Páginas

domingo, 8 de septiembre de 2013

King Dinosaur


King dinosaur (King Dinosaur)
(1955)

Director: Bert I. Gordon.
Guión    : Tom Gries, Bert I, Gordon, Al Zimbalist 

William Bryant
Wanda Curtis
Douglas Henderson
Patti Gallagher


  



Un Nuevo planeta aparece en nuestro sistema solar. Un cohete con cuatro tripulantes saldrá para estudiarlo…

Admitámoslo: solo el nombre dice “Dame un vistazo”. La situación no puede ser más sospechosa: título rimbombante y esclarecedor al máximo, película cincuentera, protagonistas absolutamente anónimos y argumento alucinante. En otras palabras, la cosa tenía pinta de producto cutre de la época se mirase por donde se mirase pero, justo por eso, no me pude resistir. Y no será la última vez que pique.
A pesar del espectáculo rocambolesco que tenemos por delante, debo admitir que la peli tiene cosas buenas que me gustaría destacar. No muchas, claro está, pero, puesto que siempre nombro lo que me ha gustado primero, tengo que decir que:
La peli no pierde el tiempo (entre otras cosas porque la duración del metraje no es para tirar cohetes ni mucho menos) y va directa al grano: un planeta se ha colado en nuestro Sistema Solar. ¿Por qué? A nadie le importa. ¿Cómo? Esta pregunta importa menos aún que la primera. ¿De dónde sale? Si las otras preguntas importan poco, esta se traduce en una palabra: nada. El caso es que está ahí y los terrestres, ávidos de conocer, no se van a quedar quietos. En primer lugar, bautizan al nuevo elemento como planeta Nova. Luego, deciden mandar a una tripulación, cuatro en total, para que lo investiguen. El argumento, como dije antes, no puede ser más original y debo decir que muy propio de la época, con ese toque encantador que exhalan estas cintas. Muy bien. Si, además, sabemos que Nova es un planeta vegetal que, más o menos, están en pañales (léase prehistórico), ya tenemos la trama servida. Argumento simple, cincuentero y, sobre todo, aventurero. Y, a partir de aquí, lo que sigue en la película te va a parecer o muy divertido o una tomadura de pelo del tamaño del cosmos. De cómo te lo tomes, depende de ti. Yo, particularmente, casi alucino en colores (a pesar del blanco y negro) pero he aguantado el tipo y, con la ayuda de un sano sentido del humor y un saludable deseo de pasarlo bien, la he visto entera.
A fuerza de ver muchas películas de este tipo, es decir, de los años cincuenta, de temática fantástica, poco conocidas, con actores menos conocidos aún y argumentos cuasi-surrealistas, he aprendido una cosa. No deja de ser un hecho curioso pero es así: si hay narrador de por medio, tenemos por delante una ralladura mental considerable. Hay excepciones, claro, como Planeta Prohibido, donde el narrador hace su trabajo en unos segundos, pasa desapercibido y te olvidas de él. Pues bien, el amigo de la voz en off es de los que destacan, así que procura calmar las neuronas para asimilar el espectáculo que te espera (me remito a productos tipo La garra gigante, Plan 9 del espacio exterior, Las Mujeres gato de la luna…) Digo esto porque, en esta peli, el amigo de la voz en off se toma DOCE minutos para meternos en situación. Nos cuenta, con un tono serio con el que no se puede bromear, el problema, las ciudades implicadas, las pruebas de los cohetes, la maquinaria, los miembros de la tripulación, sus profesiones y algo más que se me olvidará (ahora caigo: los ratones en plan conejillos de indias). Como herramienta de síntesis, alucinante. Como elemento cargante, no tiene precio. Hasta tal punto que uno se pregunta si en la peli hablarán otros que no sea él.
Y es precisamente en esta parrafada del narrador donde vamos a ser testigos de una de las características más curiosas de esta cinta: la utilización de material de archivo que usa en su metraje. Por eso, durante la mencionada charla, todo lo que vemos (salvo la presentación de los actores, claro) son imágenes sacadas de otras cintas, cosa que se puede ver en las tomas del planeta, la construcción del cohete, las pruebas que se hacen con él o cómo la nave, al fin despega. Y, ojo, que el tema de imágenes de archivo va a dar para más, pero lo señalaré de nuevo más adelante.
Y es nada más despegar y surcar el espacio cuando comenzamos a asistir al despliegue cutrecillo que nos espera y que se va a dar en detalles cantosos y evidentes pero, también en otros más sutiles que hacen que, en conjunto, la peli tenga ese tono extraño que, al menos a mí, me ha dado.  Para empezar, las alarmas saltan con las tomas del cohete en sí: está claro que son imágenes de archivo pero, también que dichas tomas está superpuestas de manera más que evidente sobre árboles y bosques muy terrestres, aparte de que el tema de la perspectiva y proporciones entre cohete y paisaje está un poco descuidada porque el primero parece enorme. Y, sí, cuando aterriza, en un claro muy, pero que muy terrestre, es evidente que es una secuencia proyectada en sentido inverso, es decir, hacia atrás. Conste que esto no es que lo cuente como fallo, pero sí como aperitivo para lo que nos vamos a encontrar si no pulsamos el botón de stop.

