido con pieles, barba muy poblada y un casco horrible tipo vikingo con dos cuernos bien grandes incluidos. Otro a tener en cuenta es Elrond, que se supone que es elfo pero aquí, aparte de estar todo el rato sentado, luce un peinado muy curioso que le da cierto aire romano. También me llama la atención es Gollum que, al menos para este que escribe, sí refleja bien la criatura del libro pero le han puesto una mandíbula que recuerda a un mono. Que Aragorn, con esa nariz rota y el peinado aplastado y hacia un lado me resulte algo feo y Theoden tenga un aire a rey mago que tumba son opiniones personales mías… Pero, si un personaje destaca por su aspecto, más que ninguno quizás, es el Balrog. Hay muchos que opinan que aquí sí que metieron la pata hasta el fondo y, lo admito, les doy la razón. En el libro, el personaje es descrito de manera espectacular, una especie de demonio. Aquí se ve que el presupuesto no daba para mucho más y se optó por coger a un tío, disfrazarle con cabeza de león, botas de piel a lo vikingo muy gruesas y, detalle más cutre aún, unas alas hechas de manera de lo más artesanal. Luego un látigo y una espada de fuego y listos...

Imagen relacionada

La versión en feo de Viggo Mortenssen.
Resultado de imagen de balrog the lord of the rings 1978
El Balrog. Para bien o para mal.

El efecto se nota pero ahí queda...
Y de aquí pasamos a, como dije antes, uno de los aspectos más llamativos de la película, ese que todo el que la ve lo recuerda, algunos como algo curioso y otros como un detalle no muy acertado: la inclusión de actores reales mezclados en la animación para conseguir el tan nombrado efecto realista. Veamos, yo creo que está más que claro que la intención fue buena; querían resultar realistas al cien por cien pero, para mí, rompe la magia de las imágenes animadas fotograma a fotograma que se supone tiene el cine de animación (más, aún, en aquellos días) hasta tal punto que, sobre todo al final, durante el asalto a Helm, pueden saturar. Su efecto, aún curioso, queda un poquito desfasado y, desde cierto punto de vista, hasta hoy día puede parecer un poquito cutrecillo y es lo que hace que muchos no hablen bien de esta cinta. Lo que ocurre es que hay veces que el efecto queda ahí (como lo que podemos ver en la taberna de Bree) y otras satura demasiado (los orcos creo que son siempre actores utilizando unas ropas muy cutres y unas máscaras que les dan aspecto de jabalí más cutre aún, por no hablar de los gestos de bestia que hacen) hasta tal punto que, como dije en el caso de los jinetes de Rohan, son casi todos (si no todos) actores sobre cuyas imágenes se ha coloreado. De hecho, hay momentos en  que la inclusión de dichos actores (sobre todo en peleas) se hace de manera rápida pero, aún así, el efecto canta demasiado. Una pena porque yo creo que eso resta credibilidad a la peli y hace que pierda unos poquitos puntos. También es cierto que la afluencia de actores pintados se da sobre todo al final. ¿Prisas por terminar la película? ¿Modo de ahorrar presupuesto? A saber. Quizás fue que les gustó el efecto sin más ni más.

Resultado de imagen de lord of the rings 1978 orcs

Otro detalle a tener en cuenta es que ciertas escenas son largas a propósito, recreándose en el contenido de las mismas (la Cima de los Vientos, batalla de Helm) mientras que con otras han pasado la tijera de manera descarada (el consejo de Elrond, la charla de Gandalf con Saruman o la fiesta del propio Bilbo) Eso hace que la peli se balancee entre escenas muy desiguales que hace que muchos la acusen de ser algo irregular en lo que a ritmo se refiere.

