Páginas

viernes, 14 de octubre de 2011

El terror del espacio exterior



El terror del espacio exterior (It! The terror from space)
(1958)
Director: Edward L. Cahn
Guión   : Jerome Bixby

Marshall Thompson
Shirley Patterson
Kim Spalding
Ann Doran
Dabbs Greer
Paul Langton
Robert Bice
Richard Benedict
Richard harvey
Thom Carney
Ray Corrigan


El coronel Edward Carruthers es el único superviviente del primer vuelo a Marte en 1973. Por ello, cuando regresa a la Tierra, con una nave de rescate, deberá enfrentarse a los cargos por la muerte de sus compañeros. Pero algo más ha subido a la nave...

«El terror del espacio exterior» o «It», como sé también se la conoce, es una película de ciencia-ficción muy propia de la época que, de nuevo, aborda el tema de los viajes espaciales y, cómo no, este tiene como destino Marte, así que la presencia de extraterrestres malvados está asegurada.
            Para mí, lo mejor de esta cinta radica en lo original del planteamiento: por una vez, nos olvidamos de invasiones alienígenas y platillos volantes y la acción se centra en el interior de una nave espacial donde un monstruo se cuela y empieza a masacrar al personal. Por eso, lo que empieza como una historia de misterio en un contexto de ciencia-ficción se acaba convirtiendo en la aventura por la supervivencia de los miembros de la tripulación. No hay grandes efectos especiales en esta cinta porque tampoco la trama precisa mucho de ellos pero sí destaco el maquillaje de las víctimas (secos casi por completo) lo poco que estas salen y esa secuencia en la que dos de los personajes salen al exterior de la nave caminando por su superficie.
¿Aspectos a mejorar? Bueno, quizás alguien podría pensar que la película empieza con un empuje bastante original en lo que se refiere a los cargos que pesan sobre el protagonista pero luego las muertes y las escenas de peligro son las que más pesan. Sí, pero estamos en Marte y allí lo monstruos deben ser malvados y sanguinarios y si algún astronauta de la Tierra se les pone de por medio, todos sabemos qué vendrá  a continuación. Por supuesto, la bestia es sin duda un actor disfrazado y el traje, a veces, canta mucho pero estamos hablando de una película de ciencia-ficción de los cincuenta y este tipo de detalles estaban a la orden del día (y son muchas veces, a mi modo de entender, la gracia de estas cintas) Con respecto a los actores, cumplen su labor. Quizás Marshall Thompson peque de algo inexpresivo, pero no todo puede ser perfecto...
            En fin, una peliculita que resume el espíritu del cine de los años cincuenta: viajes espaciales, naves, extraterrestres malvados y feos y personajes que las pasan muy canutas para sobrevivir a los marcianos. Se ve sin  problemas, cumpliendo lo que promete: un viaje de sesenta y nueve minutos por el espacio exterior cargado de peligros.
            Como curiosidad, en cuanto la veáis, tendréis otra cinta en la mente que se basó en ella de forma más que evidente: Alien. De hecho, a parte del tema del monstruo que persigue a los miembros de la tripulación sin piedad, hay ciertas escenas en las que el monstruo marciano persigue a los pobres astronautas a través de conductos de ventilación que recuerdan mucho a las de la película de Ridley Scott. Y es que, ya que uno se basa en algo, que sea en algo que merezca la pena, como por ejemplo este terror del espacio exterior.
            ¡Feliz viaje (espacial, claro)!

No hay comentarios:

Publicar un comentario