Páginas

domingo, 20 de diciembre de 2015

Star Wars: Episodio VII - El despertar de la Fuerza




Star Wars: Episodio VII - El despertar de la Fuerza.
(Star Wars: Episode VII - The Force Awakens)

(2015)

Director: J. J. Abrams.
Guión   : Lawrence Kasdan, J. J. Abrams, Michael Arndt.

Harrison Ford.
Daisy Ridley.
John Boyega.
Adam Driver.
Carrie Fisher.
Oscar Isaac.
Andy Serkis.
Peter Mayhew

Han pasado treinta años desde la aniquilación del Imperio. Siguiendo sus pasos, la siniestra Primera Orden amenaza a la Segunda República y la libertad de la galaxia...



¡Hola a todos!


Y llegó el día. Al fin, después de mucha espera, de muchas expectativas y, todo hay que decirlo, de muchas ansias de verla, el nuevo episodio de La guerra de las galaxias está aquí. Tengo que decir que, con respecto a esta séptima entrega, he pasado por fases. Primero, me sentó como si me clavaran un sable láser en el estómago al saber que Disney se encargaba del asunto. Después, la contratación de J. J. Abrams me tranquilizó un poco, ya que lo que el tipo ha hecho con Star Trek me parece muy digno. Después vino la tranquilidad (y momento friki) al saber que actores originales iban a aparecer... y luego vi el teaser II y ya me rendí. Da igual las veces que lo vea; cuando salen Han y Chewi la fibra sensible se me activa y yo más feliz que una perdiz.






Una cosita antes de continuar: HE TRATADO DE ESCRIBIR ESTA RESEÑA SIN SPOILERS pero, como comprenderéis, a veces se escapa un dato para poder hablar de él. Con todo, espero no estropear nada a nadie. El que avisa no es traidor.


Bien, pues esto es lo que os puedo decir...

Empiezo por la historia. En mi humilde opinión, historias, ya que aquí hay tres bien diferenciadas pero, a la larga, unidas.



Por un lado está la de Rey, es decir, esa chica que aparece en todos los carteles y que parece que vive en Tatooine pero que no es así. Es el nuevo eje de la saga, la que, sin duda, va a ser la nueva prota de la trilogía y cuya principal característica es el misterio que le rodea. Y este misterio es uno de los platos fuertes que va a tener la peli. A fin de cuentas, no sabemos quién es, de dónde viene, a dónde va o el por qué de todo esto. Aquí se aceptan apuestas porque, está claro, tiene relación con un personaje mega-súper potente de la saga pero la cosa no queda nada clara. Ok, ya he leído por ahí que en el episodio VIII se van a EMPEZAR a aclarar las cosas. Y lo de las mayúsculas va a posta porque, si ves la peli, posiblemente pienses que el origen de esta chica es tan evidente que, justo por eso, resulta demasiado sospechoso que sea así (claro que si piensas en el teaser  2 puedes dudar...)



La otra trama es la que corresponde a los personajes clásicos. Si, amigos. El trailer ya lo desvelaba y era sabido por todos pero, aún así, servidor casi llora de la emoción, del éxtasis y del colocón friki-generacional cuando Han Solo y Chewbacca aparecen de golpe en la pantalla. Si a todo esto le sumáis que la gente, en el cine, comenzó a aplaudir yo ya me dejé llevar por completo. Los años han pasado en forma de canas y arrugas pero Han Solo sigue siendo Han solo. Sabemos que las cosas no han ido tan idílicas como vimos al final de El retorno del Jedi pero hay un detalle genial: Solo ha vuelto a lo que mejor se le da, es decir, trapichear, deber dinero y meterse en líos. Los años pasados desde el episodio VI me importaron un comino cuando vi a Ford salir en pantalla y eclipsar todo: Han es Han, por muchas virguerías que hagan y por mucho personajes nuevos que se inventen.



Y esto lleva a la tercera trama, la más polémica y la que, según estoy empezando a leer por las redes, la que está generando más opiniones encontradas. Me refiero a la historia que encierra el Lado Oscuro de la Fuerza y que tiene al misterioso Kylo Ren como protagonista. Aquí la cosa se pone un poco difícil porque hay una mezcla peligrosa cual hielo resbaladizo de Hoth porque se trata de mantener un equilibrio muy delicado entre lo que todo el mundo espera, esto es, un cócktail moderno que lleve algo de Darth Maul, su toque de Dooku, una porción adecuada de Grievous y un montón de Darth Vader y un tono sentimental bastante potente que puede sorprender a más de uno. Durante mucho tiempo se ha cuestionado quién es Kylo Ren y ahora las dudas están despejadas. La sorpresa, para mí, es bastante considerable y, sin duda es un punto muy a favor de la peli porque, como todos sabemos, una cinta de Star Wars sin sorpresa es como un beso sin lengua: mola, pero le falta algo. Aquí la sorpresa está servida. Otra cosa es que te guste. Y, por si no lo has notado, estoy sudando la gota gorda por no destripar demasiado.


¿Efectos? Buenos no, alucinantes. Una cosa que llama la atención desde que ves volar la primera nave o conoces al primer bicho raro de esta nueva galaxia: hay CGI (como es evidente) pero la mayoría de las cosas son maquillajes, trajes y, en definitiva, cosas que existen y cuya ausencia tanto se criticó en los episodios I al III. Por lo demás, las explosiones, los sables láser o las naves están clavadas. Me ha encantado ver ese toque especial que le han puesto al vuelo del Halcón Milenario, cuya utilización es espectacular y se aleja, a su modo, de lo que hemos visto hasta ahora. Genial que veamos sus mandos, cómo funciona o el modo en que atraviesa el Hiperespacio. Las batallas, geniales, porque las naves no solo se limitan a estallar; es como si se despedazaran antes de hacerse añicos. Lo mismo puedo decir del arma definitiva de la Primera orden. Estupendo que su modo de disparar no sea un calco del de las Estrellas de la Muerte predecesoras. De hecho, me encanta la escena en la que vemos cómo funciona. Desde luego, aquí, como en muchos otros momentos (solo te he nombrado unos poquitos) se han lucido a base de bien. Y me ha encantado el dichoso sable láser de Ren; parece que se vuelve a la idea de que las espadas de luz son pesadas (algo que varió de manera bestial de la trilogía clásica a la nueva) y que no sea el sonido al que estamos acostumbrados. Un último detalle en este sentido: me encanta cómo se utiliza la Fuerza. No parece nada sutil ni suave; todo lo contrario ya que, cuando sale a colación, oímos ese sonido de fondo mientras que los movimientos de los personajes son mucho más exagerados y, por lo menos me parece a mí, brutales. Y, sí, BB-8, el heredero de R2-D2 está clavado y, además, no resulta cargante.

Impresionante.



Genial



¡Nunca vimos un Tie Fighter así!



Y aquí tengo que hacer una parada para hablar de toda la parafernalia que, a modo de atrezzo, decorado y demás diseño artístico destila esta peli. Todo cuidado al milímetro y, lo que vemos en pantalla, es, simple y claro, espectacular. Primero, un detalle que puede parecer una tontería pero que a mí me ha encantado: las armas parecen mucho más reales con lucecitas y
demás en lugar de negras sin más ni más. El mundo de Rey está muy conseguido, lo mismo que los parajes donde está asentada la Resistencia. El interior del Halcón Milenario sigue ahí, como si no hubieran pasado los años, teniendo el mismo aspecto de cacharro descuidado que todos conocemos. Pero mención especial debo hacer a los referido a la Primera Orden. Los nuevos soldados de asalto, el uniforme del capitán Phasma me parece ES-PEC-TA-CU-LAR con ese brillo, ese color y esa capa. E igual puedo decir de los interiores militares de los malos; el ambiente tecnológico del Imperio ha vuelto y lo ha hecho por la puerta grande. Ah, y mejor aún ese tono de cuento de terror que adquiere lo que vemos en pantalla cuando Ren habla con su mentor, el misterioso Líder Supremo. Chapeau!!!