 

Y es aquí donde empieza el despiporre cósmico.
Para empezar, los trajes de astronautas que luce el personal son absolutamente cantosos, con esas escafandras de tamaño desproporcionado. Pero atentos a los guantes de uno de ellos. No me digáis que no recuerda más a los que se lucieron por los seriales de Flash Gordon que al de un astronauta propiamente dicho. Esto, digo yo, será producto de un presupuesto bastante ajustadito y, casi con toda seguridad, lo que hicieron fue tirar de restos de otros rodajes. Muy bien, ahí queda.
Es cuando empiezan a investigar y a ponerse en plan científico cuando la cosa, cuyo fin es ponerse seria, lo que hace es ponerse rallante. Así, comienzan a coger muestras y determinan que en Nova hay un montón de cosas desconocidas: un cuarenta por ciento de las bacterias, radioactividad un diez por ciento superior a lo normal y un estudio biótico de los líquidos indica menos del porcentaje tolerable. Con semejantes resultados, lo normal hubiera sido regresar al cohete y volver de camino a la Tierra. Pues no, decretan que hay que quitarse los trajes ya que no pasa nada y es la atmósfera lo que cuenta (¡….!) Y aquí viene otro alucine de los gordos: cuando se quitan los trajes espaciales van vestidos de… ¿¿¿exploradores??? Pues sí. Y, como tales, llevan rifles, pistolas y balas. Ahí queda eso. Y, cosa curiosa, lo animales que ven nada más tomar contacto en Nova no pueden ser de lo más terrestres: ciervos, oseznos, búhos, serpientes… Todos ellos sacaditos de más imágenes de archivo. ¿Se sorprende alguno de los científicos por semejantes parecidos? Ni se inmutan. De hecho,  hay una escena en la que suena algo y uno dice “Sólo es un búho” Vamos, que ni se plantean la razón por la que allí haya animales terráqueos.
Las incongruencias van en aumento. Si no has visto la peli, lo que puedes deducir (y creo que así se dice) es que los cuatro amiguetes van a estudiar el planeta. Entonces, el diálogo de uno de los doctores no tiene ni pies ni cabeza: “En Washington solo quieren pruebas y muestras de donde aterrizamos. No dijeron nada de explorar” Entonces, ¿a qué van? ¿Solo a extraer muestras del claro donde el cohete se ha posado?
Como uno se imagina, optan por explorar. Atentos, que lo que viene no tiene precio. ¿Qué ven? Un lago. ¿Lo estudian? ¿Lo analizan? ¿Lo fotografían? Se bañan. Patricia, la química, cuando lo ve, dice que no piensa dejarlo pasar sin bañarse. Como suena. “Las damas primero”, dice Nora.
Los absurdos dan para mucho en esta peli. Después de reconocer el planeta, toca dormir y eso implica hacer guardias. Pues bien, supongo que por aquello de dar profundidad a los personajes y agregar el romance que toda historia debe tener, vemos que se desata, cual huracán, de golpe y porrazo, una pasión desenfrenada entre Raplh, el médico y Pat (la rubia clon de Marilyn Monroe) Así, de sopetón. ¿Resultado? La guardia que tenía que hacer el buen doctor se va al garete y se van de paseo. Si se cae por una pendiente y acaba peleando con un cocodrilo (muy terráqueo) se lo merece, por idiota. Por cierto, la pelea con el cocodrilo es muy cantosa por muchos aspavientos que el actor (si es que es él) haga. El cocodrilo, el pobre, poco se mueve. Los demás  recogen a Ralph hecho polvo pero, siguiendo con el tema de lo absurdo, al día siguiente, sus heridas de han desaparecido.
Los efectos especiales continúan en su línea cuando vemos una especie de avispón de proporciones gigantescas que se nota que está ampliado a lo bestia. Es más, está hasta opaco. Y atentos al sonidito que emite. Tranquilos, esto sigue siendo un mero piscolabis del despliegue que vendrá después. Eso sí, tras del ataque del insecto bestial, pasan de él y Richard, el zoólogo intelectual, deduce: ·”Este lugar podría mantener a mucha  gente.  Si tuviésemos que quedarnos podríamos vivir de la tierra. Aun no hemos visto nada que no podamos manejar” ¿Qué no? ¿Y los resultados de las pruebas? ¿Y el cocodrilo? ¿Y el avispón?

Hasta aquí, uno puede verse absorbido por semejante concatenación de circunstancias absurdas pero, las cosas claras, con un título así, uno espera ver una cosa: dinosaurios. Nada, que ya llegan. En forma de iguana normal y corriente, muy terrestre y de igual modo que el avispón de antes: ampliada a lo bestia.  Lo mismo que el cocodrilo que sale luego y demás lagartos o armadillo. Lo más alucinante: identifican a la iguana con un Tiranosaurio Rex ¡El rey de los dinosaurios! ¡Ya tenemos la justificación para título! ¿Se plantea alguno que un Rex (o lo que sea) esté en un planeta que no es el nuestro? La respuesta está clara: NO. Y una cosa que me ha parecido de lo más curiosa: aquí los pobres animales se pelean entre ellos de manera sospechosamente real, algo que hoy día sería impensable por aquello de si los pobres fueron maltratados durante el rodaje. No quiero decir que fuera así (¡ni mucho menos!) pero parecen morderse de manera muy realista y, además, cuando caen por precipicios, parecen muy vivos.
Y, para el final, el colmo del esperpento o, si me apuráis de la solución cutre. Y es que, por si las moscas (algo tuvieron que temer para llevarla en el cohete), los astronautas/científicos/exploradores/ve-tú-a-saber-el-qué partieron con una bomba atómica de mano que se puede llevar tipo maletín (lo habéis leído bien pero, por si las moscas, recomiendo volver a leer el párrafo.) Vale, pues Ralph, después de ver una bengala de socorro mientras los monstruos se meriendan entre sí, coge la bomba y la activa. ¿Se dan un buen margen de tiempo? Sí: media hora. Nada más activarla, salen corriendo y, no se sabe por qué razón, surgen animales de la nada entre los que cuento elefantes y búfalos, corriendo también, en plan estampida (y claro está, son imágenes de archivo) La bomba estalla (de nuevo, imágenes de archivo) y SOLO arrasa la isla. Los protas, que estaban separados de la misma tan solo por el famoso lago, ni se despeinan. Es más, mientras la bomba estalla, se dan la vuelta y deciden volver a casa.


Y fin.
Alucinante, ¿no? Pues, por todo lo que te he dicho, si quieres ver una rareza curiosamente cutre, un producto que no hay por donde cogerlo, interpretado por actores absolutamente impasibles y acartonados y que te va a dejar alucinado, te recomiendo que le des un vistazo. No esperes coherencia, ni sentido ni lógica alguna. Si estás en plan valiente dale al play y, eso sí, primero despeja la cabeza de ideas y procura verla con  la mente fría y una taza de chocolate caliente en la mano, por aquello de recuperar el contacto con la realidad de vez en cuando. Todo un producto en la misma línea cutre de Robot monster, Las mujeres gato de la Luna o Plan 9, solo que, al menos para mí, carece de algo de la gracia que tenían aquellas.
Por cierto, investigando, he leído por ahí que las tomas de los lagartos gigantes fueron recicladas de Hace un millón de años, la peli rodada en 1940, claro, con Victor Mature. Además, me he enterado de que la rodaron en siete días…
Como curiosidades (por nombrar alguna), debo destacar la banda sonora, una especie de abuela de la música de Benny Hill y que no pega ni con cola en una película así. Mirad esta secuencia que, para más inri, ocurre después de un momento dramático, cuando Pat ve una serpiente amenazadora. Escuchad:
 ¿Es todo? Atentos al coscorrón que se da  en esta escena. ¿Se lo da por sí misma o porque su compañero la empuja? Fijaos bien:


Hasta aquí hemos llegado.
Vigilad el cielo.

23 comentarios:

  1. Precisamente estaba preparando escenas par un especial de dinosaurios y mira por donde me encuentro un título que no conocía. Habrá que echarle un vistazo. Saludos.

    Traffic-Club. http://clubcinefilos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Daniel.
      Me encantan las pelis de dinosaurios, así que espero tu especial con ganas. Creo que es un género que se debe recuperar al estilo de los cincuenta.
      Esta peli es toda una rareza (y te aseguro que la palabra se queda corta) pero, si la ves, procura hacerlo con la mente muy abierta.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Haaaaaaaaaay como me gusta esa foto de la pareja frente a esa lagartijita aumentada me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaa por favor que bonita es!!! jajajaj me encanta, la verdad que es hermoso ver cómo ha ido progresando el cine y sus efectos especiales. Soy fanatica de los efectos especiales. Cuando se estrenó Jurasic Park, casi me muero de la emoción en la escena de los dos Tiranosaurus Rex en la cocinaaaaaaaaa, con sus garras y los ruidos!!! que miedo me daba!!! hermosos. Bueno amigo, nos vemos adiooooooooooooooooooos.

    pd.: ¿has estado vigilando el cielo ultimamente??? Te lo pregunto porque anoche pudimos deleitarnos con un eclipse entre la luna y el planeta Venus.. FABULOSO!!! Proximamente especial en el blog de www.i-love-nasa.blogspot.com

    chauuu

    tigrrrrrrrrrrrrrrra
    traffic-club
    www.i-love-nasa.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey, Tigra!

      No lo dudes: si quieres pasar un rato alucinante, ve esta peli. Cuando vi Parque Jurásico se me pasó en dos minutos; vamos, que me encantó. y esa escena de la cocinita no tiene precio...

      PD: ¡Me perdí el eclipse! Es lo que tiene viajar a un planeta lleno de lagartos enormes. ¡La próxima avisa!

      Eliminar
  3. Me gustan más los efectos visuales en dinosarios , los clasicos, creo que los efectos digitales informatizados no le dan la gracia que tenian los de antes, bueno no generalizo, ya que "PARQUE JURASICO, CREO QUE ESTÁ MUY bien logrado, pero es lo que tu dice le falta el estilo clásico. un saludo
    traffic-club
    www.siniestrotecamera37.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jose.

      Los efectos de ahora me gustan pero los dinosaurios me parecen todos iguales (Léase el T-Rex de Jurassic park)Para mí, como los de Hace un millón de años, ninguno...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  4. pues chicos el parque jurásico estaba muy bien esta película es de hace muuuuuuuuuucho tiempo y es normal los FX de antes no eran los de ahora pero debemos admitir que cuando la vimos flipabamos jejejejej

    traffic.club

    http://todo-sobre-el-celuloide.webnode.es

    ResponderEliminar
  5. Tendria que ver la película para opinar bien, veo que conoces mucho cine clasico.

    Donde ves tantas películas clasicas?

    Saludos.

    Traffic Club

    http://blogdewarrior.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Warrior.
      Te aseguro que la peli no tiene desperdicio.
      Tengo debilidad por este tipo de cine (no escarmiento, pero me gusta no hacerlo) y, si veo un título raro, me hago con él, algo así como un vicio muy friki y muy divertido.

      ¡Gracias pro pasarte por aquí!

      Eliminar
  6. Hola Israel, no sabes el tiempo que hace que vi esta película, pero la recuerdo como si fuera hoy. Los efectos especiales son inolvidables y cómo deberían asustar en aquel entonces. Una joya de culto, gracias por el post, me sorprendes en cada publicación.
    Saludos, Oz.