Resultado de imagen de lord of the rings 1978Una cosa que me ha llamado mucho la atención de esta película es el tratamiento que hace de los fondos. Como ya he dicho, sobre todo al principio, me parece que están muy bien tratados y definidos. Pero también es cierto que, conforme avanza la cinta, vemos como, de manera muy curiosa, los decorados parece que se van disolviendo hasta que son meras manchas. Esto ocurre, sobre todo, desde la llagada de los personajes a los bosques de Galadriel, donde los fondos se difuminan hasta que llegan a ser meras manchas y prácticamente están sugeridos. Observad, por ejemplo, la historia del regreso de Gandalf narrada a Frodo tras pelear con el Balrog. Lo que vemos en la pantalla son fondos pintados de manera irregular, supongo, para crear efecto de caos.
Y de aquí pasamos a pequeños detallitos que, si bien no me parecen aspectos negativos, sí están ahí y no dejan de ser cositas curiosas: las puertas de entrada a Moria parecen de un espesor más que finito, el aspecto de Bárbol y su forma de caminar recuerdan  al de una especie de remolacha gigante, Grima tiene un bigotito a lo antiguo o la voz en off del narrador ahorra pero que mucho metraje (véase el consejo de Elrond o el modo de rematar el final de la peli, un tanto de golpe) Detallitos, repito, curiosos pero que ahí quedan.
En resumen, vigilantes del cielo, una película de animación más que curiosa que, desde luego, recomiendo ver porque soy de los que opinan que, indiferentes, no os va a dejar. Es una gozada ver, a pesar de tanto efecto raro, una cinta de animación hecha a la antigua usanza siendo consciente de que lo que vemos son, (en su mayoría) dibujos de toda la vida. Aún así, si la hubieran terminado del todo creo que hubiese quedado un producto mucho más redondo que el que resultó ser ya que, depende cómo se mire, la película, al finalizar de manera tan repentina, me deja cierto sentimiento de quedar algo coja. Eso sí, entretiene que da gusto y, siempre que la veo, me lo paso fenomenal.


Como curiosidades:


Ya dije al principio que esta película no fue el primer intento de llevar la trilogía de Tolkien al cine. De hecho, en 1968, directores como Stanley Kubrick o John Boorman (el responsable de Excalibur), tuvieron en sus manos los derechos de la obra para una posible adaptación al cine.
El guión de Boorman no parecía tener mucho sentido pero Bakshi lo compró por tres millones de dólares. Eso hizo que el primero estuviese loco de felicidad: había vendido un guión descartado.
Con respecto a los planes de Kubrick, detalle más que curioso: quería rodar El señor de los Anillos con Los Beatles como protagonistas. Así, George sería Gandalf, McCartney y Ringo Frodo y Sam respectivamente. El papel de Gollum iba para John. Increíble pero cierto.
Resultado de imagen de hobbit 1977Si bien la película que hoy tratamos puede considerarse como una obra independiente, lo cierto es que hay muchos que la tratan como parte de una trilogía. Y esto es así porque en 1977 se rodó una versión animada de El Hobbit (que animo a ver sin duda alguna) y en 1980 un especial televisivo de animación de El retorno del rey, con demasiadas canciones para mi gusto. Repito, todas ellas fueron independientes pero, por aquello del espíritu de unidad, suele hablarse de una trilogía animada.
Peter Jackson, en  su trilogía, se basó mucho en esta cinta. El comienzo está casi calcado, por no hablar del propio Frodo.

Resultado de imagen de frodo

En esta versión animada, también se ignora a Tom Bombadil. Jackson, años después, haría lo mismo. Curioso cómo todo el mundo pasa del amigo Tom.
Y ya, como colofón, destacar las voces del reparto: Christopher Guard (Frodo), William Squire (Gandalf), Michael Scholes (Sam), John Hurt (Aragorn), Michael Graham Cox (Boromir), Anthony Daniels (C3-PO en La guerra de las galaxias, Legolas), Norman Bird (Bilbo), David Buck (Gimli) o Peter Woodthorpe (Gollum) entre otros… Aún así, el doblaje en español es una maravilla.




Vigilad el cielo.


2 comentarios:

  1. Artículo bien documentado. Interesante. Sigue vigilando el cielo...

    ResponderEliminar
  2. Se ve que está interesante, a mí me llama mucho la atención verla, creo que debe estar bueno, yo amo las películas de Peter Jackson, vi en hbogo la de Las Dos Torres y es la que más me gusta por la parte de los Ents que son las mejores criaturas de las historias de Tolkien, a mi parecer.

    ResponderEliminar