Páginas

sábado, 16 de noviembre de 2013

Doctor Who - Temporada 5





Doctor Who (Temporada 5) (Doctor Who Season five) 

Matt Smith

Karen Gillan

Arthur Darvill
 








 

Hoy os traigo una serie que es todo un clásico. Pensad que se está emitiendo desde 1963, ahí es nada. ¿Cómo es posible? La respuesta a esto viene dada por la trama en sí y su protagonista. El Doctor (que no tiene nombre) es un Señor del Tiempo y, como tal, viaja a sus anchas por él (entre otras cosas). Pues bien, dicho personaje se caracteriza, entre otras cosas, porque ocupa distintos cuerpos a lo largo de sus existencias. Y esto, claro está, viene dado por el hecho de que son muchos y muy variados los actores que lo han interpretado. La solución siempre me ha parecido de lo más sencilla y, por eso, sublime.
Pues bien, en esta quinta temporada, es el turno del undécimo Doctor. ¿Listos? Pues, vamos allá…
La temporada que nos ocupa hoy ocupa un total de 13 episodios. Si hay algo que me ha gustado muchísimo de todos ellos es una constante que no te dejará indiferente: la originalidad de todos y cada uno de los capítulos que vas a ver si te animas a darle una oportunidad. Aquí hay de todos y para todos, como puedes comprobar en el resumen final que hago de los mismos. Los argumentos son pura, simple y llana fantasía, pero muy bien llevada, mostrando cosas, personajes y situaciones de lo más inverosímiles de manera de lo más normal o natural posible. Esto, para mí, es un gran punto a favor de la serie porque, allí donde otros podrían haber metido la pata cayendo en el más bochornoso de los ridículos, aquí se las apañan para resultar lo más normal posible. Podría ponerte muchos ejemplos pero si tenemos en cuenta que, aquí, los protas se enfrentan al fin del mundo varias veces, vemos que, en el futuro, viajaremos por el espacio en los lomos de una especie de ballena espacial gigantesca (este capítulo, como digo más abajo, me encantó), que hay ángeles de piedra con muy mala baba, vampiros venecianos que, en realidad, son extraterrestres o un montón de viajes en el tiempo (los capítulos de Van Gogh me parecen soberbios), lo que tenemos es una obra maestra de la fantasía, la ciencia ficción y, por encima de todo, la aventura.
La trama, depende de cómo la mires, puede explicarse de manera muy sencilla o, por el contrario, mucho más complicada de lo que parece a simple vista. Si optas por la primera opción, la cosa es de lo más fácil: vas a ver las aventuras del Doctor acompañado por sus amigos a través de distintos capítulos llenos de aventuras galáctico/temporales. La explicación complicada puede serlo y mucho. Y esto es así porque, desde el primer episodio, vamos a ver un elemento que va a estar incordiando al personal a lo largo de toda la temporada y que, conforme avanza la serie, va cobrando cada vez más importancia hasta que se produce esa eclosión final en el último capítulo. Me refiero, claro está, a esa grietecita que hay en la pared del cuarto de cierta niñita pelirroja. Esto, que lo podemos ver en ese primer episodio, puede parecer un elemento de lo más normal del mismo pero, cuando vemos que el tema se repite una y otra vez, poco a poco con más protagonismo, descubrimos que la serie puede llegar a ser más complicada de lo que parece y, desde luego, hay un nexo que une todos y cada uno de los capítulos de manera muy efectiva, aportando una cohesión entre ellos considerable.