    Traffic Club.
    http://el-cine-que-viene.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oz.
      La verdad es que es todo un espectáculo y, en realidad, te lo pasas bien con ella.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  7. Hola mi querido amigo Israel, anoche fui testigo de la visión de un objeto volador no identificado.
    Te paso a explicar, lo juro, que esto no es mentira, nadie le cree a Tigra porque cuenta cosas graciosas y chistes, pero esto que te voy a contar es la pura y cruda realidad....escucha...bueno, no mejor lee lo que sigue a continuación.

    estaba yo en el patio de micasa a eso de las 23 horas del día de ayer, esperando que mi hermoso perrito de 50 kg, haga sus necesidades de evacuar el intestino, pobrecito, en algun lado tiene que hacerlo.... y como siempre, con la luz del patio apagada, mientras esperaba, me puse a mirar las estrellas, como lo hago todos los días.
    Derrepente, veo lo que parece ser un satélite, muy suave era la luz, demasiado suave, casi imperciptible (no sé como se escribe esa palabra jajja) Es decir, avanzaba con una trayectoria igual a la de los satélites....... la luz era demasiado tenue para ser la de un satélite...... pero lo que más me impresionó fue que mientras avanzaba, cada 5 SEGUNDOS hacía una luz de FLASH, es decir, emitía una luz de flash...
    Yo pensé, bueno, es un avión......
    pero no amigos, no era un avión, porque si fuese un avión, primero la luz se vería más fuerte, y lo perdía..... ya lo no veía....y cada 5 segundos ... el flash....... parecía que me estaban sacando una foto.
    Era un flash blanco y fuerte, y muy raro, no era el flash de los aviones. se lo juro amigos...
    como siempre se perdió en la lejanía.....
    Y esta Tigra ha quedado fichada en alguna fotografía extraterrestre con sus pantuflas de leopardo, el camisón de Linda Blair del Exorcista, los ruleros, y la máscara hidratante color verde en la cara.....(y el perro cagando...)
    Qué linda fotografía para un alien!!! POBRECITOS!!!!

    P.D.; todos los relatos dichos anteriormente son la pura verdad. Todos los derechos reservados. Tigra Copyright.

    tigrrrrrrrrrrrrrrra
    traffic-club
    www.tigra-pantro.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tigra... ¡me encantan tus relatos!
      ¡Y seguro que en la foto estabas fenomenal!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  8. Me he divertido un montón con lo que he visto de la película, no conozco mucho del cine de ese género en los años cincuenta, es todo un descubrimiento, y con risas, mejor que mejor!
    Saludos,
    traffic club, blog:http://fabiiglesias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y estos son solo unos ejemplos! Imagina la peli entera...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  9. Hola Israel: La verdad es que no conocía esta película... que por lo que veo, tiene que tener su encanto...

    Saludos Compañero. Buen Post.

    Traffic Club.

    La Taverna del Mastí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si puedes, dale un vistazo. Te garantizo que es toda una experiencia.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
  10. Wooow, ¿Cuantos años tiene esta peli?

    DiscoDurodeRoer -Traffic Club

    ResponderEliminar
  11. Hola, Israel, te quiero preguntar una cosa, ya que entiendes de cine en blanco y negro de ciencia ficción. Verás, hace muchos años, me pusieron en la casa de una vecina una película en blanco y negro que trataba de unas arañas gigantescas que venían del espacio exterior. Aterrizaban en un pueblo pequeño en el que se dedicaban a matar a la gente. A mí me fascinó y traumatizó mucho, pero nunca he podido encontrarla por más que la he buscado. ¿Tú sabes de cual se puede tratar? Me encantaría saber cómo se llamaba para poder volver a verla. Gracias!

    traffic-club
    www.irisbernot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iris.
      Pues no sabría decirte con exactitud pero me has picado la curiosidad y voy a ver si encuentro algo.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  12. Como ha evolucionado el cine...es increíble.

    Muy buena entrada! tengo que verla!

    Saludos.

    Israel/METALMAN http://afoweb.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. ¡Gracias, Israel!
    Si puedes, dale una oportunidad y me cuentas.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar