Páginas

domingo, 6 de noviembre de 2011

La cosa (2011)

La cosa (The thing)

(2011)

Director: Matthijs van Heijningen Jr.

Guión   : Eric Heisserer, Ronald D. Moore
Mary Elizabeth Winstead
Eric Christian Olsen
Joel Edgerton
Ulrich Thomsen
Jonathan Walker
Dennis Storhøi
Kim Bubbs
Stig Henrik Hoff
Trond Espen Seim
Paul Braunstein
Jørgen LanghelleJan


Si hay algo que caracterice a la cartelera a fecha de hoy, es la falta de imaginación (o ganas, vaya usted a saber) de los estudios de Hollywood. Dad un vistazo a lo que hay en las salas y lo comprenderéis: adaptaciones de libros, de comics, reinicios de sagas, remakes y precuelas varias. Pues bien, de estas últimas va hoy el tema. Y es que vamos a acalarar las cosas antes de empezar. Hay muchos que creen que la cinta que nos ocupa es un remake. Pues no: es una precuela de un remake. Dicho remake data de 1982 y lo firmó John Carpenter como La cosa. El original es de 1951 y su director fue Christian Nyby y aquí se tradujo como El enigma de otro mundo (¡ahí queda eso!)

      Durante un tiempo se habló de hacer una nueva versión de La cosa. Era tarea difícil ya que  Carpenter ha alcacanzado hace años el estatus de director de culto y la mayoría de sus películas también. Vale, unas más (2013, rescate en Nueva York, El príncipe de las tinieblas, Vampiros...) y otras menos (Christine, Están vivos, Golpe en la pequeña China...). El caso que que La cosa pertenece al primer grupo y por varias razones: es una buena peli, no se limita a copiar a la de 1951 sin más y aporta algún toque de originalidad: allí donde la de Christian Nyby insinuaba, la de Carpetenr mostraba y, además, iba más allá (glosriosa la escena en la que al tío aquel se le deprende la cabeza, le salen patas y sale corriendo...) Pues bien, todo esto puede ser un inconveniente si se decide hacer algo relacionado con la misma historia. Al final, los productores han decidido decantarse por la excusa de la precuela, supongo que por aquello de aportar algo nuevo. Y creo desde mi punto de vista, que es eso lo que falla en esta película: falta de originalidad. Pero vayamos por partes...

      Veamos: cualquiera que haya visto la película del 82 siempre se quedada con las ganas de saber qué demonios había pasado en el campamento del cual viene el dichoso perro de la escena inicial. Pues bien, aquí al fin lo sabemos y, desde esta perspectiva, la película cumple bien. Nos vamos metiendo en situación sin dar muchos rodeos hasta que las cosas comienzan a torcerse para los científicos y el alien, que tiene muy mala leche intergaláctica, empieza a hacer de las suyas.

      Los efectos están bien, pero tampoco son para tirar cohetes (¡o lanzallamas!). Allí donde hace tres décadas había maquillaje y muñecos de tamaño natural (o más), aquí hay ordenador. Es decir, han traducido el monstruo del espacio a CGI. Y poco más a este respecto. ¿Queda bien? Sí, claro, pero no más. Destaco el golpe de efecto del pobre hombre en esl estómago del bicho. Y es que, cuando algo es repulsivo, lo es y punto...

      Los actores cumplen lo justito porque, seamos sinceros, lo que menos se busca en una película así es una interpretación Shakesperiana. Esta vez, supongo que por aquello de variar un poquito, al menos tenemos dos mujeres en el grupo y una de prota (en la cinta de Carpenter no había ni una, pero tampoco era problema. Uno quería ver casquería y punto.)

      ¿Es mejorable esta cinta? Ni dudarlo. Lo que parece mentira que que hoy día, con los medios que se tienen a todos los niveles, se haga una película que no aporte nada o casi nada. Y es que, como dije antes, la falta de originalidad es lo que más destaca en esta versión hasta tal punto que parece un clon de la de Carpenter, como si hubieran puesto encima un papel de calco y sólo hayan seguido las líneas de la original con alguna pequeña variación ¿Que en la original una hay pruebas con la sangre del personal? Ok, pues en esta miramos los empastes. Bueno, puede pasar pero el golpe de efecto no es ni por asomo el mismo. Y esa es otra de las cosas que quizás necesita la película: las esceneas de tensión que tenía la otra. ¿Y el monstruo? Porque aquí se viene a ver el bicho del espacio. Como ya dije, cumple. ¿Muñecos a la antigua usanza u ordenador? La polémica está servida. Yo debo admitir que, aunque este está bien y tiene momentos espectaculares, el otro me tira un poquito más.

      En resumen, una película que cumple en la justa medida, que es entretener y poco más. Probablemente, si eres un fan de las otras dos, te quede cierta sensación de "esperaba algo más".  Eso, al menos es lo que me ha pasado a mí, pero, como dijo alguien, para gusto, los colores... y los aliens.

      Vigilad de cielo...
      ... Y aseguraos los empastes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario