Páginas

viernes, 30 de diciembre de 2011

In time

In  Time
2011
Director: Andrew Niccol
Guión    : Andrew Niccol
Justin Timberlake

Amanda Seyfried
Cillian Murphy 


En un futuro muy próximo, la moneda de cambio es el tiempo. Pero hay quien tiene mucho mientras que otros apenas disponen de él…

           Debo admitir que, cuando vi por primera vez el tráiler de esta peli, lo primero que pensé fue que sería la típica peli de ver y olvidar. Más aún cuando Justin Timberlake figuraba a la cabeza del reparto. De hecho, sólo por este motivo, estaba dispuesto a pasar de ella y aquí paz y después gloria.
            Pues bien, al final le he dado una oportunidad y, si bien me senté en la butaca con la perspectiva de “A ver qué me voy a encontrar y que las dos horas pasen prontito” tengo que decir que, cuando ha terminado, la sensación ha sido de “Bueno, no ha estado mal”
            Y ese es el principal sentimiento que me ha dejado esta cinta: se ve con cierto agrado, se disfruta durante dos horas y punto y final. Tengo que reconocer que lo que más me ha gustado ha sido, sin duda, la trama en sí. Que el tiempo sea la moneda de cambio es, como poco original. Y que el personal mate por ello, más aún. Obviamente es ese el motor de toda la acción: ir en busca de más y más y no perder el que se tiene (al menos, de manera estúpida como, por ejemplo dormir demasiado o hacer un viaje de dos horas en autobús) Si a ello le añadimos unas cuantas caras conocidas como Amanda Seyfried (cuyos ojos parece que se le salen bajo esa peluca oscura que le han puesto) y Cillian Murphy (sin duda, para mí, el mejor de todos) para dar un poco más de sustento al conjunto, tenemos, como dije antes, un producto para disfrutar en el momento. También destaco el hecho de que, a pesar de que es obvio que el argumento está marcado por la ciencia ficción, todo tiene cierto aire de normalidad (si ello es posible en semejante trama) Es decir, los coches aquí son normales y no vuelan, la gente no luce peinados futuristas extraños y no hay robots para hacer tareas domésticas. Y todo eso, al menos para mí, es un alivio entre tanto tópico dentro del género. Y es que esta peli tiene más de thriller y de aventuras que del susodicho toque fantástico de turno.
            ¿Puntos flojos? Algunos. Todos pasables ya que no estropean nada sin que esto no tenga remedio, pero ahí quedan. Para empezar, la trama puede resultar familiar a más de uno en forma de La fuga de Logan (que ya reseñé en este blog) en más de una cosa: el tiempo es importante, el problema empieza a los veinticinco años, hay un reloj biológico y un policía que se encarga de que nadie se pase de listo. Si a ello añadimos una pareja que huye en busca de más tiempo, las coincidencias pueden resultar claras. Pero lo que menos me ha gustado es el protagonista. A ver, no sé muy bien si el amigo Timberlake es actor, cantante, artista global o qué se yo pero, aquí al menos, me ha resultado muy acartonado, siempre con la misma cara, como si le faltase un poquito de chispa (o, puestos a ser malos, dotes interpretativas pero no es bueno pasarse ya que el chico, al menos, lo intenta.) Yo, personalmente, creo que la película hubiera ganado un poquito más con alguien con más tablas, presencia o, tan sólo, un actor que se dedique a hacer eso: actuar.
            En fin, un producto que, como dije antes, puede verse sin problemas para pasar un rato entretenido, una mezcla de la ya nombrada fuga del vigilante Logan 5, Robin Hood y Bonnie y Clyde. Al salir del cine, un chico que estaba sentado detrás de mí, comentaba "Bueno, algo lenta en algunos momentos" Quizás. Eso ya va en cuestión de gustos...
            Una cosa: lo que menos me ha gustado de la peli no ha sido nada de la peli en sí, sino el tráiler que prepararon. ¿La razón? ¡Te cuentan toda la peli en tres minutos!
             ¡Buen visionado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario