sábado, 18 de septiembre de 2021

Doctor Cyclops



Doctor Cyclops.

1940

Director: Ernest B. Schoedsack.

Guión: Tom Kilpatrick.

Albert Dekker.

Thomas Coley.

Janice Logan.

Charles Halton.

Victor Kilian.

Frank Yaconelli.


El doctor Thorkel ha encontrado el modo de reducir a los seres humanos…


Hoy os traigo una de esas películas que me encantan, esas que, salvo que adores este tipo de cine, no se suelen conocer.

Doctor Cyclops es un producto de ciencia ficción de la época que cumple con todos y cada uno de los requisitos y que da gusto ver.



Empezamos por la historia. Esta es la del científico loco y chiflado de toda la vida pero que, a la vez, ha sido capaz de crear algo completamente espectacular: mediante el descubrimiento de un yacimiento bestial de radio, sabe cómo reducir de tamaño a cosas y seres vivos. No me digáis que no es alucinante. 


Como muchas películas de la época y del género, no es que dure mucho. De hecho, creo que son una hora y dieciséis minutos, pero os puedo garantizar que cada minuto, cada segundo que vemos en pantalla, está muy bien aprovechado. Ya desde la escena inicial se nos deja claro que el doctor Thorkel está como un ejército de maracas, es listo como él solo y, si tiene que matar a un alumno, pues lo mata. El guión se las apaña para, sin perder tiempo, presentar personajes y que la trama avance. Cuando el grupo de científicos, con propietarios de mulas incluido, van a verle, el buen doctor no deja lugar a dudas: se le ve el plumero y es egoísta como él solo, más que nada porque ha hecho que los otros viajen 15.000 km solo para mirar por un microscopio. Cuando los científicos se rebelan por semejante trato, está claro lo que va a pasar y lo ves venir: Thorkel los va a reducir. ¿Previsible? Sí. ¿Divertido? No veas.




vintage horror gifs | WiffleGif


Lo que sigue a partir de ahora son las aventuras de los recién reducidos humanos enfrentándose no solo a Thorkel, si no a los los propios elementos del entorno que se convierten en amenazas mortales, ya sea saltar de una silla o mesa, enfrentarse a un gato, a un cocodrilo o a una lluvia torrencial en mitad de la jungla. Sí, creo que muchos de estos elementos los vemos luego en El increíble hombre menguante. La peli, entonces, es pura aventura y hace que no quites los ojos de la pantalla, haciéndote que te preguntes cómo narices van a salir del atolladero los protas y qué va a pasar con el buen doctor. Por cierto, si te preguntas el por qué del título, te doy pistas: gafas enormes, cegato perdido y Ulises, el de La Odisea.


                            


Los personajes son como el resto de la peli: un reflejo de la época. No hay más que verlos: un científico chiflado, calvo y cegatón, otro mayorcito que representa la razón, la chica guapa y lista, el otro científico vago y guapote y un par de secundarios que aportan detallitos de humor. No más, pero no menos.


Dr. Cyclops (1940) - IMDb


Los actores cumplen pero aquí destaco, sobre todo, a Albert Dekker como Thorkel. El tipo lo clava y la apariencia y ademanes que usa son muy buenos. Janice Logan como Mary es la cara bonita y lista que solían tener estas producciones. Charles Halton queda muy bien de profesor respetado, respetable y hortera.Victor Kilian y Frank Yaconelli aportan los secundarios necesarios en la historia y Thomas Coley la cara bonita en masculino que sirve de referente amoroso con la prota. Tengo que decir que las caras de este cuando se pone en plan vago me resultan pelín forzadas pero, bueno, ahí quedan.

Los efectos, para la época, debieron ser tremendos y, aún hoy en día, destacan por lo bien hechos que están. El tema de las proporciones está clavado y los  decorados para simular los tamaños gigantescos, también. A ello hay que añadir que la peli, cosa curiosa, muy curiosa, está rodada en color. La versión que yo tengo es en Blu-ray y se nota un gran trabajo de restauración. Vamos, que es una gozada disfrutar de todos esos colores tan brillantes.



Y, ¿cosas mejorables? Voy a señalarte un par por aquello de hacer algo. La primera: ¿cómo cambian de color las ropas los humanos recién reducidos? Eso sí, les quedan muy bien, sobre todo, a la chica 😊😊😊😊😊 Ahí va la segunda: una vez que se dan cuenta de su situación, los humanos reducidos a tamaño pitufos deciden matar a Thorkel. ¿Eso quiere decir que aceptan su nueva condición? Porque, si alguien pude salvarles, es el buen doctor. Conste que esto es ANTES de que sepan que, si no se hace nada, recuperarán su tamaño normal de manera gradual. Bueno, como siempre digo, detallitos.


Dr. Cyclops (1940) Review |BasementRejects


Toda una gozada. Me encantan estas pelis y, si comencé este blog, fue por hablar de ellas. Me apena mucho que prácticamente muchos las tengan olvidadas pero yo considero que son todo unos tesoros que hay que recuperar y presentar a las nuevas generaciones. Aventura, acción, diversión y fantasía con unos efectos muy a tener en cuenta. ¿Qué hubieran hechos estas personas con la tecnología de hoy? 

Ojalá sigan sacando el Blu-Ray más clásicos como este. Servidor, desde luego, los piensa comprar.


Vigilado el cielo.

 

DR. CYCLOPS (1940) | The Young Ones Adults






martes, 7 de septiembre de 2021

Cruella

Cruella.

2021.

Director: Craig Gillespie.

Guión: Dana Fox, Tony McNamara, Aline Brosh Mckenna, Kelly Marcel, Steve Zissis.


Emma Stone.

Emma Thompson.

Joel Fry.

Paul Walter Hauser.

Mark Strong.


Estella ve cómo su madre es asesinada y jura venganza convirtiéndose en Cruella...


La verdad, cuando me enteré que iban a hacer una peli sobre el personaje de Cruella pensé que se trataría de otra chorrada de Disney para sacar dinero. Sí, el personaje es muy molón pero, de ahí a hacer una película solo para ella me parecía un paso muy largo y arriesgado, más aún sabiendo cómo las gasta la compañía últimamente, es decir, ñoñeces variadas que no llevan a ningún sitio a la par que  matan personajes icónicos por aquello de crear morbo.




Pues me he equivocado.

Cruella es una película emocionante, original y, sobre todo, muy divertida que tiene un montón de cosas a su favor.

Para empezar, han tenido el sentido común de no coger a un personaje de comportamiento "peculiar" y no lo han vuelto una princesita Disney, léase alguien forzado, hortera e indigesto. Lo que vamos a ver aquí es la forja del personaje como tal desde sus inicios. Por eso, conocemos a Estella (que no Cruella) desde niña, en concreto, desde su nacimiento. Y ya vemos que es especialita, la niña: tiene el pelo blanco y negro y ya, desde su más tierna infancia, se nos deja claro cómo va a ser: egocéntrica, rara, obsesionada con la moda y, encima, se cree una especie de genio.

Pero como es tradición en Disney, aquí se debe matar a alguien y los de la compañía son especialistas en cebarse con las madres, cosa que aqí no es una excepción. Es a partir de este momento cuando el desarrollo del personaje se va encauzando y conocemos cómo, mediante distintos trabajos y conociendo distintas personas, se va forjando el carácter de Estella hasta que, mediante la inclusión del personaje de la baronesa, somos testigos de la transición a Cruella. 



Y es justo a partir de este instante cuando la película, cosa rara, aumenta en interés y diversión porque vamos a ser testigos de todo el show que despliega Cruella para hacer la vida imposible a la baronesa. Digamos que es una especie de superhéroe con una identidad "normal" y otra completamente desaforada.  Los momentos aquí son tremendos, como ese en el que incendia un vestido para dar lugar a otro. Eso entre muchos, de forma que el espectador lo que hace es tener ganas de saber cuál va a ser la siguiente perogrullada de la protagonista.  Todo ello lleva a una conclusión final en la que, por fin, vemos que Cruella llega para quedarse porque, en realidad, siempre ha estado ahí.



Los personajes son tan acertados como la trama. El binomio Estella/Cruella funciona a la perfección y es una perfecta traducción del dibujo animado a la realidad. La baronesa resulta tan odiosa como divertida y, en cierto modo, me recuerda al personaje de Meryl Streep en El diablo se viste de Prada y llega a resultar, a su modo, bastante odiosa. Grandísimo acierto que no hayan puesto un personaje masculino que hiciera de reclamo amoroso para Cruella porque entonces hubieran metido la pata. Y, si has visto la peli de dibujos y la recuerdas, atentos porque aquí hay varios personajes secundarios que son referencias directas.






Y, si lo personajes lo clavan, para que hablar de los actores. O, mejor dicho, de las actrices. Sin duda, el plato fuerte es Emma Stone como Cruella. Lo borda. Esa voz, el lenguaje corporal, las expresiones. Stone, simplemente, es Cruella. Y punto. Y que decir de Emma Thompson como la baronesa. Resulta perfecta para el papel y, además de maldad, le aporta cierto toque cómico que le viene de perlas al personaje.




Y, ¿qué pasa con los dálmatas y la película de dibujos? Pues todo está perfectamente enlazado. Es más, después de ver esta peli, podrás entender sin ningún tipo de problema el comportamiento de Cruella en la peli de animación y puede que hasta lo justifiques. Vamos, que visto desde esta perspectiva, la pobre tiene más razón que un santo.

Todo un acierto. Ojalá, en futuras adaptaciones de personajes, lo hagan tan bien como con esta. Claro que, todo hay que decirlo, Cruella es un caramelito que, si lo saboreas bien, pueden salir cosas muy buenas.

Y aquí lo han hecho, menos mal.


Vigilado el cielo.