Siguiente paso obligado en cualquier peli de La guerra de las galaxias: la música. Decir eso y John Williams es referirse a la misma cosa. Qué queréis que os cuente: genio y figura. Williams, como siempre, coge una escena y la realza de tal modo que te hace estremecer. Lo ha clavado (no podía ser de otro modo) y eso se nota. ¿Hay ecos de momentos pasados? Sí, claro. ver a Han y Leia juntos compartiendo plano y escuchar el tema de Han Solo and the Princess ha hecho que me derrita. El de Princess Leia's theme también puede ser escuchado con algún que otro arreglillo. Y, por supuesto, mucho material nuevo, ya sea trepidante, alegre o militar que no deja indiferente.


Paso a los actores. Bueno, aquí hay nuevos, claro. Daisy Ridler como Rey está muy bien y la chica se columpia entre lo vulnerable y el carácter heroico del personaje de manera muy convincente, sin necesidad de ser una mera cara bonita que se luce en escena. John Boyega, léase Finn, también me ha parecido correcto y, además, muestra cierto toque cómico que libera tensiones y rompe con la imagen que, en primera instancia, vimos en los tráilers. Oscar Isaac haciendo de Poe sabe a poco y creo que, en el futuro, se lucirá un poquito más. Lo mismo digo de Adam Driver. Pero no nos engañemos. Los nuevos están muy bien y, repito, cumplen. Pero aquí el prota es el prota. Desde que Harrison Ford sale en pantalla se los come literalmente a todos. El tipo, a parte de desplegar unas tablas que ya quisieran muchos (jóvenes y no tanto, pero ahí no me voy a meter) se vuelve a meter en la piel de Han Solo con una facilidad aplastante. Vuelve la sonrisa torcida
y vacilona, la bordería habitual y el desparpajo de un personaje irónico e icónico como si nunca se hubiera ido. Todos y cada uno de los planos en que sale anula a los demás, se hace con la peli y, al menos eso me ha parecido a mí, hace que pienses que estás viendo una cinta de Han Solo, y no solo de La guerra de las galaxias. Un completo acierto haberle recuperado del modo que lo han recuperado. Un episodio nuevo sin Han Solo no hubiera sido tal (y conste que, mientras escribo esto, el Lado Oscuro se apodera de mí por algo que, si la has visto, estoy seguro que entiendes) Atentos a esa escena en la que, hablando con Rey, le dice, con una nostalgia brutal, que los Jedi, la Fuerza y demás son reales. Impresionante...



Han Solo es y será siempre Han Solo.


Y ahora, la gran cuestión: ¿todo es perfecto y maravilloso? Aquí hay varias cosas (detallitos unas mientras que, otras, son más cuestionables) que creo que debo señalar. Antes de que nadie diga nada, repito lo que siempre digo: desde mi más humilde opinión. Veamos. 


Si bien las historias que os he señalado arriba me parecen muy correctas, también es cierto que todas se enlazan en una, es decir, la aparición de la Primera Orden en el lado malo y al de la Resistencia en el bueno. Y aquí es donde puedes empezar a sacar peros, ya que la peli, en general, tiene un aire paralelo con el episodio IV bastante considerable. Pensad en este esquema: un personaje humilde está conectado a saber cómo con la Fuerza (Luke, Rey) y se acaba aliando con los buenos (rebeldes, resistencia) que deben acabar con una máquina que puede destruir planetas enteros (Estrella de la muerte, eso que vemos en este episodio VII) a través de un rayo y que, para destruirla, hay que cargarse un punto determinado de la misma. Sumadle una cantina galáctica llena de bichos raros y una relación paterno-filial que no es muy buena. ¿Parece un calco? Sí. ¿Es malo? Yo creo que no, pero ahí queda. 


Paso a Rey. La chica no tiene ni idea de lo que puede hacer pero es obvio que algo siente. Ahora bien, Obi-Wan se entrenó durante años con Qui-Gonn. Tres cuartas de lo mismo con Anakin. Luke, a su modo, igual con Obi-Wan y Yoda en plan curso acelerado. Rey siente la fuerza en diez segundos y la usa como si lo hubiera hecho toda la vida... Como poco, llamativo.





Tranquilidad. Todos sabemos que estamos al comienzo de una nueva trilogía. Eso quiere decir que queda mucho por delante y la dosificación de información puede ralentizarse tanto como uno quiera pero me da cierto aire de falta de información. Por ejemplo, ¿quién es el líder Supremo Snoke? Mejor aún, ¿qué es? Un militar, un sith... Esto no es que me parezca algo malo ya que, como digo, la información vendrá en forma de episodio VIII pero aquí me ha faltado eso, un poquito más de datos y contexto.


Luego están los detallitos: ¿R2 se activa de golpe, porque sí? ¿Por qué es Rey quien va a por Luke cuando todo quisque le estaba buscando? ¿A qué se refiere Ren con eso de "terminar lo que tú empezaste?", es decir, ¿qué empezó Vader? ¿Después de lo que Luke y la Rebelión hicieron por la libertad... se han convertido en meras leyendas de dudosa procedencia hasta el punto que el Halcón Milenario está tirado en mitad de la nada y nadie lo reconoce? Eso me ha dolido. Y, a veces, me parece que cierto personaje parece que tiene pataletas en lugar de dejarse llevar por la ira. Como digo, meros detalles...


Todos sabemos desde nuestra más tierna infancia, sobre todo, los
que rondamos los cuarenta, que a la Disney le ha gustado muchísimo una cosa: ir al lado más tierno, emocional y delicado, aplastarlo sin misericordia, estrujarlo y luego recrearse en él. No voy a decir nada más pero pensad en Bambi, Blancanieves y más clásicos y puede que me entendáis. En todos ellos hay un momento que algunos llamarían sentimental; otros, emocional, en que el guión va de manera directa al corazoncito del espectador y lo vapulea y pisotea hasta hacer que, de pura emoción y conmoción, se deje llevar por lo que está viendo aunque se cuestione una y otra vez si es real lo que acaba de contemplar. Y eso es lo que tenemos aquí y no puedo ni quiero escribir más porque es algo que hay que ver en pantalla. Que agrade o no ya es cuestión de cada uno. A mí, desde luego, NO me ha gustado en absoluto. Y eso me lleva a otro aspecto: el malo. ¿Tiene Kylo Ren el carisma de Darth Maul, Dooku, Grievous o Vader? De momento, la respuesta me parece más que discutible. Vamos a ver qué pasa en el futuro.


Pues esto ha sido todo. En lo que a mí se refiere, opiniones encontradas y cierta confusión que, de manera particular, no sentí al ver ninguna de las otras seis. No me interpretéis mal. Decir que no es buena es una soberana chorrada, ya que la peli es muy potente en muchos sentidos. Está cuidada al detalle, el tono me parece bastante serio y ya, por el hecho de incluir en la trama a los personajes clásicos, me parece muy valiente. Veo, por lo que se empieza a leer, que las opiniones se agrupan en dos bandos: los que dicen que es una maravilla y los que no. Repito: esta peli NO es una mala película porque, entre otras cosas, entretiene sin que te enteres y eso es muy de agradecer pero, sin duda, NO la considero la mejor de la saga como se está diciendo por ahí porque contiene cosas que, o bien están cogidas con pincitas o directamente me parecen fuera de lugar. A mí, lo que me falta, es el tonillo, ese sabor, ese toque que tienen las otras seis y que aquí no he encontrado del todo. Supongo que es lo que tiene contar con un nuevo director y una compañía distinta respaldando el proyecto. A lo mejor es que me hace falta buscar con más ahínco. Bueno; eso tiene una solución muy fácil y divertida: verla de nuevo las veces que haga falta...


Vamos a ver qué pasa, que aun queda mucho.



Por cierto, una cosa que no entiendo. Han ha envejecido y lo lleva bien pero si notáis algo raro en Leia (que lo vais a notar) se debe a una cosa muy simple: en todos y cada uno de los planos está maquillada de manera digital. No lo comprendo  ya que, al natural, la actriz tiene un buen aspecto pero, aquí luce, como poco, rara.

¡Que la Fuerza os acompañe!



Vigilad el cielo.



8 comentarios:

  1. ¡Hola, Israel!

    Ayer fui a ver la peli y me gustó mucho, pero hay dos puntos que me decepcionaron. El primero es el villano ya que creo que le falta la fuerza que tenía Darth Vader. Creo que para las próximas entregas habría que pulir a este personaje ya que no impone como el padre de Luke. Por otro lado, hay un acontecimiento que no me esperaba en absoluto y no puedo decir nada por los spoilers, pero me dejó tocada anímicamente. El resto me gustó mucho y ya tengo ganas de ver los futuros episodios.

    ¡Muy buena entrada!

    ¡Nos leemos y que la fuerza te acompañe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      Lo del villano me ha dejado algo frío y, con dos pelis por delante, quizás la cosa puede cambiar. Pero, sin duda, coincidimos al cien por cien con eso otro a lo que te refieres. Soy seguidor de la saga al cien por cien pero lo que han hecho a ese respecto me parece una estupidez de proporciones interplanetarias, inútil y absurda que no termino de comprender. Lo malo es que muchos recordarán esta entrega como "esa peli en la que..."

      ¡Muchas gracias y nos leemos!

      Eliminar
    2. ¡Hola otra vez, Israel!

      Con respecto a ese punto no sé porqué han decidido hacerlo ya que lo veía innecesario. Cuando ocurrió me costó volver a involucrarme en la historia y un día después de haberla visto me niego a admitir lo que ha pasado. No te rías por lo que te voy a decir, pero aún mantengo la esperanza aunque mis amigas, que la vieron conmigo y se indignaron muchísimo, me han dicho que lo tengo que asumir sí o sí.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
    3. ¡Me uno a esa esperanza!
      Mira; me pasó igual. Después de eso, estuve desubicado (y cabreado) Lo cuentas por ahí y la gente no lo cree...

      ¡Estamos en contacto!

      Eliminar
  2. Hola, Israel
    Aún no la he visto, estoy esperando a que sea el día del espectador, por eso de que es más barato, pero sé que tendré que ir con muchiiiiiiiisimo tiempo para pillar entradas. Ya veré "eso" que comentáis y que os ha dejado descolocados. Ya te contaré qué tal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mari Carmen!
      ¡Date prisa que las entradas vuelan!
      Ya me dirás si te sumas al descoloque...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  3. Hola, Israel
    Descoloque no lo siguiente. Ese suceso que te deja diciendo: No puede ser. La verdad es que, es lo único que te deja cao para no pensar en "el malo". Qué horror, el malo, de tan malo que es no llega a ser "el malo". Además, lo prefiero con la máscara puesta. Como pueden poner a ese actor con tan poca presencia como malo. Para mi sólo se salvan Rey, Finn y los veteranos el resto demasiado flojos. Por lo demás, muy bien, aunque se echen en falta algunas cosas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mari Carmen.
      Pues todo eso pienso yo y unas cuantas cosas más. Creo que, como peli de fantasía cumple pero no hay que olvidar que esto es UNA PELI DE STAR WARS y ahí es donde los peros surgen con fuerza. El malo de me dejó helado y sigo pensando que Darth Maul, con dos frases, le da un millón de vueltas. y, con respecto al suceso... lo siento pero eso no se los perdono.

      ¡Gracias y ns leemos!

      Eliminar