Páginas

sábado, 30 de noviembre de 2013

La tumba de Ligea


La tumba de Ligeia (The tomb of Ligeia)
(1964)
Director: Roger Corman
Guión   : Robert Towne


Vincent Price
Elizabeth Shepherd
John Westbrook
Derek Francis
Oliver Johnson 

 
 
 
 Lady Ligeia ha muerto. Su viudo, Verden, encontrará el amor en otra mujer: lady Rowena…

Esta película es una de las muchas que el realizador Roger Corman realizó en los sesenta y que tuvieron como eje principal estar basadas, de manera muy libre, claro, en los famosos relatos cortos de Edgar Allan Poe. En esta ocasión, como en  muchas (la mayoría de ellas) va a tener como protagonista al gran Vincent Price que, otra vez, se desenvuelve como pez en el agua en un papel a caballo entre lo dramático y lo siniestro, personajes que, por cierto, le marcaron para el resto de su carrera.
A favor puedo decir que…

El comienzo está muy bien y es realmente prometedor: unos hombres llevan un ataúd. Nos enteramos que la difunta es Ligeia y que su viudo es Verden (Price) Dicho de otra forma: un modo estupendo de meter al espectador en situación. Y, por si no queda claro el tipo de terror que vamos a tener por delante, atentos a las palabras del cura: “…No puede enterrarla en tierra sagrada, no era cristiana…” Y es aquí donde vemos un momento que es una de los que más me gustan de la peli: un gato negro (claro) salta sobre el ataúd y hace que el cadáver abra los ojos. Es un hecho que no afecta a la historia en lo más mínimo pero queda muy bien, un modo de que el personal de un pequeño respingo y, de paso, clave los ojos en la pantalla para ver qué pasa luego. Y la sonrisa de Price después de abrir el ataúd y cerrar los ojos de su mujer, no tiene precio. Qué grande.
 
 
 
 
 
A lo largo de todo el inicio, con presentación de personajes incluida (Rowena, Christopher), se va planteando toda la historia desde el punto de vista del misterio más que desde el del terror propiamente dicho. Por eso, vemos que Verden se muestra muy tétrico y misterioso con esas gafas y todo de negro, teniendo una reacción muy extraña cuando Rowena le hace una visita (lo de extraña es un modo amable de decirlo ya que intenta estrangularla) que no presagia nada bueno. Esa sensación de misterio, de algo escondido, está presente a lo largo de toda la cinta, como el momento en que el gato araña a la pobre Rowena cuando van a besarse. Me parece que esto, en general, está muy bien llevado, haciendo que el espectador se pregunte qué puede suceder o si todo ocurre por mera, simple y siniestra casualidad.
Los toques macabros están colocados de manera muy sutil. Ahí tenemos el momento en el que la fecha de la muerte de Ligeia desaparece porque sí de la lápida, el hecho de que la finca esté a nombre de la difunta o la secuencia en la que seguimos a Rowena con la voz de Price en off hablando de Ligeia. Por eso, como suele ocurrir en las películas de Corman adaptando a Poe, el tipo de terror que vemos aquí se adentra más en el camino de lo gótico, ese terror basado en ambientes opresivos, situaciones oníricas (el sueño de Rowena viene muy bien al caso, lleno de imágenes raras y el dichoso gato negro pululando por ahí) y hechos extraños. Sí, es cierto que Verden tiene conservado el cadáver de su mujer (no sabemos cómo ni tampoco por qué tiene esa postura tan rara; ya lo notarás si ves al peli) pero, con todo, lo macabro está por encima del terror basado en lo desagradable como tal. No olvidemos que esto, a fin de cuentas, está basado en Poe.
Otra cosa que me gusta bastante de esta cinta (cosa que sucede en todas las adaptaciones de Corman basadas en Poe) es lo cuidado que está el vestuario y la ambientación que predomina a lo largo de la misma. Las ropas de los personajes, opulentas y, a veces, extravagantes, los decorados de época y el material de atrezzo me parece muy logrado y hace que, sin duda, te creas que la historia está ambientada en el mil ochocientos y pico.
 
 
Destaco también el final, esa confusión entre Ligeia y Rowena que hace que dudemos acerca de si Verden está loco o, en realidad, la maligna difunta está jugando con él. Tampoco hay que buscarle mucho sentido ya que una de las gracias del maestro Poe es que sus relatos ni son muy lógicos ni tienen mucho sentido. Eso sí, son apasionantes.

En cuanto a los actores, me parecen muy bien. Vincent Price sigue a lo suyo, resultando tan tétrico como cualquiera de las frases lapidarias que suelta. Su atuendo negro en casi todas las escenas le da un aspecto imponente y su rostro refleja a la perfección el tormento interno en el que parece debatirse entre su amor/odio hacia la difunta Ligeia. Y sí, cuando sonríe, me recuerda un poco a lo que le sucedía a Bela Lugosi: resulta todavía más tétrico. Elizabeth Shepherd me parece correcta haciendo nada menos que papel doble, el de Rowena y el de Ligeia. Claro que, al menos en mi opinión, se luce más con la primera que con la segunda ya que esta sale bastante menos y lo que hace, en su mayoría es estar muerta.
 
 
¿En contra?
Bueno, hacer una película de más de hora y media de un relato de pocas páginas implica una cosa: hay que meter mucho contenido adicional para poder llevarlo a cabo. Y esta película es un ejemplo de ello, como lo son también otras de las dirigidas por Corman. Y aquí entran las opiniones personales ya que una de las máximas virtudes de las narraciones de Poe, a parte de la genialidad que destilan en sus argumentos, es que muchas de ellas son relatos muy cortos, condensados, cuya lectura vapulea al lector de manera brutal. Quizás, al convertirlos en películas de larga duración pierden un poquito de esa gracia pero, en fin, ahí quedan. Creo que algunas escenas, como la de la hipnosis, está metida con calzador, dándome la impresión de que empiezan hablando de una cosa y terminan por otra, así, porque sí. Lo mismo me sucede con el momento final: Verden está hecho un lío porque no sabe quién es Rowena o quién Ligeia. El caso es que, para él, las dos han muerto. Muy bien. ¿Cuál es la reacción ante ello? Coger un látigo y ponerse a perseguir al gato negro que, dicho sea de paso, no hace  más que incordiar durante todo el metraje. Claro, era lo idóneo para poner la excusa de que si caen unas velas ardiendo en el castillo, perecen entre las llamas con los amantes dentro. Bueno, para mí, algo precipitado pero…
Eso es todo. La película me gusta. Recuerdo que, de jovencito, pusieron en la tele un ciclo dedicado a Roger Corman y a Poe y servidor de ustedes las grabó todas. Tengo un especial recuerdo de esta tumba porque usé ciertos pasajes en un proyecto personal hace muuucho tiempo. La cinta, que quede claro, no es el colmo del cine de terror ni tampoco la considero una maravilla pero sí me hace pasar un buen rato y, además, es la excusa perfecta para disfrutar e Vincent Price en su salsa. Eso sí, vaya esto por delante, soy de la opinión de que a Poe hay que leerlo, no verlo en la pantalla.
Por cierto, si te suena Elizabeth Sheperd, dale un repasito a La Maldición de Damien, la segunda parte de la Profecá, y descubrirás que es la pobre y desgraciada periodista es masacrada por un cuervo y luego machacada por un camión...

Vigilad el cielo.
 
 

11 comentarios:

  1. Suena como una película que vale la pena ver, leí nada más la parte del gato saltando en el ataud y lo de lapida a la cual se le borra la fecha, vi las fotos de los ojos abriendose que pones.

    Me encantan las historias de Edgar alan Poe, Las que me gustan son la de La Mascara de la Muerte roja y las que son de detectives, pero todas me gustan así que no quiero spoilearme nada...mejor directamente busco la película online y te digo que me parecio.

    Saludos.

    Traffic Club

    Blog de Waaarrior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Warrior!

      A mí también me encanta Poe; es algo así como una debilidad. Las adaptaciones que Corman realizó allá por los sesenta me parecen divertidas. Se salta lo que le da la gana y pone lo que le apetece pero, en conjunto, creo que merecen la pena verse.
      Si la ves me cuentas.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Israel!

    ¡Qué grande que es Poe! Esta versión la vi cuando era pequeña pero no la recordaba. Ahora que he leído la entrada me has refrescado la memoria. Obviamente, por aquella época, no sabía quien era Poe. Creo que tengo que revisarla para poder apreciarla :)

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      La verdad es que las películas basadas en Poe que rodó Roger Corman me parecen muy entretenidas y agradables de ver, aunque, muchas veces, el espíritu literario quede un poco atrás (como, por ejemplo, en la versión de El cuervo, que no tiene nada que ver con el texto) Esta tumba de Ligeia siempre fue de mis favoritas, sobre todo, porque Price se mete en un papel que le viene que ni pintado y eso se nota.
      Y, sí, Poe es grande, enorme, colosal...

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Vi esta película en mi infancia y recuerdo que me aterró mucho. Ha visto varias veces otras adaptaciones de Poe realizadas por Corman, pero esta no he vuelto a verla desde entonces. Me gustaría revisarla, aunque también me gustaría no romper el recuerdo que tengo de ella de cuando la vi en aquella época.

    Saludos.

    TRAFFIC CLUB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Axa.

      Me pasaba lo mismo que a ti y, si bien es una adaptación que se toma muchas libertades, sigue conservando esa magia. Si la revisas, esperoq que te siga gustando.

      Nos leemos...

      Eliminar
  4. Hola... aprovecho para responder tu comentario, de hecho Carrie, Salem´s Lot y El respalndor son ese orden, los primeros 3 libros de King y todos son muy buenos, hare un post sobre salem lot, esta vez no solo curiosidades sino también rgeseña y todo.

    Sin embargo a mi King donde deberas me atrapo fue con La torre oscura, es una historia de acción Fantasia... como el señor de los anillos o Harry potter... pero en mi opinón mas interezate..por ser de de King tiene tintes de terror sin ser terror que no le can nada mal a la historia te la recomiendo.

    De autores de terror me gustan H.P. Lovecfraft, Poe, Ted Deker y King... pero con King te dire que no me atrapo exacamente el terror diamos que sus persoanjes se me hacianc omunes como alguien que me podria encontrar en la calle por eso me gustaron, también me gusta que trata temas como el bulling, el racismo, la amistad, el destino... Etc.

    Bueno y me da curiosidad porque no es sant de tu devoción, si es pr las peliculas nomas te digo que el no escribe los guiones jaja.

    Saludos.

    Y ps date una vuelta ami blog de comics, quiero saber que opinas de la nueva peli.. de Spiderman y de Infinity.

    Saludos

    Blog de warrior

    Traffic club.

    ResponderEliminar
  5. Hi, Warrior!

    Pues sí, para mí, King lo hizo muy bien con Carrie o El misterio de Salems Lot (Buscaré en tu blog esa reseña porque, con respecto a la peli, la tengo ya escrita y la publicaré un día de estos) Luego he ñeído otras que me han dejado bastnate frío pero, como siempre digo, sobre gustos...
    De la Torre Oscura no he leído nada pero he oído muy buenas críticas (y, según parece, llevan años intentándola llevar al cine)
    Ya sé que King no escribe los guiones jejejejeje. Deja, deja, que desde que hizo La rebelión de las máquinas, mejor que se esté quitecito y siga eso de "Zapatero a tus zapatos"

    Gracias pro comentar, compañero y ¡nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  6. Jaja si lo de la rebelion de las maquinas fue horrible y el lo sabe por eso nunca más dirigio XD. Jaja es una película muy chistosa.

    sALUDOS.

    ResponderEliminar
  7. Pues sólo pasaba por aquí de nuevo...creo que comenzare a explorar tus post antiguos y comentar ahÍ .

    Saludos n_n

    Traffic club,, blog de de mí (warrior)

    ResponderEliminar
  8. Pues encantado de tenerte por aquí, Warrior.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar