Páginas

domingo, 24 de mayo de 2015

Hércules



Hércules (Hercules)
(2014)

Director: Brett Ratner.
Guión   : Ryan J. Condal, Evan Spiliotopoulos.

Dwayne Johnson.
Rufus Sewell.
Ian McShane. 
Aksel Hennie. 
Ingrid Bolso Berdal.
John Hurt.






El rey Cotys quiere alquilar los servicios de Hércules y los suyos para que peleen contra Rhesus, un viejo rival...




¡Muy buenas, vigilantes del cielo!


Hoy os traigo una peli que no tiene mucho de cielos ni de galaxias pero si de semidioses... más o menos.



Por supuesto, todo el mundo conoce la historia de Hércules a rasgos generales, Ya sabéis, el resultado de una canita al aire del sinvergüenza de Zeus al liarse con una mortal. De ahí salió un hijo que ni era dios ni mortal. Eso sí, con una fuerza descomunal que se hizo famosete por hacer doce trabajos que un mortal del montón no haría ni pensaría en hacer.



Bueno, pues la peli que hoy os presento va a mostrar a ese Hércules... y a la vez no, es decir, han tratado de presentarnos al personaje bajo ese halo de realismo que tratan de meternos (a veces con calzador) a muchos personajes fantasiosos. Por eso, lo que os puedo decir es lo que sigue...



La cinta comienza con la voz en off del bocazas del sobrino de Hércules narrándonos de manera exagerada la fama de su tito a costa de los famosos doce trabajos. De inmediato, con la excusa de pelear contra unos piratas, sabemos dos cosas: que la fama del susodicho Hércules está muy exagerada y que el tipo es, en realidad, un mercenario que, como el equipo A, se alquila para hacer trabajitos que le aseguren el futuro. ¿Qué te parece?



La peli, que dura hora y media escasa, va directa al grano en la siguiente escena, cuando sabemos que el rey Cotys quiere alquilar al prota y sus colegas para un trabajito: defenderle de un tal Rhesus. Como va a pagarle su peso en oro, Hércules se harta a comer y acepta el trabajo.



Desde este momento, la peli va a tener lo que a mí me han parecido dos partes. La primera es la que lleva a cabo Hércules con los hombres de Cotys, es decir, prepararles para la batalla contra Rhesus de cara a un enfrentamiento final. La segunda, lo que ocurre tras el giro argumental al que asistimos cuando sabemos que Cotys, a pesar de su pinta de rey mago bonachón, no es en absoluto lo que parece. Como puedes ver, el argumento no puede ser de lo más sencillo y la cinta se engloba sin problemas en lo que se puede llamar peliculita de aventuras. Eso sí, si con la excusa de ver a un personaje de la cultura griega vas a esperar un repertorio de criaturas raras tipo Furia de titanes vas listo porque aquí no hay nada de eso; es más una película de aventuras en su sentido pleno que una de fantasía como las que se destilan hoy día. ¿Que te gusta la idea? Bien. ¿Que no? Pues advertido quedas. 



Conectando con lo que acabo de decir, y esto puede que sea una impresión mía, creo que han querido suplir esa falta de bichos raros y mitológicos con batallas más o menos espectaculares. Por eso, debo destacar dos enfrentamientos que me han gustado y que, creo, quedan muy bien en pantalla. Por un lado, la pelea contra esa tribu que tiene el cuerpo pintado de verde cual reptil. Los tipos parecen orcos sin maquillaje y el momento resulta muy curioso. Eso sí, son malos con ganas peleando  porque, con todos los que son, ni siquiera hieren a los buenos, que son unos pocos. Otro momento en esta línea que también me ha gustado es la pelea de Hércules con Rhesus; ved lo poco delicado que es el primero con el caballo del segundo. O eso, o es una mala bestia. A esto debo añadir el momento de los tres lobos que, si bien se lucen poco, hacen su papel.





Los personajes están bien definidos, cumplen su función y son presentados desde la segunda escena. Hércules es el jefe del grupo cuya fama es bestial pero está un poco amargado por cierto problema con su familia. Cotys es el reyezuelo que parece sacado de cualquier relato de Robert E. Howard. Autolycus (como veis, escribo sus nombres en inglés por no encontrar referencia en español) es el compi del héroe que, además, a servidor le recuerda a Han Solo en griego. Mirad la escena en la que cobra su recompensa, se va y luego vuelve en plan triunfal. ¿Casualidad? Lo dudo. El resto de amigos, como Atalanta o Tydeus refuerzan al prota de manera secundaria y el rey Euristeo es el personaje comodín usado para la sorpresa de turno.




¿Y los actores? Sinceramente, y desde mi humilde opinión, pasan sin más porque, como supongo sabes, el despliegue interpretativo que puede exigir la historia de un forzudo no da para mucho. Dwayne Johnson sigue a lo suyo, es decir, rostro pétreo al que añade, todo hay que decirlo, cierto toque de desesperación por la tragedia de su familia. Rufus Sewell cumple como el cínico de turno (de nuevo, Han Solo) Ian McShane hace lo que puede con cierto toque humorístico. Aksel Hennie, es una especie de Chewbacca bestial. Ingrid Bolso Berdal es la que más floja me parece; demasiado tipa dura. Menos mal que John Hurt, al menos, despliega tablas sin mucho esfuerzo.






En cuanto a cosas que considero mejorables te diré unas cuantas. Para empezar, la trama, a pesar de su contexto griego, me ha recordado a dos: los siete magníficos (para entrenar a un pueblo contra un malvado) y a Conan, el bárbaro, en cuanto a que un rey alquila los servicios de los protas. Quizás haya sido casualidad... Quizás. La peli, es su conjunto, me ha resultado muy predecible y está claro por dónde va a salir, así que no creo que pille por sorpresa a nadie. Pero, lo que menos me ha gustado, ¿Hércules soltando un taco? (de nuevo, la escena del caballo de Rhesus) Por favor...


Pues no te puedo decir más. La verdad, no creo que sea una cinta que pase a la historia y, de hecho, no la considero a la altura de muchas pelis fantasiosas de hoy en día. Creo que ese afán por quitarle el tono heróico y fantástico al personaje también le han quitado cierta gracia. No es que la considere una mala película pero sí creo que se la podían haber curado mucho más y darle un pelín de más chispa. ¿La recomiendo? Bueno, para pasar un ratito, no te digo que no. Yo me sigo quedando con las de Steve Reeves o las grilladas de Lou Ferrigno. 



Vigilad el cielo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario