Páginas

domingo, 1 de enero de 2017

Rogue One: Una historia de Star Wars




Rogue One: una historia de Star Wars.
(Rogue One)
(2016)
Director: Gareth Edwards.
Guión   : Chris Weitz, Tony Gilroy, John Knoll, Gary Whitta.

Felicity Jones.
Diego Luna.
Ben Mendelssohn.
Mads Mikkelsen.
Alan Tudyk.
Donnie Yen.
Wen Jiang.
Riz Ahmed.


El Imperio está a punto de finalizar un arma definitiva: la Estrella de la Muerte, capaz de destruir planetas enteros. Los rebeldes intentarán robar los planos para buscar un punto débil en la estación de combate...


¡Buenas!


Al fin la he visto. 



Debo reconocer que, tras el amargo sabor de boca que me dejó el Episodio VII, la idea de ver un spin-off de La guerra de las galaxias era algo que, en primer lugar, me dejaba frío y, en segundo, no me atraía demasiado. No obstante, poco a poco, la ganas y, sobre todo, la curiosidad, han ido volviendo y, por fin, he decidido dar el paso.


Antes de empezar, vamos a ver si dejamos las cosas claras: EN ESTA ENTRADA HAY SPOLIERS. No es por mala idea, en absoluto. Es que creo que es imposible comentar algo si no se incluyen determinadas cosas que pueden destripar ciertas sorpresas si no has visto la peli.


Dicho esto, como siempre hago, vamos allá con las cosas que me han gustado.


Para empezar, la historia. Sí, todos sabemos que esta cinta iba a ir
de cómo los rebeldes se las apañan para conseguir los planos de la Estrella de la Muerte para destruirla. Es algo que reina a lo largo de todo el Episodio IV, algo que todos conocemos pero que nunca se nos ha dicho cómo demonios sucedió. Muy bien, aquí tenemos la explicación... y muy bien explicada además. Pero aquí se puede decir que la trama se divide en dos partes. Por un lado, está el hecho de la construcción de la estación espacial en sí, mejor dicho, de la finalización de la misma. Por otro, todo lo que sucede para robar los planos. Centrarse en ambos aspectos  ha sido, desde mi punto de vista, un acierto ya que, en conjunto, es uno de los acontecimientos más atractivos de toda la historia de los rebeldes y el Imperio del que no sabíamos mucho, prácticamente nada. Lo que vamos a ver aquí es cómo, desde el mismo principio (salvando detallitos del genial Episodio II) se lleva a cabo la construcción de la Estrella de la Muerte con todo lo que esto acarrea. A esto hay que añadirle que, al fin, conocemos a los responsables que están implicados y por qué. Creo que en cuestiones de trama en general, la película está muy bien llevada y mantiene el interés de manera muy acertada... salvo cierta cosita que luego explicaré en el apartado de cosas que no me han hecho mucha gracia.




Pero, por encima de todo, hay un detallito que me ha encantado de la cinta y que, depende de cómo te afecte todo el tema de la saga, te va a llegar (o no) de distinta forma. Me explico. Si no has visto nada de las anteriores pelis o eres de los que las viste en su momento o en alguna tarde perdida en la tele puede que ni te hayas dado cuenta. Vamos, que hayas visto este Rogue One y aquí paz y
después gloria. Pero si eres un apasionado (como este que escribe) de este universo, te habrás dado cuenta que esta es una peli de guiños. Guiños muy bien puestos, mostrados y que cumplen a la perfección su cometido, a saber: llegar al corazoncito del fan. Y, más que llegar, lo atraviesan. Ahí tenemos a RA-7, el androide que sale un par de segundos en el episodio IV mientras C3-PO y R2-D2 están en el transporte de los jawas (y que aquí ha debido de gustar cantidad porque sale varias veces, creo que diciendo la misma frase), la aparición esporádica de Cornelius Evanzan y su compinche que vimos en e episodio IV en la cantina y que hizo que Obi Wan se luciera con su espada de luz, Mon Mothma, Bail Organa... Pero hay tres cositas que me han encantado. La primera, vemos dónde vive Darth Vader y el (lamentable) estado en el que lo hace, una escena impresionante que me dejó clavado en la butaca. Pensad que, en el resto de los
episodios, Vader está siempre en alguna nave o en algún planeta masacrando a alguien. Aquí, al fin, vemos dónde reside y descansa. ¿Es Mustafar? A saber. La segunda, la inclusión de personajes clásicos como, por ejemplo, el gobernador Tarkin. Impresionante; se me puso la piel de gallina cuando vi a Peter Cushing de nuevo. La tercera, la que más me ha alucinado, ver a los pilotos originales del episodio IV insertados con total naturalidad y con distintos diálogos. Y ahí va una cuarta de regalo: ver, entre los rebeldes, muchos bigotes, ese maravilloso toque setentero que tiene el episodio IV y que en los demás se fue reduciendo.  Como digo, pequeños detallitos pero tan bien colocados que aciertan de lleno al corazón de fan de la saga sin problemas. 

¿Escenas memorables? A patadas. Toda la batalla final lo es. El momento en el que ese anciano (por cierto, ¿quién es?) va a ver a Vader y este está en el tanque es tremenda, lo mismo que la batalla de la playa. Cerca del final, cuando vemos a Darth vader en todo su esplendor, asesinando a los pobres soldados rebeldes, me parece el colmo de los aciertos y, cuando por fin vemos el interior de la Tantive IV, para qué comentaros. Hay más, pero son cosas que hay que ver en el cine y por uno mismo.








Paso a los efectos. Clavados. Es cierto que aquí hay mucho CGI
(no puede ser de otro modo) pero, también, se las han apañado para usar el disfraz de toda la vida, cosa que se agradece. Los planetas, la Estrella de la Muerte en todo su esplendor, tan nuevecita y redondita y tan enorme... todo está perfecto. El tema de las naves y sus vuelos, los rayos láser, las explosiones y las criaturas raras cumplen el nivel que se espera de ellos. Pero, por encima de todo está el tema (por si no lo has leído antes, SPOILER) de la inclusión de personajes clásicos de manera digital. Muy, pero que muy bien hechos. Tarkin da escalofríos y, aunque evidentemente se nota que estamos viendo algo generado en la pantalla de un ordenador, la verdad es que tiene mucha vida y se lo han trabajado muy bien, lo mismo que ocurre con la princesa Leia y que casi hace que se me salten las lágrimas de la emoción por motivos que todos conocemos. Vamos, en general, hablando de efectos, de diez o, mejor, de pura, simple y llana matrícula.

Los personajes cumplen y, como suele ocurrir con las buenas pelis de Star Wars, están muy bien definidos y sabes perfectamente lo que puedes esperar de ellos. Jyn Erso está claro que va a ser la heroína rebelde, lo mismo que Cassian Andor el compañero perfecto para ella. Orson Krennic es un personaje que me ha encantado y que, dicho de paso, aunque esto importe un comino, con esa capa me recuerda al Magneto de X Men. Chirrut Îmwe, Baze Malbus, Saw Gerrera, K-2SO (el robot enorme) o Bodhi Rook lo que hacen es complementar a esos dos principales y, como tales, se les usa (luego hablaré de ellos) Por su parte, Galen Erso es un buen personaje que, además de ser la clave para explicar muchas cosas, aporta cierto factor humano. Por supuesto, aunque me repita más que un cromo, grandísimo acierto utilizar a Vader, Tarkin, Organa, Monthma o Dodonna para recordarnos que estamos en un episodio intermedio previo a uno mayor.


¿Y los actores? Pues la verdad es que todos me han parecido 

bastante correctos. Reconozco que Ben Mendelsohn me ha gustado mucho como Krinnic, lo mismo que Mads Mikkelsen haciendo de Galen (el tipo, con esa cara que tiene, parece que siempre tiene que ser el malo) Diego Luna queda bien en el papel de Cassian y su indumentaria me recuerda mucho a la de Han Solo en Hoth. Cosa curiosa, la que más simple me ha parecido es la prota, Felicity Jones. Ojo, que no digo que lo haga mal; es que parece la menos expresiva. Esto, claro, es mi opinión...




Y ahora voy al siguiente paso, es decir, las cosas que no me han gustado mucho. Veamos...

La peli se me ha pasado en un suspiro, lo cual es muy buena señal para este que escribe. No obstante, debo reconocer una cosita: la cinta, como ya he comentado más arriba, tiene dos partes. En la primera hay una presentación de personajes e intenciones de la trama y, en la segunda, todo lo referido al robo de los planos. Vale pues, esa primera parte creo que es demasiado larga. No mala, pero sí larga. Todo lo referido a la infancia de Jyn me vale pero, ¿por qué gastar tantísimo tiempo en presentar a unos personajes que, a fin de cuentas, no dejan de ser secundarios? Y, con respecto a estos, ¿de verdad hacían falta tantos? Quiero decir, al final son prescindibles del todo. Vale, Chirrut nos recuerda que hay restos de la Fuerza pero no más. Me da que tantos y de orígenes tan variados son el resultado del ansia de Disney de mostrar una variedad cultural en los personajes que, como siempre, le queda algo forzada (a todo esto, ¿a santo de qué acentos asiáticos y árabes? Por lo menos, en e doblaje español. ¿No estamos en una galaxia muy, muy lejana?) De hecho, la peli se anima y coge velocidad desde el momento en que Galen cae. Por otro lado, y este es un detalle de tiquismiquis galáctico de proporciones planetarias, si os fijáis, creo que es Malbus el que se carga un AT-AT con una especie de bazuca. Vale, la escena es genial pero, ¿nadie pensó en El Imperio contraataca usar ese bazuca en los Speeders para combatir en Hoth? Lo admito de nuevo: comentario friki y puñetero...

Pues bien, cositas a parte, sí, recomiendo, sin duda, ver esta peli. Muy bien hecha, muy bien llevada, mostrando un respeto bestial hacia la saga original que se palpa en cada minuto de metraje y, a fin de cuentas, ofreciendo un espectáculo muy digno que se traduce en diversión de la sana desde que empieza hasta que termina (y qué bien termina) Me parece muy, pero que muy curioso, y esto lo digo como nota personal, que un spinn-off sea tan superior a un "episodio oficial" de la saga (sí me refiero al VII) Ya pueden espabilar para el VIII para que se dejen de tonterías porque este episodio 3.5, como lo llaman algunos, les ha puesto las cosas muy difíciles y el listón muy alto.

Por cierto, una cosita más. ¿No os habéis preguntado por qué en Una nueva esperanza se habla de los robos de los planos pero NO de quién ha hecho ese robo? Bien, aquí tenéis la explicación.

Vigilad el cielo.






9 comentarios:

  1. yo no!
    asi que no leere nada ante la alarma de spoiler
    vengo cuando la vea
    y de paso profe FELIZ 2017!!!!
    EL AÑO DE BLADE RUNNER!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deseando ver Blade Runner...

      ¡Aquí te espero!

      Eliminar
  2. Hola Israel!

    Jejeje, a mi me pasaba un poco como a ti, me debatía:"voy a verla o no voy a verla" al final, y sin planearlo, nos planteamos en el cine, por aquello de "qué hacemos esta tarde fría y de niebla", pues ir al cine y de todo lo que había en cartelera lo único que nos llamaba la atención era esta. Y allí que fuimos.
    Al principio iba un tanto lenta, hasta el punto que pensaba que me iba a dormir, pero poco a poco fui abriendo los ojos y pensaba:"madre mía, qué bien hecha está" (alguna cosilla por ahí, que bueno...) Pero todos salimos muy satisfechos con la peli. Disfrutamos como niños pues nos recordaba mucho a las primeras y ha sido genial. Coincido contigo en todo, como no. ;)

    Feliz año nuevo, nos leemos!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mari Carmen!
      Pues sí, se lo han currado y, salvo esa primera parte tan lenta, creo que el resultado ha valido la pela y han logrado captar, aunque sea un poquito, ese sabor que no vi por ninguna parte en el episodio VII.

      ¡Feliz años nuevo y, por supuesto, nos seguimos leyendo!

      Eliminar
  3. ¡Hola, Israel!

    Rogue One me sorprendió muchísimo y me encantó. Hasta una semana antes del estreno no estaba entusiasmada, más bien me daba igual, pero empezaron a salir las primeras críticas, que la ponían muy pero que muy bien, y eso consiguió despertar mi interés. Soy una vendida jajaja Es una peli que va de menos a más y en la batalla final estaba muy emocionada.

    Las escenas de Vader son geniales. Aparte de la escena en la que se puede ver lo que quedó de Anakin Skywalker, la escena final de Vader intentando recuperar los planos fue brutal. ¡Qué escena!

    Vi la peli antes de la muerte de Carrie Fisher y la escena que cierra la cinta me emocionó, pero sé que si la hubiese visto después del fallecimiento de la actriz se me hubiera escapado más de una lagrimita.

    En fin, Rogue One me ha gustado mucho y espero que el Episodio VIII esté a la altura. Pobre Mark Hamill... Luke Skywalker se ha quedado sin Han y Leia.

    ¡Me ha gustado mucho la entrada!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Vuelvo a ser yo! Quería decir que me encantó volver a ver a Peter Cushing. Muchos se quejaron de la manera en la que fue recreado y otros lo ven como una falta de respeto al actor ya que al estar fallecido no deberían usar su imagen. Sin embargo, a mi me gustó y creo que hicieron un gran trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Pues veo que coincidimos. Yo estaba un poco distante antes del estreno porque no las tenía todas conmigo. Como dices, la peli va de menos (creo que en esa primera hora, más o menos, la mano de Disney se nota mucho) pero el segundo tramo está muy conseguido y, sin duda, va directo al alma del seguidor de la saga.Cuando vi a los pilotos de la peli del 77 casi lloro de la emoción, lo admito.

      Con Cushing aluciné, literalmente. Creo que es el mejor actor digital hasta la fecha y, sin duda, no sacarle, hubiera hecho que todo quedara cojo. Lo han captado de manera impresionante y se me puso la piel de gallina. Hasta da escalofríos!!!!

      Y, cuando vi a Leia... Madre mía, ¿Cuánto? ¿Cinco, ocho segundos? A fecha de hoy me cuesta pensar que se haya ido. Ellas, personaje y actriz, han sido mi icono de protagonista femenina de una historia y es por esto por lo que todos los personajes femeninos que creo son fuertes, valientes y decididos. Verla, aún de manera digital (estoy seguro que en VO es su voz) fue una especie de puñal helado que me atravesó el corazón...

      ¿Sabías que en el episodio VIII Leia es muy protagonista? Verás cuando la estrenen y la veamos... Ya se dice que quieren digitalizarla para el XIX pero no me imagino a Luke (si no le matan primero...) hablando con la nada. En fin...

      Pues, en conjunto, a mí me ha gustado mucho. Sigo diciendo que el listón lo ha puesto muy alto. Veamos que nos depara el episodio VIII.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar
    2. ¡Hola, Israel!

      Es cierto, ¡olvidé lo de los pilotos de la primera peli! Fue genial.

      Pues no hace ni una hora he leído un artículo en el que se decía que Carrie Fisher tenía un protagonismo bastante importante en el episodio IX y que su personaje era vital. Dicen que van a reescribirlo, pero a lo mejor por lo que voy a decir la gente se me echa encima, pero yo apoyo la recreación digital de Leia.

      Por cierto, el teaser del episodio VIII tiene que salir dentro de nada.

      Eliminar
    3. ¡Hola!


      Yo lo había leído del VIII, pero no del nueve. Veo que los planes apuntan muy alto...
      Pues mira, si lo hacen tan rematadamente bien como con Tarkin, yo te apoyo en la moción de esa Leia digital. ¿Cómo no va a salir el símbolo de la rebelión en el episodio final?

      Estoy deseando ver ese trailer. Otra cosa (para mí) no, pero con los trailers del VII se lo curraron mogollón...

      PD: Me da que uno que yo me sé va a repetir con Rogue One...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar