Páginas

sábado, 29 de noviembre de 2014

El increíble Hulk



El increíble Hulk (The incredible Hulk)

(2008)

Director: Louis Leterrier.
Guión   : Zak Penn.

Edward Norton.
Liv Tyler.
Tim Roth.
William Hurt.






El doctor Bruce Banner, afectado de radiación gamma, busca una cura para dejar de convertirse en su brutal alter ego, Hulk.



¡Muy buenas a todos!

Creo que no exagero mucho si digo que Hulk, la peli de Ang Lee, dejo fríos a la mayoría de los fans del personaje (por no decir a todos) entre los cuales yo me incluyo. Para mí, entre otras cosas, hubo dos razones principales: mucho viaje interior y pocas bofetadas. Por eso, cuando me enteré de que iban a reiniciar al personaje de cero, respiré aliviado porque estaba seguro de que los de Marvel y Hollywood suelen aprender de sus errores.

Muy bien, actor nuevo, nuevo director y la promesa de un Hulk como los rayos gamma mandan. ¡Vamos allá!

Lo primero que destaca de la peli y que, en mi opinión es un gran punto favor de  ella, es que tuvieron en cuenta la famosa serie protagonizada por Bill Bixby y Lou Ferrigno. Y es que la susodicha serie es a Hulk como los garbanzos al cocido: es imposible pensar en uno sin hacerlo en el otro. Esto, que la anterior cinta se saltó a la torera, lo vemos desde la escena de los títulos de crédito que, por cierto, me parece muy bien llevada. En estas imágenes iuniciales vemos a Bruce Banner haciendo el experimento consigo mismo y lo hace en una máquina igualita que a la de la serie. Nada de explosiones gamma ni cosas por el estilo. A lo largo de los títulos vemos que la cosa se va de las manos, que algo monstruoso surge y que Bruce se convierte en un fugitivo. Y todo esto, repito, en los títulos iniciales.

La historia me parece muy sencilla y, por eso, muy bien trabajada. Nada de introspecciones varias ni problemas del tamaño del Empire State con la figura paterna (de nuevo, me remito a la peli anterior) Pero, sobre todo, la cinta, al menos a mí, me dio lo que esperaba como fan: la historia de Bruce Banner que debe huir porque, cuando se cabrea, se convierte en un monstruo verde de tres o cuatro metros mientras el ejército americano, que no da pie con bola con él, le pisa los talones. Sencillo, sí. Eficaz, no veas. Además, el guión se las apañó para no caer en repeticiones cansinas de Bruce huye/el ejército llega/Hulk las reparte como panes incluyendo a un personaje fundamental en el universo del gigante verde: la abominación. Y, ¿quién es este? Pues un bicho tipo Hulk pero mucho más feo y con mucha más mala leche con el que se suele marcar unos duelos de puñetazos de muy señor mío. Así, el personaje de Emil Blonski viene que ni pintado para ser el contrapunto perfecto a Hulk.




Si has leído algo del personaje o has visto algún capítulo de la serie original, sabrás que en Hulk, además de puñetazos y gruñidos, hay mucho de conflicto personal mezclado con ciertos toques amorosos. Aquí la mezcla está muy bien llevada y no cansa en absoluto (de nuevo, me remito a la otra peli) Vale, Bruce Banner es un prigadillo hecho polvo que no tiene donde caerse muerto y que, además, está hecho una piltrafa porque no puede resolver el pequeño problemita del mal genio. Esto se combina con la historia de amor con Betty que, como ya he apuntado, no llega a resultar pastelona en absoluto.

Los personajes están perfectamente definidos y sabemos en todo momento lo que podemos esperar de ellos. Bruce, como dije antes, está muy bien reflejado como tío inteligente pero que no tiene más remedio que huir y vivir como un pordiosero pero, a la vez, es valiente, galante y no duda en meterse de lleno en problemas. El general Ross que vemos aquí difiere muy poco del que vimos en la peli de Ang Lee y, debo reconocer que, en ambos casos, el personaje está conseguido y, a su modo, resulta bastante capullín. Emil Blonski me gusta mucho. No es que el tipo sea el villano, al menos, mientras es un militar que lo mismo vale para un roto que para un descosido, pero, poco a poco, se va a atragantando hasta que se convierte en lo que se convierte. Betty, a su modo, cumple con su función: aportar el toquecito amoroso y dramático a la peli.




Aunque parezca mentira, no se puede decir que haya más personajes importantes. Con los que acabo de mencionar la cosa va que chuta pero, aún así, me gustaría mencionar al señor Azul que, como podrás comprobar si ves la peli, tiene su importancia porque ayuda a, al menos, intentar ayudar a solucionar a Bruce el problema de la transformación. Por cierto, si te preguntas qué le pasa al final, cosa completamente natural, te lo digo en las curiosidades de luego.

Cuando se estrenó Hulk (que es la peli anterior a esta, la protagonizada por Eric Banna) se la vendió, entre otras cosas, diciendo que el personaje verdoso era la gloria y orgullo de la Industrial Light hand Magic, la responsable de los efectos especiales. Particularmente creo que tuvieron razón porque el monstruito en cuestión estuvo muy bien hecho. Pues bueno, en esta cinta que os traigo hoy, los efectos están pero que muy bien y el Hulk que vemos, al menos en mi humilde opinión, se caracteriza por dos cosas. Primero, es mucho más parecido al de los cómics. Su verde es más oscuro, los músculos están increíble y bestialmente marcados y tiene ese pelo negro sobre los ojos sin forma alguna que caracterizó al personaje durante una etapa muy larga (a los números de Sal Buscema, entre otros, me remito) Segundo, es rápido y muy creíble. Y lo mismo puedo decir de la abominación: un digno rival informático de Hulk. 






Pero la peli, en cuestión de efectos especiales, está plagada de escenas impresionantes que, desde luego, a mí me gustan mucho. La primera pseudo aparición de Hulk (porque casi no se le ve, pero se le nota) en la fábrica de Brasil me encanta. Toda la escena en el campus de la universidad, cuando vemos a Hulk en toda su gloria me parece sublime. Atentos al momento de los tanques que disparan rayos de sonido. Cuando el señor Azul hace que remita la transformación, con Betty encima, es un momento tremendo y para qué os voy a contar la escena final (genial cuando Bruce se lanza desde el avión); para mí, compensa todo lo que no vimos en la anterior peli y la lluvia de puñetazos y bofetones en mitad de gruñidos varios es tremenda. No obstante, me gustaría destacar una que me gusta mucho y que no es necesariamente de acción: el momento en que Hulk y Betty están en la cueva. Fijaos cómo la piel de Hulk brilla bajo la lluvia y, lo mejor, qué inocente es la mala bestia: se cabrea con la tormenta y lanza un peñasco al cielo. Y es que esa es la esencia de Hulk: es un monstruo con el cerebro de un niño. Bestial.




Los actores me parecen muy acertados. La verdad es que Eric Banna me gustó mucho en la otra versión y, cuando me enteré de que Edward Norton iba a ser el nuevo prota me pareció algo extraño; siempre le he visto un poco pavisoso. Una vez vista la peli varias veces debo decir que hace un gran trabajo y el tipo se muestra tan atormentado como cabreado e inteligente. Una pena que en el rodaje fuera un grano en el culo y pasaran de él para Los Vengadores (que Ruffalo hace un gran trabajo, ojo) William Hurt despliega unas tablas considerables y queda muy bien de militar asqueroso y padre ruin. Tim Roth me encanta como Blonski. El tipo lo clava con esa cara de malas pulgas su metro y medio de estatura (y, de paso, no deja de recordarme al mono que interpreta en El planeta de los simios) Liv Tyler, muy mona y guapetona pero me parece la más sosa. Aún así, creo que cumple.





Pues esto ha sido todo. La verdad es que esta peli me parece muy, pero que muy acertada y, por fin, pude decir que Hulk tuvo la peli que siempre se ha merecido. Me parece entretenida, muy divertida y con un equilibrio perfecto entre aventuras, fantasía y peli de súper héroes. Una pena que, hasta la fecha, no ha habido otra peli de Hulk, aunque llevan años diciendo que la habrá con Mark Ruffalo poniéndose verde del enfado (agudo, ¿eh?)

Os dejo algunas curiosidades:

-Sí, aquí hay cameos: Stan Lee es el tipo que bebe el refresco y Lou Ferrigno el segurata de la facultad.

-Hulk habla un poco más que en la anterior (donde, si mal no recuerdo, dice una frase)

-Ferrigno es la voz de Hulk.

-De nuevo, se nos explica por qué Hulk rasga todas sus ropas... menos los pantalones a la altura de las partes nobles: son elásticos. Y punto en boca.

-Dicen que si te fijas en la escena de la tormenta cuando está con Betty, ves caer el martillo de Thor. Yo debo estar muy cegato porque no veo nada.

-En la serie, el prota se convertía en Hulk cuando sus ojos se ponían verdes, cosa que no salía en los cómics. En esta peli se recupera eso. Y yo digo que chapeau.