 
Los personajes están clavados. Bien mirado, hay muchos pero nos podemos reducir a tres principales: el Doctor, Amelia y Rory. Los tres no paran de pasar aventuras, unas más retorcidas que otras (la palabra “retorcida” es relativa. ¿Qué lo es más, viajar en el tiempo o renacer como un romano?) Y, entre ellos hay una camaradería que beneficia mucho a la trama principal. Si nos paramos a pensar, aquí tenemos el paradigma tan usado y famoso de el héroe y los amigos del mismo que tienen que enfrentarse a peligros de todas clases. Luego, debo reconocerte que hay un cuarto personaje, River, cuyo misterio se mantiene muy bien a lo largo de esta quinta temporada y, si mal no recuerdo, buena parte de la sexta. Te lo podría ampliar más pero, de veras, ve la serie y me cuentas.
Otro aspecto que me ha gustado bastante y que me quisiera destacar es que, si bien los personajes principales están muy bien definidos (muy lejos de ser perfectos, por cierto), también es cierto que los secundarios que pululan por aquí no tienen desperdicio. ¿Ejemplos? Te voy a poner dos: Churchill, que conoce al Doctor de toda la vida (o vidas de este) o Van Gogh, que es capaz de dejar mensajes a lo largo del tiempo para la amiga Amelia (normal, yo también se los dejaría) Ah, y que no se me olvide: hablar del Doctor es hacer mención a ciertos némesis mecánicos, robóticos y cabezones que, al menos a mí, me recuerdan a algo así como los abuelos de R2-D2. Por supuesto, me refiero a los Daleks. Aquí descubrimos cuál es su origen y por qué hacen lo que hacen. Si te intriga, no te cortes, súbete a la Tardis y date un garbeo por la Segunda Guerra Mundial (lo admito, ese capítulo me pareció buenísimo).
Como puedes suponer, Doctor Who es una serie de fantasía pura y dura, muy bien conectada, con ciertos elementos basados en la realidad o en la propia Historia que le dan un aire que le viene muy bien. Todos sabemos que en una historia de esta característica tiene que haber un elemento fundamental: los efectos especiales. Pues bien, aquí otro aspecto que me ha parecido más que sobresaliente: nunca eclipsan a la historia y están (conste que no lo digo como algo malo) lejos de ser lo espectaculares que uno puede esperar de una serie así. Aquí el maquillaje, la gente disfrazada y las cosas que se tocan y son reales están a la orden del día, muy por encima de las tomas generadas por ordenador (que las hay, por supuesto, pero no tantas como puedas pensar) He leído por ahí que, para muchos, esto es un motivo perfecto para tildar a la serie de cutre. Para gustos, todos los colores son muy respetables. Para mí, este detalle lo que hace es darle a todo una aire tradicional y encantador que  me gusta mucho. Fijaos, por ejemplo, en los capítulo 4 y 5 (El tiempo de los ángeles y Carne y piedra II), donde, quizás, con mucho más presupuesto, se hubieran lucido mostrando a los ángeles de otra forma. El modo en que los han presentado, es decir, estatuas inmóviles que se acercan, me parece impresionante (y, de paso, nos muestra que la conexión que tiene la serie con el género de terror está más que demostrada)
Paso a los actores. Para mí, estupendos, todos ellos. Tengo que reconocer que, supongo por haber visto las pelis de Peter Cushing (sí, él también fue el Doctor en dos ocasiones. Espero compartir con vosotros las reseñas en breve) tenía una imagen del Doctor un poco tradicional, es decir, el tipo de sabio ancianete. Cuando vi a Matt Smith, tan joven y dinámico, con ese aspecto de profesor despistado, me dejó algo sorprendido. Luego, cuando comencé a engancharme, comprendí que dieron en el clavo con él. El tipo resulta serio y divertido a la vez pero, sobre todo, creíble. Y, si bien las pasa muy canutas en ocasiones, también es cierto que sabe adaptarse a otras situaciones, bien sea jugar al fútbol (El inquilino) o marcarse un baile a ritmo de Queen (El Big Bang) Hace muchas más cosas, claro, pero esas las dejo que las descubras por ti mismo. Karen Gillan se maneja pero que muy bien como Amy Pond, la compañera perfecta del Doctor: busca líos, adorable y lanzada a partes iguales. Y, tan mona como pelirroja. Arthur Darvill también queda muy bien como Rory. El amigo, en ciertos episodios, tiene una cara de empanado considerable (el personaje así lo requiere) y es el compañero idóneo para ambos, Doctor y Amy.


 Esto ha sido todo. De veras te recomiendo que veas esta temporada. Yo, debo decirlo, comencé a engancharme a mitad de la sexta temporada y, dicho sea de paso, no me enteré de mucho porque muchas cosas estaban avanzadas y las relaciones entre los personajes muy desarrolladas. Esta quinta temporada es perfecta para empezar a engancharte porque podría decirse que es una especie de reinicio de la historia, como puedes ver en el resumen del capítulo primero.  
Lo digo de nuevo: a mí, me ha encantado. Es todo un espectáculo lleno de aventura, fantasía y evasión pura de la buena. Pero, también, es un ejemplo de un serie muy bien llevada, perfectamente escrita  y desarrollada e interpretada de manera convincente. Si eres de los que le gusta viajar y visitar lugares extraños y conocer gente más extraña aún, no lo dudes: esta es tu serie.
Eso sí, pienso volver a ver la sexta temporada, ahora, a gusto y sabiendo muy bien de donde viene cada personaje.
De paso, deciros que la séptima está al caer… con un nuevo Doctor en la piel de otro actor: Peter Capaldi (más entradito en años que Smith)
Vigilad el cielo.
 
1. En el último momento
Una niña reza a Santa Claus para que arregle la grieta de su pared. Ante su sorpresa, aparece una cabina en su jardín. De ella sale el Doctor. La grieta, en realidad, es el lugar por donde ha escapado el misterioso prisionero cero. Una carrera desesperada para salvar a la Tierra del fin del mundo…
 Espectacular primer capítulo con una soberbia presentación de personajes. Una nueva Tardis y un nuevo Doctor listos para viajar hacia infinitas aventuras.
Y esto es sólo el comienzo.



2. La bestia de abajo
En el siglo 29, el ser humano huye a las estrellas debido a las erupciones solares. El Doctor y Amelia se encuentran con una niña que llora en la en UK, el equivalente al Reino Unido del futuro…
Amelia y el Doctor comienzan sus aventuras.
Un capítulo buenísimo y, sobre todo, muy original y lleno de sorpresas .Todo esto, condensado en apenas una hora de duración. Destaco la escena en la que el Doctor y Amelia están en la lengua de la bestia gigantesca que me recuerda mucho a El Imperio contraataca.
3. La victoria de los daleks
Segunda Guerra Mundial. Churchill tiene un arma secreta: nada menos que los daleks…
Una capítulo buenísimo depende conocemos el origen de los nuevos y coloridos daleks y una trama en la que se fusionan historia y ficción de manera soberbia. Muy, muy recomendable.

4. El tiempo de Los Ángeles
El Doctor se hace con una caja hogar que contiene un mensaje de River…
Me ha gustado mucho este capítulo, la mezcla perfecta entre ciencia ficción y sus dosis de terror. Hay que destacar las tomas de Amelia mirando al ángel acercarse, muy propias de una peli de miedo (y que recuerdan a The ring) Si a ello  le añadimos un Laberinto de los muertos lleno de estatuas de piedra, mejor.



5. Carne y piedra II
 
El grupo continúa  combatiendo a los ángeles...
Las aventuras dentro de la nave espacial continúan. Los ángeles siguen amenazando. En la nave se encuentran una especie de ecosistema natural lleno de oxígeno donde pueden sobrevivir. Un angustioso capítulo en el que destaco la escena en la que Amelia está sola en el bosque con los ojos cerrados rodeada de ángeles. Es curioso cómo sale de nuevo la grieta del primer capítulo. Y, además, se desvela que Amelia está loquita por el Doctor, pero resulta ser mucho más importante que eso.

6. Los vampiros de Venecia

El Doctor invita a Rory y Amelia a Venecia para que puedan hacer las paces...
Divertidísimo capítulo donde el Doctor se enfrenta nada menos que a vampiros venecianos. Pero, ya que se trata de él, no puede ser lo de costumbre porque, atentos, los vampiros son extraterrestre disfrazados que tratan de preservar su especie. Como trama, buenísima. Como todas, da para una peli pero, lo mejor, es que se condensa en cincuenta minutos.

7. La elección de Amy
El Doctor y sus amigos no saben sí duermen o están despiertos...
Un capítulo donde el Señor del Tiempo tiene que mostrar su valía contra el señor del sueño en un episodio lleno de aventuras, acción y momentos dramáticos.

8. La tierra hambrienta
Unos perforadores perforan más de la cuenta y encuentran una civilización alienígena  muy antigua que nos quiere reconquistar…
Originalísimo episodio donde el buen Doctor nos enseña una buena lección de Historia a través de unos seres llamados homo-reptiles muy bien hechos y con muy mala baba. Tan bueno es el capítulo que se divide en dos...

9. Sangre fría
El Doctor va a rescatar a Amy...
Continuación del episodio anterior donde descubrimos, otra vez, que los humanos lo resuelven todo matando. Y, además, un digno final para una buena historia. Lo bueno es que conecta con la brecha temporal del primer episodio y, atentos, hay un trozo de la Tardis en ella.


10. Vicent y el Doctor.
El Doctor ve una cara en un cuadro de Van Gogh. Decide viajar en el tiempo para hablar con él.
Como siempre, un episodio buenísimo y original que demuestra la razón por la que esta serie dura tanto: en ella tiene cabida de todo. En este capítulo, no sólo viajamos en el tiempo, sino que hay monstruo incluido y, además, entendemos por qué razón el pintor pintaba como pitaba. Y, si se viaja al pasado, también se puede hacer al futuro para que un artista vea la leyenda en la que se ha convertido. Repito: muy bueno.

 
11. El inquilino
El Doctor es expulsado de la Tardis y alquila una habitación. En el piso de arriba hasta la fuente que impide aterrizar a la Tardis...
Un capítulo muy curioso y, sobre todo, divertido, ya que vemos que el Doctor se ve forzado a comportarse como un ser humano normal lo cual implica tener amigos o incluso jugar al fútbol.

12. La Pandórica se abre
El Doctor es avisado acerca de un cuadro de Vincent donde vemos que la Tardis estalla y hay un mensaje: la Pandórica se abre. En el mundo romano se genera el caos, ya que don réplicas de los recuerdos de Amy…
Un capítulo alucinante que mezcla a Vincent Van Gogh, los daleks, Churchill y descubrimos el verdadero propósito de Stonehenge: esconder la Pandórica. Un capítulo genial que tiene una sorpresa muy recomendable. Atentos a la toma final en la que estallan todos los universos.

13. El Big Bang
Amy, de niña, va a ver la Pandórica de niña a un museo. La grieta temporal de su habitación ha copiado sus recuerdos. El caos es tal que el universo debe reiniciarse: el Big Bang 2. En el reinicio, nadie recordara nada. Para ello, el Doctor debe terminar su existencia…
Un capítulo que puede parecer algo lioso en un principio pero que es colofón perfecto a una temporada sobresaliente. Y muy divertidas las escenas de la boda en las que el Doctor regresa.
 

Y, por supuesto, es un punto y seguido...

 

14 comentarios:

  1. ¡Hola, Israel!

    Nunca me ha llamado la atención el título de esta serie, y, aunque bastante gente me ha hablado de ella, no sé cómo no me ha entrado la curiosidad de ver un episodio. Cada vez oigo más hablar de ella y después de los comentarios tuyos y los de Laura (de 'El blog perdido de Laura') voy a ver si la veo. Espero que me guste.

    ¡Nos leemos!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mari Carmen!
      La verdad es que esta serie siempre estuvo revoloteando a mi alrededor y tenía muchas ganas de poder ver una temporada completa. La verdad, me he enganchado del todo. Si te animas, ya me cuentas. Como ves, creo que merece la pena.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Hola, Israel! Cómo no voy a comentar esta entrada! Sabes que tengo debilidad por esta serie y se habrá podido comprobar en las entradas que le he dedicado en mi blog ;) Me alegra que te guste porque ya he dicho en varias ocasiones que es una serie que, en un primer momento, no te entra por los ojos. Creo que te tienes que hacer fan sin darte cuenta que es como me pasó a mi. Reconozco que cuando Tennant abandonó la serie fui un poco escéptica con Smith, pero justo cuando aprece después de la regeneración me ganó (y eso que solo aparece un minuto en pantalla). Es un Doctor loco, excéntrico, con su punto infantil y tonto pero a la vez serio. Un bicho raro en el buen sentido que se ha hecho querer y mucho. Steven Moffat es un guionista que me gustaba más en la época de Russell T. Davies ya que nos dejó grandes episodios. Cuando tomó el mando a partir de la quinta temporada eché de menos que los personajes no estuviesen tan desarrollados como antes. No me quejo porque los personajes están muy bien escritos pero comparándolo, en este sentido, me gusta más la era de Davies. Sin embargo, con Moffat reconozco que las historias son más enrevesadas y con grandes arcos que pueden durar varios capítulos o temporadas. Moffat juega con el espectador y eso está muy bien. En este sentido, Moffat explica mejor las historias que Davies. Como puedes ver de lo que cojea uno lo compensa el otro :) El capítulo de Van Gogh es una delicia y mis villanos favoritos son los fantásticos weeping angels. ¡Me encantan! Siempre he pensado que los Cybermen y los Daleks son como R2-D2 y C3PO. Pero en este caso, los villanos de Doctor Who van primero porque ya aparecieron antes de que viese la luz la primera parte de Star Wars. Es verdad que en esta serie las situaciones más absurdas parecen creíbles y es de agradecer. Ahora en una semana justa se emite el especial y no se si has visto los trailers y los avances pero promete y mucho :) Y un mes después, la regeneración de Smith. Parece que fue ayer cuando Tennant lo dejó y apareció 11 y ahora ya llega a su fin. Pero creo que Capaldi hará un gran trabajo. Por cierto, a veces dedicas entradas a las bandas sonoras y siempre he pensado que uno de los puntos fuertes de la serie es su música. Murray Gold hace un excelente trabajo y ha dejado piezas inolvidables. Tengo muchas que son imprescindibles, algunas son "Song of freedom", "The Doctor's theme", "I am the Doctor" o "Vale Decem". Y te pongo sólo estas por no ponerte toda la banda sonora enetera ya que me encanta. Por cierto, cuando fui hace unos días a Londres tuve mi momento friki y fui a hacerme una foto con una TARDIS de verdad. En realidad, es la única cabina de teléfono que hay en Londres y que utilizaban los policias. Es idéntica a la de la serie. Cuando llegué no era la única y me tuve que poner en la cola para hacerme la foto. El personaje del Doctor es uno de los más versátiles debido a los diferentes actores que lo interpretan. Se reinventa y la gente ve estos cambios de lo más normal y menos mal porque muchos cuando un actor se va dejan de ver la serie. En este caso, Doctor Who es sinónimo de cambios y la gente lo ha aceptado. Madre mía, perdona por escribir tanto y eso que no he puesto todo lo que quería. Espero que sigas disfrutando de las aventuras del Doctor y sus compañeros en la TARDIS:)

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      Te confesaré una cosa: mientras estaba preparando la reseña, me acordaba de ti. Desde luego, ¡eres toda una experta! Me encanta el modo cómo has definido al Doctor: "un bicho raro" No creo que pueda haber calificativo mejor. Coincidimos en lo del capítulo de Van Gogh: se lucieron de pleno. Y, desde luego, el de los ángeles me parece sublime (¡claro que el de los vampiros venecianos, que son vampiros aliens, no se queda mu atrás!) Me apunto lo de los temas musicales, ya que estoy haciendo una selección de varios para tenerlos en reserva y poder compartirlos. Ya leí el post en tu blog acerca de tu visita a la tienda de Londres (cómo no fijarse en las esculturas del doctor que incluyes en una foto) Cuando estuve hace unos años, estuve en una tienda parecida y, simplemente, viajé a una galaxia muy, muy, pero que muy lejana. Lo de la Tardis lo apunto para la próxima visita (jo...)
      Ahora veré (otra vez) la sexta temporada sabiendo ya de dónde viene cada cual (imagínate mi caos cuando me enteré del secreto de River...) Y, deseando ver la séptima y a Capaldi en toda su salsa...

      ¡Nos seguimos leyendo!

      Eliminar
  3. YO ME QUEDE BUENO LA VERDAD E VISTO CAPITULOS MUY DISTINTOS EN TEMPORADAS ME REFIERO Y SIEMPRE HE VISTO UN DOCTOR DIFERENTE JEJEJEJEJE

    TRAFFIC.CLUB TODO SOBRE EL CELULOIDE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luis.

      Me pasó lo mismo hasta que empecé de cero en esta quinta temporada y... ¡ya soy fan absoluto!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  4. uff camarada!
    buena sorpresa que me llevas
    yo recien descargue la temporada uno, y termine de ver el quinto capitulo
    como tu dices, la serie es rapida y muy livianita de llevar pero no por eso es tonta, me gusta mucho el hilo conductor que lleva...
    espero pronto bajar todas las temporadas y pretendo despues iniciar con la descarga de la serie original de entre la decada del 60 y 80
    saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartiremos impresiones acerca de la serie, Carlos. A mí, desde luego, ya me tiene ganado. ¡Ahora voy a por la sexta y la séptima!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  5. Yo he empezado a verla hace poco, engancha bastante.
    TRAFFIC CLUB, Fútbol y Tenis, más que un juego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Alejandro. lo curioso es que, a cada capítulo, ese enganche aumenta.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. Esta serie me gusta, pero pues yo aun no llego a la temporada 5, voy aun en la primera, me han dicho que esta la mejor.... es mas que me han dicho que empeze por ver la quinta...tu que opinas deberia empezar por hay.... o que la vea en orden es mejor ???

    Saludos

    Traffic Club

    The Outsiders Inc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Warrior.
      Pues mira, yo me he enganchado en esta quinta temporada y es ideal porque, digámoslo así, es una especie de reinicio de la saga. Antes, empecé a verla en la sexta, solo por curiosidad, pero era un lío. Esta quinta te explica todo desde el principio, así que, si puedes, dale un vistazo.
      En breve me pondré con la séptima, que ya tengo ganas.

      Ya me cuentas.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  7. ¡Hola, Israel!

    Acabo de ver que te has pasado por mi entrada de "The day of the Doctor" (ya he dejado comentario) y ahora me he acordado que no te recomendé un telefilm de Doctor Who hecho expresamente para la celebración del 50 aniversario. Se llama "An adventure in space and time" y cuenta como se creó la serie. Es precioso y te lo recomiendo muchísimo. Cuando veas el episodio de The Day of the Doctor ya me contarás :)

    ¡Saludos y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Laura!

      ¡El doctor sigue dando que hablar!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar