Páginas

sábado, 10 de enero de 2015

En busca del Arca Perdida



En busca del Arca perdida (Raiders of the Lost Ark)
(1981)

Director: Steven Spielberg.
Guión  : George Lucas, Lawrence Kasdan, Philip Kaufman.

Harrison Ford.
Karen Allen.
Paul Freeman.
John Rhys-Davies.





El doctor Indiana Jones es requerido por el gobierno para que encuentre El Arca de a Alianza antes de que lo hagan los nazis...



¡Hola a todos!


Hoy os traigo una película que no necesita presentación alguna. Es un icono, una leyenda del cine, en cuanto a historia y personajes, repleta de escenas famosas que han hecho de ella una cinta que, me atrevo a decir, todo el mundo ha visto alguna vez en su vida.


En busca del Arca Perdida, cosa curiosa, empezó más como una peliculita de aventuras sin muchas ambiciones que, poco a poco, mientras avanzaba el rodaje, fue creciendo cada vez más y más hasta que todos se dieron cuenta de que tenían algo muy grande entre manos. Muy bien, Steven Spielberg dirigiendo, George Lucas pensando en la historia, Lawrence Kasdan dando forma en el guión a las grilladas de los dos genios y Harrison Ford poniendo rostro, gestos, sonrisa torcida y la barba de tres días más famosa de la historia del cine. 


Lo primero que hay que destacar de esta peli es la historia. Desde un primer momento, Lucas tenía en mente no solo hacer que un personaje viviera aventuras más o menos exóticas a lo largo de dos horas, sino que dichas aventuras estuvieran relacionadas, en mayor o menor medida, con un hecho o artefacto real. Por eso, tras mucho investigar, tuvo la genial idea de tomar el Arca de la Alianza (esa cajita donde Moisés, después de cabrearse un montón, guardó una copia de los Diez Mandamientos) como eje de toda la historia y situarla en un momento de la Historia de la Humanidad real, es decir, allá por los años treinta cuando Hitler, loco como él solo, se dedicó a buscar por todo el planeta artefactos sobrenaturales que le ayudasen en su intento por adueñarse del mundo. La idea en sí es genial y da para mucho. Lucas se las apañó para diseñar una trama en la que ficción y realidad se dieron la mano de forma sorprendente y que encajó de manera estupenda en el guión que todo el mundo conoce. 


La cinta siempre se ha englobado dentro del género de aventuras y creo que, desde luego, es una buena elección pero, no hay que olvidarlo, el toque fantasioso está asegurado y eso es algo innegable. Lo que sucede es que el equilibrio entre los dos géneros está tan conseguido que hace que la historia se columpie entre ambos sin que el espectador se de cuenta. Por eso, el guión se nutre mucho del género aventurero echando mano, cuando es necesario del toque de fantasía. De hecho, si nos damos cuenta, este último se da en los últimos minutos de la peli en una escena muy concreta, esa en la que abren el Arca y todo se va a tomar viento. Hasta entonces, se nos invita a gozar con las aventuras y desventuras del doctor Jones mientras le vemos hacer todo: pelearse, liarse a tiros, ser arrastrado, recibir golpes que da gusto, enfrentarse a trampas y serpientes, enrolarse en el ejército nazi y un monteó de cosas más que, al menos a este servidor, le parecen perfectamente mostradas y rodadas y hacen que, siempre que la veo, la peli se me pase volando.


Pero, por encima de todo, esta primera peli de las aventuras del colega Indy marcó una pauta a seguir en las tres (y digo TRES, porque la aventura de la Calavera de Cristal me encanta) y que es uno de los sellos de marca de la saga: el espíritu de peli clásica que tiene. Aquí se dan todos y cada uno de los detalles y tópicos de las antiguas cintas de aventuras y, cosa curiosa, siguen funcionando a la perfección. Por un lado, está el héroe que tiene una misión que, a priori, se sale de lo normal. Luego está el compañero del mismo, es decir, el comodín que le ayuda siempre que es necesario. En este caso, hablo de Sallah, que lo mismo está para un roto que para un descosido. Luego está la novia que todo héroe debe tener, léase Marion (luego hablaré de ella) En la parte opuesta, el malo de toda la vida que, en este caso, trabaja para otros más malos aún: Belloq. Luego está el objetivo a conseguir que, sobra decirlo, es el Arca. Como se puede ver, el esquema Héroe/compañero/novia/malo de toda la vida que siempre ha funcionado y que siempre lo hará... cada vez que caiga en manos de gente competente que sepa manejarlo y los responsables de esta cinta (todos) fueron, y son, gente número uno en lo suyo. 


Vamos con los personajes. Tan icónicos como la peli en sí. Si dices "Indiana" la gente responde "Jones" y si sueltas "Jones" el otro te dice "Indiana" El doctor Jones es lo que yo llamo un personaje perfecto; el tipo es ligón, duro, sarcástico, aventurero, con un sentido del deber a prueba de bomba pero, también, cínico, un poquito rastrero (a las peleas con el tipo del espadón o el del avión me remito) y, a su modo, marrullero ya que, si hay que huir, se huye cuando los malos no miran (escena inicial y que ya define al personaje) Lucas lo clavó, Spielberg lo bordó y Kasdan y Kaufman dieron en el clavo. ¿El resultado? Un personaje para la historia Si haces un cóctel de Robin de los bosques (Errol Flynn), Quatermain (Stewart Granger) Dobbs y Curtin (Bogart y Holt), Harry Steele o Leiningen (ambos con cara de Charlton Heston) y muchos más de la época clásica, se puede decir que el hijo de todos ellos es Indy, solo que el amigo Jones se ha alzado com personaje aventurero por excelencia y encabeza todas las listas que se hacen de los mismos. Pero si hay algo que siempre me ha gustado, y esto lo digo de manera totalmente personal, es lo humano que es. Y es que Indy da, pero también recibe lo suyo, se despeina, le hieren, se emborracha o hace cualquier cosa para salir de los atolladeros donde se mete (léase tirar arena a la cara del malo o ser rescatado, detalle sublime este, por unos niños en un bar) 



Y no hay prota que no esté bien arropado por unos buenos compis. Marion da el toque romántico adecuado pero, y esto es un detalle que siempre me ha encantado, está muy lejos de ser la típica mujer en peligro que necesita ser rescatada. A ver, aquí hay que rescatarla, ya que es uno de los detalles importantes ella trama pero, también, se las apaña muy bien solita, bien echando una partida a base de chupitos o a sartenazo limpio. Siempre he pesando que la mano de Lucas se nota y mucho ya que veo cierto eco de la princesa Leia, es decir, prota femenino pero no por ello tontita. Además, es un personaje muy ponente al que, por suerte, se recurre en la cuarta parte. Sallah es el perfecto amigo del héroe cuya ayuda es imprescindible en ciertos momentos. Y, por supuesto, un héroe de altura necesita un malo como Dios manda. Por eso, Belloq es el perfecto antagonista: vendido, refinado y señorito pero, también, tan listo como Indy. En conjunto, personajes arquetípicos que, por eso, funcionan a la perfección.






Paso a los actores. ¿Qué se puede decir? Harrison Ford es el perfecto Indiana Jones. El actor, que es uno de mis favoritos, supo dar al personaje ese heroísmo mezclado con el toque justo de cinismo y humor que parieron un personaje ideal, el aventurero con mayúsculas. Además, el amigo se mueve como pez en el agua en las escenas de acción y supo aportar una imagen alejada del estereotipo  que se lleva tanto hoy día del tipo guapito y cachas que, hasta cuando se arrastra por el suelo, luce perfecto. Nadie ha lucido sombrero y barba de varios días como él. Ford es y será el perfecto Indiana Jones, absolutamente inigualable. Karen Allen está muy bien como Marion y, desde luego, es ideal en su papel de novia aventurera. Paul Freeman está magnífico como Belloq, refinado y malvado a partes iguales y que, además, tiene su corazoncito. John Rhys-Davies cumple muy bien como Sallah. Tanto, que se recurrió a ambos, actor y personaje para recuperarlo en la tercera entrega.




Pero no se puede hablar de Indiana Jones sin hacer referencia a un aspecto fundamental en todo lo que Lucas y Spielberg tocan: la música. Cómo no, la batuta de John Williams se nota en todas y cada una de las notas que adornan la banda sonora. La más famosa es la celebérrima Raiders March, esa pieza que todos hemos tarareado alguna vez. Marion's theme es la pieza romántica que necesita toda peli de aventuras y una gozada de escuchar (con cierto toque de Han Solo and the princess) No obstante, hay otras piezas sublimes como The map room, que, además, acompaña a una de las escenas clave de la peli. Si podeís, dad una buena escucha a toda la banda sonora; no tiene desperdicio; John Williams en estado de gracia.

¿Escenas destacables? Esta cinta está repleta de ellas y es muy difícil escoger. ¿Cómo elegir entre la de la piedra enorme que rueda tras Indy, la de la pelea en el avión, el tiro que le pega al tipo del espadón o toda la escena final? Por no mencionar el momento final cuando el encargado guarda el Arca como un objeto más en el almacén. Yo soy más sencillo: me quedo con toda la peli y listos.




¿Entendéis lo que quería decir con "rastrero"?



Era mil novecientos ochenta y uno y los efectos especiales, si bien estaban en plena eclosión después de La guerra de las galaxias, se caracterizaban por una cosa: eran artesanales o, dicho de otra forma, pre-tomas digitales. Eso no quiere decir que, en esta cinta, fuesen malos; ¡en absoluto! Las explosiones, los soldados que vuelan, los submarinos  o la sangre que salpica es real, se ve que está ahí y eso le da un toque que muchas de las producciones de hoy día no tienen. Uno de los momentos más destacables es la espectacular escena final. ¿Se notan los muñecos cuando se deshacen? Sí pero, repito, eso no quiere decir que sean malos efectos; solo lo que se tenía entonces. Eso sí, me encantan esas hadas malignas que salen del arca y que, claro está, son actrices fotografiadas de manera especial; hoy serían generadas por ordenador. 





Pues esto ha sido todo. Deciros que os recomiendo esta peli sería repetirme porque lo llevo haciendo desde la primera línea de la entrada. Me parece la perfecta película de aventuras: muy bien pensada, mejor escrita, dirigida de forma maestra y con unos actores metidos hasta el sombrero en sus papeles mientras una banda sonora de bandera la adorna. ¿Se puede pedir más? Sí, otras tres pelis para completar (de momento) la saga.

Vedla. Si no lo habéis hecho, cosa que dudo, nunca es tarde si la dicha es buena. Yo la he visto millones de veces y las que quedan por delante. Y, lo bueno, es que me lo paso pipa todas ellas. Por algo será.


Vigilad el cielo.





7 comentarios:

  1. ¡Hola! esta película es mítica, nunca me canso de verla como todas las de esta trilogía :)
    Te invito a que eches un vistazo a una pequeña historia que he creado y me des tu opinión : "La Balada del Acero"

    http://donde-los-valientes-viven-eternamente.blogspot.com.es/2015/01/la-balada-del-acero-una-oda-epica-que.html

    ¡Espero que hayas tenido un buen inicio de año, abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo al cien por cien.

      Por supuesto, me pasare por tu blog.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Una de las mejores películas que he visto, creo que su ultima entrega no fue muy buena con eso de las calaveras de cristal aliens pero INDI es un héroe genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dark.
      A mi me encantan las cuatro, desde la primera hasta la última. De hecho, La calavera de cristal es de mis favoritas. Indy siempre será Indy...

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Una de las mejores películas de aventuras que he visto! Me gusta tanto que no puedo dejar de verla. Cada vez que la echan en la tele aprovecho para visionarla. El papel de Indiana estaba escrito para Harryson Ford y no para otro actor. Una pena que este gran actor ya esté mayorcito... porque en la quinta enrega todo indica que el nuevo Indy, será Bradle Cooper. O al menos de momento.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Aventura pura u dura con un aire de clásico tremendo. Como bien dices, Indy es Harrison. Espero que, al menos, mediten antes de poner a otro actor porque creo que el resultado final de la nueva entrega puede verse afectado por dicha decisión.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Ojalá no metan mucho la pata con la nueva entrega. Antes nombre a Cooper, pero me comí una letra de su nombre, Bradley (me faltaba la y) A ver si la hitoria que van a contar es buena, porque miedito me da!

    Un placer comentar! :D

    ResponderEliminar