-En su primer fin de semana, recaudó un poco menos que la peli de Ang Lee. Supongo que una explicación a esto es que el personal andaba con la mosca detrás de la oreja.

-Si te fijas, la Abominación no muere. Eso sí, queda hecha un asco (más aún)

-Lo digo de nuevo: Edward Norton es un buen actor (gran actor, en realidad) pero el colega es intratable en el plató. Según parece, firma contrato y luego cambia el guión cuando le viene en gana sin contar con nadie. Aquí acabaron tan hartos de él que ni se plantearon volver a llamarle.

-Tuvieron el buen juicio de incluir esa musiquilla que indica la soledad de Bruce y que procede de la serie. Si la recuerdas, es la que sonaba de fondo cuando Bill Bixby se alejaba o contemplaba su propia tumba.

-¿Qué pasa con Samuel Sterns (alias señor Azul, interpretado por Tim Blake Nelson) Porque no muere pero le crece al cabeza y es feliz. Pues que se convierte en este cabezón que os dejo aquí abajo, el Líder:




-Esta peli tiene el honor de ser la primera vez que se hace alusión a los Vengadores; la escena final con Tony Stark.

- Cuando seguimos a través de la red los mensajes entre Bruce y Sterns, vemos el escudo de SHIELD.

-Momentazo sacado de los cómics: Hulk apaga el fuego de una palmada.

-La pizzería del amigo de Bruce se llama Stanley's (Stan Lee)

-Aquí se habla del suero del súper soldado, léase referencia a El Capitán América.

-Cosas de la vida, Louis Leterrier, el director, quería a Mark Ruffalo para el papel protagonista pero Marvel quería a Norton. Años después, Ruffalo conseguiría el papel en Los Vengadores. El destino...

-Leterrier iba a dirigir Iron Man pero pasó a manos de Jon Favreau.

-Rick Jones, un joven que en los cómics es amigo de Hulk, estaba incluido en los primeros borradores. Cuando Norton reescribió lo que le dio la gana, eliminó al personaje.

-William Hurt y Tim Roth se sintieron como niños con zapatos nuevos: son admiradores del personaje.


-Según parece, hay un escena eliminada en la que Banner trata de suicidarse pero Hulk escupe la bala. Dos cosas: una, se habla de ello en Los Vengadores; dos, al final de la misma, dicen, se ve al Capitán América en plan Rodolfo Langostino.







-Si veas a a Abominación en el cómic, comprobarás que tiene unas orejas enormes. Leterrier pensó que, en la pelea con Hulk, este se las arrancaría de un mordisco a lo Mike Tyson.








-¿Qué opinas de la escena final, esa en la que Banner se convierte y sonríe? Según el director, quería dar a entender dos cosas: que el buen doctor controla cuándo convertirse y que ya le da igual. Todo ello, de cara a Los Vengadores.

Vigilad el cielo.







4 comentarios:

  1. Muy buenas las curiosidades. Asi que Leterrier queria a Ruffalo? todo un visionario jeje. La escena eliminada del suicidio si la vi y molaba pero iba a ser bastante dark como para empezar asi. Lo del final cuando se tira del avion y no se converte a tiempo no lo entendi.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisco.
      Pues ya lo ves; Ruffalo estaba destinado a ser Hulk. En cambio Norton...
      La escena del suicidio no la he visto pero ya caerá.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Muy buena review y coincido en lo que dices.

    Esta es, sin duda, la adaptación de Hulk que los seguidores de los cómics estábamos esperando y le da mil vueltas a la versión de Ang Lee; quién es un gran director y su intención no era mala, pero se equivocó totalmente en su forma de llevar al gigante esmeralda a la gran pantalla.

    Yo también creo que los flojos resultados en taquilla se debieron a que los espectadores iban a encontrarse con más de lo mismo con respecto a la película de 2003. Una pena, porque la película da lo que promete y, sin duda, si la reestrenaran ahora, tras el boom de Los Vengadores, seguro que arrasaba en taquilla.

    Si no has visto la escena del suicidio, la puedes ver aquí:

    https://www.youtube.com/watch?v=xwrkR3PELJ8

    Sobre el supuesto cameo del Capitán América, es algo de lo que hablé en su día en mi blog:

    http://lascrnicasdeaxa.blogspot.com.es/2008/10/el-capitn-amrica-estuvo-en-el-increible.html


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que coincidimos, Axa. Espero poder ver en breve otra peli propia del personaje manteniendo el nivel de esta...O superándola.
      Gracias por el enlace!!!!

      Nos leemos...

      Eliminar