Páginas

sábado, 5 de noviembre de 2011

La fuga de Logan

La fuga de Logan (Logan’s run)
(1976)

Director: Michael Anderson

Guión    : David Zelag Goodman


Michael York
Richard Jordan
Jenny Agutter
Peter Ustinov






Tras una guerra que casi hace desaparecer a la raza humana, la población se concentra en una ciudad rodeada por una gran cúpula. En ella, sus habitantes sólo pueden durar hasta los treinta años...

Durante los años setenta, el cine de ciencia ficción se caracterizó por su pesimismo y catastrofismo: uno iba al cine y salía con cierta sensación de pesar. El futuro se presentaba como nada halagüeño y, si bien había cierto espíritu de fantasía (evidente, menos mal) en las historias, por encima de todo reinaba ese aire agorero que intentaba hacernos, aunque fuera un poquito, pensar en lo que estábamos haciendo y las posibles consecuencias de nuestros actos. Prueba de esto son películas como El planeta de los simios, El último hombre vivo o Cuando el destino nos alcance sin ir más lejos. Y, por supuesto, esta fuga del vigilante llamado Logan 5 que, a pulso, se ha convertido en un ejemplo característico del cine futurista de los setenta y todo un clásico del género de ciencia ficción.
 La cinta pertenece a ese tipo de películas que anticipan un futuro catastrófico pero sin monstruos ni alienígenas de por medio, lo cual implica una buena ración de tecnología con sus beeps y boops como sonidos de fondo, pocos lásers y sus derivados y, sobre todo, mucho futuro caótico por delante con humanos haciendo lo que mejor se supone sabemos hacer: meter la pata hasta el fondo y cargarnos todo. Cómo no, ocurre en un futuro no demasiado lejano, donde la humanidad ha sido casi masacrada y nada es lo que era.
La película, en general, se ve con agrado porque no es de esas cintas en la que te meten con calzador el tema fantástico hasta saturarte. Y es que, por encima de todo, estamos ante una historia de aventuras con los tópicos que estas conllevan: un protagonista pasa por una serie de situaciones que le hacen cambiar de actitud y modo de pensar para convertirse en un héroe. En su camino, a parte de los típicos impedimentos, encontrará distintos personajes que le apoyarán en su viaje.
            La cinta, basada en un libro, se ha convertido con el paso de los años en todo un clásico y ya, en su momento, fue un rotundo éxito que no sólo recuperó su inversión sino que la triplicó. Muy a tener en cuenta la ambientación futurista llena de maquetas muy bien construidas (aunque, claro está, a veces se notan) y la indumentaria de los personajes que, al menos a mí, me recuerdan a los de Plantea prohibido o El tiempo en sus manos. Michael York está muy bien en su papel de Logan y, por supuesto, tenemos que contar con la presencia de Peter Ustinov, que aquí no quema ciudades al son de su lira pero sí está rodeado de gatos y es la prueba viviente de toda la trama de la historia. Jenny Agutter, por su parte (antes de enamorarse de algún que otro hombre lobo americano en Londres) está pelín inexpresiva, aportando el toque femenino que toda buen historia se supone que debe tener.
            Si bien al verla nos parezca un poquito anticuada (esa escena de la sala del amor canta mucho...) se llevó un oscar a los efectos especiales aunque hoy día hayan quedado algo obsoletos. ¿El ejemplo más claro de esto? Para mí sin duda el personaje de Box, esa especie de robot extraño que parece una lavadora deslizante y al que le da por congelar a todo el que se pone por delante. No obstante, repito que esta es una historia más de sutilezas que de espectacularidad. Y esa es una de sus muchas gracias...
            No es de mis películas favoritas de ciencia ficción pero la verdad es que, siempre que la veo, lo hago con gusto. Si podéis, dadle una oportunidad. Y, de paso, no me digáis que, en ciertas cosas, La isla (Michael Bay) no se parece en más de una cosa a esta fuga.
            La película dio lugar a una serie a mitad de los ochenta que levanta pasiones e iras por igual y, durante años, se ha hablado de una nueva versión que parece que nunca llega. Tanto ha sido así que hace un par de añitos, Brian Singer (director de los X-men 1 y 2) estuvo al frente del nuevo proyecto y se hablaba de Tom Welling (Superman en Smallville) como protagonista pero lo cambió por Superman Returns (craso error, pero eso es otra historia...)
            Pues dicho queda. ¡Buen visionado y a fugarse bien!
           


3 comentarios:

  1. Es una de mis peliculas favoritas , la ultima vez que la vi fue hace años y esta junto con "Almas de metal" son de las que mas me han gusstado siempre

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Me encanta!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena elección la tuya, Spartacus, con Almas de metal. De hecho, espero publicar una entrada muy pronto dedicada a ella. Gracias por escribir. Lo mismo te digo, Anónimo. Pasáos por aquí cuando queráis, que seréis bien recibidos...

    ResponderEliminar