Páginas

jueves, 11 de junio de 2015

Adiós, Conde


Transilvania, los Separatistas de la galaxia y buena parte de la Tierra Media, están de luto: Christopher Lee, el conde por excelencia, ha fallecido. 

Fue una de las reencarnaciones más famosas del conde Drácula, el Sith más elegante de la galaxia, un Saruman tan espectacular como impresionante y dejó su descomunal huella, a través de una presencia imponente y una voz espectacular, en cientos de películas de terror y misterio, dando buena cuenta de las dotes de un actor de los que ya no se hacen.

Desde Vigilando el cielo, mi más sentido homenaje a un ACTOR, así, con mayúsculas, así como mi más profundo agradecimiento por las interminables horas de diversión y terror.









Vigilad el cielo.



5 comentarios:

  1. Una gran pérdida sin duda. Nos regaló interpretaciones magníficas. Gran post el que has dedicado a este Actor tan grande.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. solo cambio de estado seguirá vivo mientras recordemos su pasar por este mundo...
    cambia de estuche su espíritu, alma, esencia, esencia, fuerza seguirá por siempre...

    snif!

    ResponderEliminar