Páginas

domingo, 6 de julio de 2014

Maléfica


 
 Maléfica (Maleficent)
(2014)
 
Director: Robert Stromberg
Guión   : Linda Woolverton.
 
Angelina Jolie.
Elle Fanning.
Sharlto Copley.
Sam Riley.
Lesley Manville.
Imelda Stauton.
Juno Temple.
 
 
 
 
 
 El hada Maléfica es traicionada por Stefan, lo que hace que se convierta en la emperatriz de las Ciénagas y prepare una horrible venganza contra el que fue su amigo...
 
Saludos a todos.

Una vez escuché por ahí que no hay mentirosa más grande que la Historia, ya que se nos cuenta según el punto de vista del narrador. Pues bien, sea esto verdad o no, lo cierto es que ese principio se puede aplicar a la historia que hoy os traigo y que, depende de cómo lo llevemos a la práctica, dependerá la opinión que de ella nos formemos.

Por si no lo sabes, cosa que dudo, Maléfica es la mala de La bella durmiente. Sí, esa que tiene esos cuernos retorcidos y que se pasa todo el metraje de la peli de dibujos animados haciendo literalmente la puñeta a todo el mundo: a las hadas, a la bella Aurora, a los reyes, al príncipe... A todos. Y, además, lo hace con gracia y salero, por el placer de hacerlo. En una época en la que cualquier cosa, a priori, es válida para contarla desde otra perspectiva y en la que eso del remake es como que salga el sol por las mañanas, era cuestión de tiempo que le tocase a ciertos iconos infantiles. La cosa ya se probó, entre otras, con Blancanieves y la leyenda del cazador y con esa chorrada edulcorada que se llamó Blancanieves (Mirror, Mirror) y, desde mi humilde opinión, la primera les quedó muy bien. Desde hacía años se llevaba hablando de centrar una peli en Maléfica. Yo mismo llegué a oír que iba a ser Tim Burton el responsable pero, al final, por unas o por otras, la dirección ha caído sobre Robert Stromberg. Eso sí, lo importante es la cara que va a lucir los susodichos cuernos retorcidos y esta no es otra que Angelina Jolie.

Muy bien. Publicidad variada, rumores por aquí y por allá y muchas ganas de verla. Os puedo decir que...

La verdad, retomando el modo tan académico con el que he empezado, lo que más me ha gustado de todo el cotarro es la historia. Ya sé que decir esto puede resultar un poco tontorrón por mi parte porque puedes pensar que, claro, si está basada en la peli de dibujos de Disney, lo han tenido todo masticadito. Ojo, que no es así. La trama, como digo, mantiene las bases que todo el mundo conoce pero, también es cierto que altera otras y, de paso, quita y añade lo que le da la gana.

Veamos. La peli se llama Maléfica, no La Bella Durmiente. Pensarás que no hace falta ser Sherlock Holmes para llegar a tamaña conclusión pero con esto te quiero decir que esta es la historia de la vida y milagros de Maléfica, no la versión en carne y hueso de las andanzas de Aurora. Por eso, me gusta que el personaje sea presentado desde el principio y te lleves la primera en la frente: resulta que Maléfica tuvo infancia. Acostumbrado como estoy a verla tan estirada, tan verdosa y destilando esa mala baba brujeril, me ha chocado verla convertida en una tierna infante sonriente, sonrosadita y de carácter jovial y amable, saludando a los bichitos del reino en que vive con Pedro por su casa. Ah, y tiene alas y no veas cómo las usa porque, atentos, no es bruja pero sí hada. Estupendo.

La cosa sigue yendo rápida cuando oímos otro nombre familiar: Stefan. Sí, el rey larguirucho de la cinta de dibujos que caía muy bien. Y aquí va otro cambio: es un ladrón, no un rey. ¿Cómo se convierte en monarca? Te aguantas y ves la peli. Esto nos lleva a la segunda en la frente: Maléfica tiene sentimientos. Y, ¿cuál es más universal que el amor? Porque, entre miradita va, paseíto viene, suspiros varios, resulta que entre Stefan y ella surge algo. Lo malo es que él, como buen humano, lo estropea todo con su ambición y codicia y no duda en traicionarla para ser rey. Hay que ser idiota para hacerle eso a un hada tan guapa como esa. ¿Y cómo se traiciona a un hada? Pues cortándole las alas. Lo peor es que esto hace que Maléfica deje de ser tan angelical y se convierta en la bestia parda que todos conocemos y convierta su rieno en una especie de Mordor solo que con bichos de colorines pululando por ahí. Es a partir de este momento cuando sabemos que nace una princesita que va a ser muy guapa y va a tener una melodiosa voz y...

El resto, como puedes suponer, es la historia que tú y yo conocemos: una rueca, un pinchacito y Aurora se pone a dormir. Por esto recalco lo que he dicho antes: es la historia conocida por todos pero con alteraciones que, desde mi punto de vista, está muy bien donde están y no hacen daño a nadie, salvo contarte cosas distintas y, las de siempre, desde una perspectiva diferente.
 
 
 
 
Pero, y aquí viene otro detalle que me ha gustado mucho, lo que sucede entre la maldición de Maléfica hacia la bebita y el momento en que esta se pincha el dedo es lo importante. Olvídate de la versión animada porque, si lo haces, vas a disfrutar mucho más de esta peli. Porque, amigos y amigas vigilantes del cielo, aquí es donde nos sueltan la tercera en la frente; esa que te va a coger por sopresa y va a hacer que te guste esta cinta o la odies: resulta que Maléfica tiene conciencia. Como lo habéis oído. Aquí me gustaría explicarte lo que yo he sentido al verlo.

Verás, lo que pasa, y ojo que aquí viene un spoiler del tamaño de la Estrella de la muerte (mira tú, en qué estaría yo pensando) es que, después de maldecir a la dulce princesita, Maléfica, al vigilarla constantemente, se encariña con ella y acaba queriéndola. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Yo, en las primeras escenas de esta sporpresa, pensé algo claro, transparente y diáfano: menuda chorrada. Luego, conforme el metraje avanzaba y me iba metiendo más en la trama, comprendí que era un gran acierto que hace que el personaje no sea plano como una tabla, sino que tenga sus defectos pero, también, sus virtudes. Creo que el haber puesto una mala porque sí que quiere cargarse a la niñita sin ton ni son hubiera sido un fallo de los gordos y yo soy el primero en admitirlo. Y esto lleva a lo que dije antes: se trata de que conozcamos a Maléfica, la entendamos y de que simpaticemos con ella. La bella Aurora, aunque suene un poquito bestia decirlo, puede quedar en un segundo plano.Y esto me parece un gran logro.

Pero, si Maléfica no es tan mala (solo un poquito cabreada, la pobre), ¿es que no hay villanos? Sí, claro. Ahí tenemos al rey Stefan que es un ser cruel, vil, amargado y que, a fin de cuentas, está como una cabra. Tanto que no ve más allá de sus naricies porque su avaricia se lo impide.

La trama continúa y toma como eje la historia de Aurora siempre condicionada por la presencia de Maléfica. ¿Hay tres hadas buenas? Sí. ¿Hay un sueño eterno? También. ¿Y un besito que lo solucione todo? Sí, pero no. Y aquí no digo nada más pero es otra de las sorpresas que te esperan.

Otro de los platos fuertes de esta película es, sin duda, los efectos especiales. Tremendos. Da gusto ver a los seres mágicos. Las peleas (que no es que haya muchas) están muy bien mostradas. Las escenas de vuelo son espectaculares y el tema de las alas muy logrado. Si le añadimos espinos del tamaño de casas, dragones que escupen fuego, pobres criados que se transforman en todo o hadas que interactúan con humanos como si tal cosa mientras revolotean por todas partes, el resultado está, desde luego, al nivel de lo que se espera en una producción de esta categoría hoy.
 
 
 
Como escenas que me han gustado, tengo que destacar la inicial donde se nos explica el origen de todo (muy idílico), la conversión de Maléfica al mal (fijáos cómo las sombras le hacen de escolta allí por donde va) o todo el momento final con alas incluidas. Por supuesto que hay más (la del beso, por ejmeplo) pero eso dejo que lo descubras in situ.

¿Y los actores? La verdad es que muy bien pero, quede esto claro, esta es un apeli por y para Angelina Jolie. Lo que pasa es que se las han arreglado para que la cosa no sea muy evidente y, a la larga, cargante. Esto lo han conseguido, entre otras cosas, incluyendo a otros personajes interesantes, como el propio Stefano. Atentos, que la chica lo clava. Desde luego, el papel de Maléfica le viene que ni pintada. Jolie pasa de ser candorosa a malvada atravesando los estadios de dolida, ofendida y, a veces, lacrimógena. La actriz lo borda y, desde luego, a parte de reclamo bestial, ha sido para mí un gran acierto. Lo único que le hacen falta es un par de kilitos más pero bueno... Sharlto Copley es un gran Stefan: avaricioso y grillado a partes iguales. Elle Fanning cumple como Aurora y, menos mal, no se agtraganta siendo demasiado azucarada. Sam Riley haciendo de Diaval puede que me haya parecido el más soso pero es que su personaje no da para más.

Sigo. A destacar el maquillaje y ambientación que reina a lo largo de todo el metraje. El aire de cuento fantástico está asegurado con el vestuario tanto de reyes como de hadas o soldados, si bien es ciuerto que todo tiene un toque oscuro considerable. Por supuesto, se lleva la palma el aspecto de Maléfica. Me han encantado los cuernos, señas de identidad, así como su traje negro, calcado del dibujo animado. Los pómulos y la nariz recta están muy conseguidos, así como los ojos luciendo lentillas. El trabajo de Rick Baker (el tipo que nos regaló Un hombre lobo americano en Londres o la reciente El hombre lobo, se hace notar) Aquí debo mencionar una impresión mía y es que, o lo hace muy poco, o Jolie no parpadea nada, lo que le da ese aire sobre natural. Con todo, cuando está de hada buena con el pelo suelo, también me resulta un aspecto muy conseguido.


Y, para rematar, la banda sonora. James Newton Howard se ha esmerado en unas piezas que no solo ayudan a contar la historia, sino a enfatizarla cuando es debido. Los momentos de bruja mala de Maléfica, como cuando se proclama reina de las ciénagas o su autoinvitación a la fiesta de Aurora me parecen muy buenos, tétricos pero, a la vez, contundentes. Y, en el extremo opuesto, los temas románticos y más idílicos en los que se refuerza ese aire de cuento. Sin duda, intentaré hacerme con ella en cuanto pueda.

¿Cosas que me han dejado así, así? Claro que hay alguna.
 
Para empezar, las tonterías de las hadas discutiendo, pegándose o liándola entre sí, lo mismo que esas escenas en las que Maléfica hace que se peleen. Creo que, aunque esto no es que moleste mucho, le da un aire infantil donde se nota que el toque Disney sigue ahí presente (y que, de paso, hace que me ponga a temblar cuando pienso en cierto Episodio VII, pero eso es otra historia) El príncipe Felipe es un relleno que ni pincha ni corta y,a demás, es el personaje que más artificial me parece. ¿Sigo? Vale. La resolución del beso puede resultar un poco predecible pero se compensa con cierto toque de originalidad. Y, ya puestos, he extrañado un poco más el protagonismo del dragón al final, uno de los momentos que más me gustan de la serie de animación. Por cierto, puestos en plan puñetero, el rey hace referencia a un trabajo que hacen los herreros pero que, en definitiva, no se explica muy bien qué es porque, a fin de cuentas, llevan armaduras y escudos de acero como caballeros al uso (esto lo entenderás si ves la peli) Ah, una cosa más, y digo esto desde la opnión más personal y humilde: Aurora rubita y candorosa con esas cejas negras canta que no veas...

Pero, sin duda, lo que menos me ha gustado es la horrorosa versión de los títulos de crédito de la canción de la peli original, es decir, esa que dice "I know you, I walked with you once upon a dream..." La cantante resulta enfadada y tan agotada como si hubiera estado tres horas corriendo y luego hubiera añadido otras tantas de pesas en un gimnasio. Hombre, que la cancioncita tiene su aquel; un poquito más de gracia, por favor.

Pues esto ha sido todo. En definitiva, te puedo decir que me ha gustado. Me ha parecido una propuesta muy original y, a su modo, arriesgada, ya que se han centrado en la persona, obra, milagros y grilladas mentales de Maléfica. Porque, te lo repito a pesar de ser más pesado que una bantha preñada, esta es la historia de Maléfica, desde su punto de vista y con sus razones. Si, cuando la veas (y te la recomiendo, quede eso claro) llevas la peli de animación de los cincuenta en la cabeza, muchas de las cosas que veas aquí te van a chirriar. Si, por el contrario, vas con la mente abierta dispuesto a que te cuenten una historia ya conocida desde el cero más absoluto, probalmenete la disfrutes mucho más y te deje un buen sabor de boca. Yo, te lo admito, entre con la primera opción en la cabeza pero comprendí que, si cambiaba de chip, la cosa podría mejorar bastante.
 
Anímate y me cuentas.
 
 
Vigilad el cielo.
 
 


7 comentarios:

  1. La verdad que tiene buena pinta, otra más que tengo pendiente..
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Hammer!

      ¡Anímate y me cuentas!

      Saludos...

      Eliminar
  2. Yo fui muy emocionado cuando me entere cual era el giro en la trama de la película pero si bien los primeros 20 minutos, se me hacen excelentes, la historia de melefica de ni niña y la tración, genial, etc,....el resto de la película en cambio me decepciono mucho, las odiosas hadas y sus chistes forzados, el que no haya un villano principal pues malefica es buena (es el argumento de la película) y el rey más que ser malo, es un completo idiota.


    Yo creo que la película daba para más con el rey puesto como un buen villano, sanginario y despreciable hubiera sido genial y se hubiera justificado más todo.

    Respecto al predecible giro del beso que nos venian avisando con buen tiempo, me parecio bien, una de las pocas cosas en las que si se arriesgaron con la película, pero en definitiva la película se queda en intención y no va hasta el fondo con lo .que prometia

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Warrior.

      Pues a mí me ha gustado. Yo creo que han sabido ser originales y, sobre todo, entretener al personal pero, sobre gustos, ya se sabe...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
    2. Si..en gustos se rompen generos.

      Eliminar
  3. ¡Hola, Israel!

    Siempre que una peli la anuncian hasta la saciedad y parece que promete, procuro no hacermen ninguna idea porque casi siempre acabo esperando más. Por lo que fui y... a ver qué me encuentro. Para empezar, ya en las escenas iniciales, cuando la batalla inicial, dos niñas pequeñas tuvieron que salir de la sala porque les daba miedo. En cuanto a la peli me gustó bastante, coincido contigo en muchas cosas, especialmente en la escena del dragón y sí que podían haber puesto a alguien malo maloso, pero bueno, en ese sentido más o menos bien. Lo que no aguantaba eran las escenas de las tres hadas, podía haber sido diferente, no sé. Desde luego era la parte más aburrida. De lo de las cejas negras ni hablamos. En cuanto a la trama, me ha parecido muy acertada, los motivos de Maléfica para comportarse así (aunque claro, la pequeña no tenía culpa de lo que su padre haya hecho), quizá es por eso que le remuerda la conciencia y el beso final también muy acertado. Efectos especiales muy buenos y también una buena banda sonora. Por lo tanto, es de lo mejorcito que he visto últimamente en el cine.
    Felicidades por esta gran entrada!
    Nos leemos!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues coincidimos en todo, Mari Carmen!

      La verdad es que, al principio, la cosa me pareció un poco así, así pero creo que le han dado un enfoque muy bueno y, sobre todo, alejado de lo que uno espera. Eso sí, el tema de las cejas es que me descoloca del todo... ¿Cómo se pueden currar los pómulos y ojos de maléfica y no unas simples cejas? En fin...
      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar